Enoturismo en Aragón: ruta de norte a sur a ritmo de vino aragonés

Turismo enológico en Zaragoza y Huesca, con sus cuatro denominaciones de origen: Cariñena, Campo de Borja, Calatayud y Somontano. Todo lo que necesitas saber aquí

El turismo enológico en Aragón lleva años siendo uno de los motores económicos de la comunidad. Gracias a sus cuatro denominaciones de origen (Cariñena, Campo de Borja, Calatayud y Somontano), las provincias de Zaragoza y Huesca cuentan con visitantes que disfrutan de los paisajes pirenaicos, aprenden sobre sus variedades de uva y su vendimia y degustan los productos típicos de la zona que maridan con sus vinos.

La cultura del vino cada vez gana más adeptos. El enoturismo está de moda y es uno de los sectores turísticos con mayor crecimiento en nuestro país. La clave de su éxito radica en que se basa en tres pilares con mucho gancho: turismo rural, cultural y gastronómico. Una experiencia muy completa que en cada punto de nuestra geografía tiene particularidades diferente pero igualmente atractivas.

Descubre con Goodyear las mejores rutas para disfrutar del enoturismo en Aragón.

Enoturismo Aragón Somontano

Ruta del vino de las piedras en Cariñena

El río Huerva es uno de los afluentes más importantes del Ebro y el protagonista de la comarca del Campo de Cariñena. Una zona de acantilados escarpados por donde pasaron íberos, mudéjares, visigodos y romanos dejando su impronta en su amplio patrimonio artístico gótico, mudéjar y renacentista y… en su gran cultura vitivinícola.

Plinio el Viejo fue el encargado de llamar Carae al municipio que se encargaba de abastecer de vino a Caesaraugusta (Zaragoza). Desde entonces los viñedos de Cariñena gozan de gran fama a nivel internacional debido a la variedad que lleva su mismo nombre (cariñena) y a la garnacha tinta.

El enoturismo en Cariñena lleva tiempo siendo referencia en España. Sus rutas del vino proponen hasta 16 senderos para conocer sus asombrosos paisajes y es frecuente ver autobuses que acuden desde la capital aragonesa para conocer sus viñedos y bodegas, como la de Dominio de Longaz, Hacienda Molleda o la Heredad de Ansón de Muel, tres de sus grandes referentes enológicos. Del mismo modo que también son muchos los que acuden a conocer su Museo del Vino de la D.O.P. Cariñena o a relajarse en alguna sesión de vinoterapia.

Ruta de la garnacha en Campo de Borja

La garnacha aragonesa es muy apreciada por enólogos de prestigio y en Borja lo saben. Por ello, desde 2009, bajo el amparo de la C.R.D.O. Campo de Borja se promueve la Ruta de la garnacha donde se integran 34 establecimientos entre bodegas, enotecas, restaurantes y alojamientos. De esta forma, se ponen de relieve 27 destinos enoturísticos donde la gastronomía local y el vino son las estrellas.

Agón, Borja, Fuendejalón, Pozuelo de Aragón, Ainzón o Fréscano son alguno de los municipios que presentan gran diversidad paisajística desde zonas áridas de panorámicas interminables hasta sotos frondosos o bosques mediterráneos. Todo ello sin olvidar sus icónicas bodegas en cerro que protagonizan una de las estampas más entrañables para los amantes del buen vino.

Esta ruta del vino incluye visitas a ocho de las bodegas de la denominación de origen Campo de Borja. En ellas se organizan catas de vinos de Aragón y actividades educativas para conocer de cerca el mundo del vino y sus tradiciones.

Enoturismo Aragón Calatayud

Ruta del vino de Calatayud

Concursos de tapas asociados al vino, exfoliaciones e hidrataciones realizadas con caldos de garnacha, packs “Vino – Agua – Piedra” que incluyen balneario, visita al Monasterio de Piedra y a una bodega, o planes que combinan golf y cata de vino son algunas de las actividades más originales que proponen desde la D.O. Calatayud. Una denominación de origen muy activa de cara al turismo enológico que un año más celebrará el Día Europeo del Enoturismo (que este 2018 está programado para el domingo 11 de noviembre) fletará cuatro autobuses con visitas culturales (al Parque Nacional Museo de Piedra o al Yacimiento Arqueológico Bilbilis…) y actividades en varias bodegas.

Calatayud es una ciudad que tiene las bodegas con más encanto de Aragón. Aunque no solo destacan sus bodegas, en el municipio destaca su colegiata, la iglesia de San Juan el Real o el palacio de Erlueta, lugares altamente recomendados que completan perfectamente cualquier actividad turística donde el vino sea protagonista. No en vano, en sus calles han sido el escenario de varias películas.

Ruta del vino Somontano

Somontano es la única denominación de origen aragonesa que no se encuentra en la provincia de Zaragoza. En este caso, los enoturistas tenemos que viajar a Huesca para disfrutar de la Ruta del vino Somontano. Concretamente a Barbastro la ciudad que nació a orillas del río Vero.

Catedral gótica, minarete árabe… Barbastro es un municipio que conserva la belleza de épocas pasadas, seguramente debido a que sus vecinos ponen cuidado en hacer las cosas bien. Y la mejor muestra de ello es su gastronomía: quesos, aceite, tomates rosa, espárragos, crespillos ¡Y vino!

La D.O. Somontano también sabe cómo dar valor a su producto. Cada agosto su famosa Muestra del Vino donde nunca faltan actuaciones musicales y en otoño es el momento de Catando Somontano con 20 propuestas diferentes durante el mes de noviembre para degustar y disfrutar del buen vino y de la gastronomía aragonesa.

El enoturismo en Aragón está en auge. La calidad de sus vinos, la riqueza de su patrimonio artístico y cultural y las bondades de su gastronomía justifican el crecimiento de un sector que cada vez goza de más popularidad y ofrece actividades alternativas que cuentan con buena acogida.