Triángulo máxico: el Entroido en la provincia de Ourense

El Entroido en Ourense es mucho más que disfrazarse: hay batallas de harina, se lanzan hormigas, ¡y mucho más!

Batallas de harina, lanzamiento de hormigas remojadas en vinagre, comparsas, sonido de bombos, peliqueiros y pantallas. Viajamos al Carnaval del interior de Ourense, uno de los más transgresores y auténticos de la Península.

En la provincia de Ourense existe un triángulo mágico en el que el “Entroido” o “Antroido” es mucho más que disfrazarse. Las localidades de Verín, Xinzo y Laza forman los vértices de este Carnaval centenario que ha sabido mantener tradiciones, conservar sus figuras típicas e implicar a toda la comunidad para que participe en una fiesta que año tras año recibe a miles de visitantes. Diferente a otros carnavales reconocidos de la Península, Ourense se rinde al Entroido.

Xinzo, el Entroido más largo

Es uno de los Carnavales más largos del mundo ya que dura cinco semanas. Empieza con el “Sábado Petardazo” y “Domingo Fareleiro” (prepárate para que te ataquen con harina sin compasión alguna), continúa con el “Domingo Oleiro” (se tiran al aire unas vasijas de barro), sigue con el “Domingo corredoiro” -en el que salen por primera vez las “pantallas”, la máscara típica de este municipio- llega el propio Carnaval y finaliza con el “Domingo de Piñata”.

Hay una serie de normas que debes cumplir si vas a Xinzo en estas fechas: si te echan harina no podrás reclamar ni enfadarte; es una tradición, un elemento más de la fiesta, así que lo recomendable es llevar ropa a la que no tengas demasiado aprecio e ir aprovisionado de casa con tu propia harina. Otro dato básico es que el “Domingo Corredoiro” si te presentas en la villa sin disfraz -algo poco aconsejable- y una “pantalla” te conoce tendrás que pagarle lo que consuma.

Entroido en la provincia

Verín, empiezan las comadres 

Los verineses no vuelven a casa por Navidad sino por Carnaval. La fiesta empieza el “Jueves de Compadres” y continúa con el “Jueves de Comadres”, una noche en la que originariamente sólo podían salir las mujeres. Para que los hombres también puedan hacerlo ahora optan por disfrazarse, sumándose a una fiesta que reúne a miles de personas en restaurantes y calles del municipio.

La figura típica de Verín es el “cigarrón”. Se cree que su origen está en los antiguos cobradores de impuestos del conde de Monterrei. Sus bailes, saltos y carreras son todo un espectáculo. El Carnaval de Verín es una muestra inequívoca de cómo es posible unir tradición y modernidad ya que las chocas de los “cigarrones” conviven con los disfraces más vanguardistas del desfile de comparsas y carrozas.

Cigarrón de Entroido

Laza, a Borralleira, el día grande

Su figura es el “peliqueiro”, el auténtico protagonista de la fiesta y todo un honor para los que se enfundan en esta máscara cuyo atuendo completo puede llegar a pesar más de 20 kilos.El respeto por él es tal que está prohibidísimo tocarlo o cortarle el paso en sus numerosas carreras por las calles del pueblo. Si lo haces es probable que recibas un latigazo con su fusta.

Uno de los días grandes es el Lunes de Carnaval, el “Día da Borralleira”. Por la mañana es la “farrapada”, una “guerra” de barro, y por la tarde la “Bajada de la morena”. En ella los jóvenes del pueblo van armados con tojos para darle al que se cruce por medio y sacos rellenos de tierra y hormigas que tiran a la gente que encuentran a su paso. Para asegurarse que pican bien las aderezan con vinagre. El resultado es una propuesta más que salvaje que cada año atrae a más personas.

entroido-boteiro

Entroido en toda la provincia de Ourense

El triángulo mágico de Ourense tiene muchas paradas en su recorrido. Con las “mázcaras” y “folións” de Manzaneda o los “felos” de Maceda se puede revivir el Carnaval de hace años, ese que consistía en ir por las aldeas con paradas de casa en casa para ser invitado a beber y comer por los vecinos.

En Vilariño de Conso y Viana también hay “folións”. Los integran los vecinos de cada aldea que, por unos días, se reconvierten en músicos para tocar bombos gigantescos y azadas. Los acompañan los “boteiros”, unas figuras coronadas por unas grandes máscaras que pese a su considerable peso no cesan de saltar y correr durante su recorrido. El día más recomendable para visitar Viana es el Domingo de Carnaval (“Domingo Gordo”). Se celebra la fiesta de la androlla, un embutido típico de la zona.  Es un auténtico homenaje al cocido en el que puedes repetir las veces que quieras; es más, te insistirán en que lo hagas. Antes es el desfile de folións por el centro de la villa.

Los troteiros en Bande, el Carnaval de Melón (con rey incluido) o el desfile de comparsas en la capital de Ourense son otras propuestas que merece la pena conocer, porque Ourense es más que termalismo; en entroido es fiesta y tradición.