Eficiencia energética: neumáticos con etiqueta F, ¿qué ha cambiado?

¿Qué sabes de los neumáticos con etiquetado europeo F? En Goodyear te enseñamos todo lo que debes saber al respecto

Un parque móvil europeo más eficiente es el objetivo que se encuentra en la última disposición de la Unión Europea que ya ha entrado en vigor. A partir del pasado 1 de noviembre, no se pueden fabricar neumáticos de turismo y camioneta con calificación F eficiencia energética. ¿Qué sabes de los neumáticos con etiquetado europeo F? ¿Cómo afecta al consumidor? Goodyear cuenta lo que debes saber sobre eficiencia energética y etiquetado europeo.

¿Neumáticos prohibidos?

El etiquetado europeo evoluciona año tras año de manera que los neumáticos con calificaciones inferiores irán desapareciendo. En 2014 dejaron de fabricarse los neumáticos una G en ahorro de combustible. Según el reglamento CE 661/2009 se establece, a partir del 1 de noviembre de 2018, un nuevo límite máximo de resistencia a la rodadura:

  • categoría C1- Turismos: el etiquetado mínimo será el E (el límite máximo de resistencia a la rodadura será de 10,5 kg/t)
  • categoría C2 – camioneta menor o igual a 3500 kg, SUV y 4×4: el etiquetado mínimo será E (el límite máximo de resistencia a la rodadura será de 9 kg/t).

¿Qué significa esta nueva medida? Desde noviembre de 2018 no se pueden fabricar neumáticos con etiqueta F en eficiencia energética, pudiéndose seguir vendiendo en los siguientes 30 meses, es decir, hasta mayo de 2021. Lo dice el Reglamento 661/2009 sobre requisitos de homologación. Ningún producto Goodyear o Dunlop lleva una F en eficiencia de combustible en la etiqueta europea. Otras marcas como Fulda, Sava o Debica han dejado de producir estas categorías inferiores adaptando y mejorando su etiquetado para ajustarse a la normativa europea. Los usuarios que sigan utilizando neumáticos F durante el periodo de transición no se verán afectados por ningún tipo de sanción ya que la UE limita la fabricación, pero no la venta hasta 2021.

 

No es la primera medida que la UE toma en este sentido. Ya en 2014 fijó que debían dejar de comercializarse los neumáticos clasificados como G en materia eficiencia energética (ahorro de carburante) y F en seguridad (adherencia sobre superficie mojada). Los modelos que ahora desaparecen son los calificados como F dentro del apartado de resistencia a la rodadura.

El objetivo europeo es que los nuevos neumáticos presenten la menor resistencia a la rodadura posible con lo que esto significa de ahorro en consumo y, lo que preocupa más a Europa, reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Entre un neumático con etiqueta eficiente de clase A y uno de clase G puede haber una diferencia de consumo del 7,5%. Lo que representa un ahorro de 50 litros cada 10.000 kilómetros en un coche que consuma 7l/100 Km.

A partir de mayo de 2019, también deberán dejar de fabricarse los neumáticos que tengan 3 ondas en ruido externo, considerados como muy ruidosos al superar los límites de decibelios marcados por la UE.

Qué es el etiquetado europeo de neumáticos

El etiquetado europeo de neumáticos es un sistema estandarizado que nos aporta información sobre tres aspectos básicos en un neumático: la adherencia en superficie mojada, el ahorro de combustible y el ruido. La etiqueta europea es una herramienta valiosa para conocer nuestro neumático y sus características.

No es la primera vez que decimos que nuestros neumáticos dicen mucho. Diferentes códigos y numeraciones en los flancos aportan diferente información sobre el índice de carga y velocidad, la fecha de fabricación… Además, desde el 1 de julio de 2012 se estableció la obligatoriedad en todos los países miembros de la UE de informar al consumidor a través del etiquetado europeo sobre las principales características de los neumáticos de turismos, camiones ligeros y camiones pesados pertenecientes al territorio comunitario. Qué información aporta el etiquetado europeo:

  • La resistencia a la rodadura o al rodamiento que se relaciona con el ahorro de combustible y las emisiones de CO2. Es la etiqueta de eficiencia energética.
  • La adherencia en superficie mojada o la distancia de frenado sobre suelo mojado influye claramente en la seguridad.
  • El ruido de la rodadura del neumático que se relaciona con la contaminación acústica.

Ahorro combustible y eficiencia energética

¿Sabías que elegir neumático puede ahorrar hasta el 20% del consumo de combustible? El ahorro de combustible recibe una calificación siguiendo una escala de colores en el etiquetado europeo y una nominación de la A a la G.

  • A (verde): calificación máxima en ahorro de combustible
  • G (rojo): calificación mínima en ahorro de combustible
  • La calificación D no se utiliza en los turismos
  • Los neumáticos clasificados como F dejan de comercializarse a partir de noviembre de 2018.

Elegir unos neumáticos con calificación A puede llegar a ahorrar más de 6 litros de combustible en cada 1.000 km, lo que supone un ahorro 300 € en toda la vida útil de los neumáticos, además del impacto ambiental. El control de emisiones contaminantes es una de las claves de la nueva ITV de neumáticos.

Seguridad y adherencia en superficie mojada

El etiquetado europeo incluye también información sobre la adherencia en superficie mojada. Si pisamos a fondo el freno a 80 km/h, un juego de neumáticos con calificación A ofrece una distancia de frenado hasta 18 metros más corta que unos con calificación F. La adherencia en superficie mojada se mide con una escala de la A a la F:

  • A es la calificación máxima
  • F es la calificación mínima
  • Las calificaciones D y G no se utilizan en turismos

Ruido y etiquetado europeo

La UE también presta atención a los decibelios que emite el ruido externo del neumático. Los decibelios se miden a partir de una escala logarítmica, por lo que el aumento de unos pocos decibelios representa una gran diferencia en los niveles reales de ruido. De hecho, una diferencia de 3 dB duplica el nivel de ruido externo del neumático. Para medir el impacto medioambiental del ruido de rodadura, el etiquetado europeo usa un sistema de pictogramas:

  • Una onda negra: silencioso (3 dB menos que el límite europeo o un nivel menor)
  • Dos ondas negras: moderado (3 dB menos o igual al límite europeo)
  • Tres ondas negras: ruidoso (supera el límite europeo)

Toda esta información la encontrarás en el propio neumático durante el proceso de compra. Busca la etiqueta europea y comprueba las especificaciones de tus neumáticos en eficiencia, agarre y ruido.