Turismo en Delta del Ebro: aprovecha al máximo tu escapada

15 abril | 2016 | Goodyear

Desde su nacimiento cerca de Reinosa, Cantabria, el río Ebro hace un recorrido de casi mil kilómetros hasta llegar a su desembocadura en el Mar Mediterráneo, entre los municipios de Deltebre y Sant Jaume d’Enveja, en el sur de la provincia de Tarragona. En su desembocadura, los sedimentos que el río arrastra desde su nacimiento se van depositando en la costa y con el paso del tiempo ha ido formando el delta del Ebro, el tercero más grande de todo el Mediterráneo tras el del Nilo y el del Ródano.

El paisaje del delta varía mucho en función de la época del año en la que se visita. La producción de arroz es la principal actividad económica de la región, aparte del turismo. Los arrozales forman parte de la fisonomía del paisaje del delta y, según las estaciones del año, la gama de colores varía desde el amarillo y marrón en invierno hasta el verde de los campos de arroz en verano.

¿Qué hacer en el Delta del Ebro?

Recorrer en coche las carreteras del Delta. Numerosas carreteras de tierra se adentran por el delta del Ebro. Tener un mapa a mano es imprescindible para ubicarse por el entramado de caminos. Podréis visitar las distintas balsas, entre ellas, la Balsa de las ollas o La Tancada o las playas del Delta del Ebro como Riumar y la Playa del Trabucador.

Pasear en bicicleta. Una actividad muy popular, especialmente para familias, es alquilar bicicletas y recorrer la Balsa de L’Encanyissada. Se tarda aproximadamente unas dos horas en recorrer su perímetro y puedes parar en sus miradores para observar los flamencos rosados que allí habitan y otras aves del parque natural.

Itinerarios ornitológicos. El delta del Ebro es una zona de alto valor ecológico pues numerosas especies animales habitan en él. Es un lugar de visita obligada para los amantes de la ornitología, pues en él habitan numerosas especies que van desde el flamenco rosado a la extraña gaviota Audouin. En la Oficina de Turismo del Delta del Ebro tienen preparados varios itinerarios ornitológicos para los amantes de esta disciplina.

Paseo en barco por la desembocadura. La única forma de poder ver cómo las aguas dulces del río Ebro se juntan con las saladas del mar Mediterráneo es ir en una de las excursiones organizadas en barco que ofrecen varias compañías y que parten desde El Garxal.

Rutas a caballo. Se pueden realizar diferentes travesías a caballo por las playas desérticas del Delta.

Kyte surf. El delta del Ebro es una zona extremadamente ventosa por lo que mucha gente se desplaza hasta allí para practicar kyte surf o wind surf. La zona donde podrás ver más tablas es en la Playa del Trabucador.

Comer un buen arroz. La zona del delta del Ebro es famosa por su gastronomía y, si es zona de cultivo de arroz, no podía faltar en la agenda de actividades comer un buen arroz presentado de formas distinas. Paella, Arroz viudo, Arroz a banda y Arroz negro son algunos de los platos que puedes degustar en esta zona. Te recomendamos Lo Mas de Nuri en Riumar.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan