Escapadas low cost perfectas para este enero de 2018

Hemos seleccionado las mejores escapadas para disfrutar de este enero en España. Mira los destinos, ¿los conoces todos?

Si las Navidades han afectado más de lo esperado a tu cartera pero sueñas igualmente con viajar anota estas escapadas low cost perfectas para compatibilizar con la cuesta de enero. Los regalos de Navidad, las cenas con los amigos, el traje que te has comprado para Fin de Año… Aunque te hayas propuesto organizarte y gastar lo menos posible ya estás comprobando que no lo has cumplido… ¡y aún no ha acabado el año! Si aún así sueñas con una escapada durante las próximas semanas desde Goodyear te ayudamos a hacerlo. Estamos convencidos de que es posible empezar el año viajando sin que eso signifique un gran desembolso. Tenemos las escapadas low cost perfectas para la cuesta de enero.

Grazalema: ruta por los pueblos blancos

Los pueblos blancos de la sierra de Grazalema, en Andalucía, es una propuesta de viaje para hacer sin prisas, parando en los miradores, paseando por las callejuelas de cada aldea, sus calzadas romanas, visitando sus museos (como el del agua)… Zahara, Grazalema, Arcos de la Frontera, Setenil, Ronda o Ubrique forman parte de esta ruta en la que el aspecto paisajístico y natural se combina con la artesanía y la gastronomía. No te pierdas sus chacinas y embutidos, la sopa de espárrago o el cordero al horno.

Escapada a Cazorla

Cáceres: patrimonio cultural y natural único

Cáceres es una de esas ciudades  que siempre tiene algo que ofrecer y, aún así, sigue siendo una gran desconocida para muchos viajeros. Su casco histórico -Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1986- es uno de los mejores conservados de toda Europa. La Plaza Mayor, la Torre de los Púlpitos o el Palacio Episcopal son algunos de los puntos de interés. Más que recomendable pasear, pasear… y dejarse llevar (tanto por el día como por la noche). Si quieres aprovechar tu visita a Cáceres para conocer otras zonas de la provincia el Parque Nacional de Monfragüe es un imprescindible. En él podrás avistar cigüeñas negras, águilas imperiales o la mayor colonia de buitres de Europa.

Valle del Baztán: palacios, cuevas y trenes de 1924

El municipio más extenso de Navarra está enclavado en los Pirineos con un paisaje único salpicado de palacios y caseríos (muchos de ellos reconvertidos en casas de turismo rural), molinos, monumentos megalíticos, cuevas… Ponte al volante  y no te olvides parar en el mirador de Ziga o la cima de Gorramendi para disfrutar de unas panorámicas únicas de la zona. Más que recomendable el tren de cremallera de Larrún (en la zona francesa), un vehículo del año 1924 que realiza un viaje de 35 minuto hasta la cima de la montaña.  El patrimonio natural incluye espacios como las cuevas de Zugarramurdi.

Escapada a Cudillero

Mojácar: casas desafiando a la gravedad

Almería siempre es una buena opción a la hora de elegir destino y Mojácar uno de esos pueblos que debemos incluir en nuestra ruta. Sus casas blancas “colgadas” sobre la Sierra de Cabrera son un auténtico desafío a la gravedad que, además, cuenta con vistas únicas sobre el Mediterráneo. Mojácar cuenta con varias rutas para realizar a pie o en bicicleta en las que se combina mar y montaña. Muy aconsejable alquilar un coche y acercarse hasta Cabo de Gata.

A Mariña lucense: una costa única

En esta zona de la provincia de Lugo hay varios pueblos marineros, como Ribadeo, O Barqueiro o Viveiro, que te aconsejamos añadir a tu lista de “visitas imprescindibles” si no lo has hecho ya. La abrupta costa se “relaja” con playas únicas como la de As Catedrais, mucho menos concurrida que en verano o Semana Santa (hay que reservar para poder visitarla). En el interior no te pierdas Mondoñedo,  su catedral del siglo XII y las cuevas del Rei Cintolo.

Sigüenza: regreso a la Edad Media

Destino perfecto para los apasionados de la Edad Media. Situado a 130 kilómetros de Madrid, este pueblo de Guadalajara tiene con un casco histórico único en el que se conviven edificios medievales, renacentistas, barrocos y neoclásicos. Anota en tu planing de viaje las visitas a la catedral y el castillo, reconvertido en Parador Nacional (el acceso a las visitas es libre excepto en la zona de habitaciones). Además de Historia Sigüenza cuenta con dos espacios naturales protegidos muy cerca: el Parque Natural del Río Dulce y las salinas del Río Salado.

Cudillero:  relax y buena gastronomía

Si estás buscando un sitio que combine tranquilidad, belleza y buena gastronomía Cudillero cumple los tres requisitos. Este pueblo de la costa de Asturias es único por su situación geográfica -sus casas forman un auténtico anfiteatro- y su colorido.  Tras el paseo obligatorio por sus calles y puertos más que aconsejable una ruta por sus miradores, como el de la Garita o Cimadevilla. ¡A sólo 32 kilómetros está Oviedo!

Parque de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

Es el mayor espacio protegido de España, con casi 210.000 hectáreas. Por eso en este Parque Natural de Jaén uno tiene la sensación de auténtica libertad. Sus montañas agrestes, los pinares infinitos o los  profundos cañones dan paso a aldeas de montaña como la de Miller o Pontones.  Dentro de las numerosas rutas por la zona una de ellas es la que discurre por el nacimiento del río Guadalquivir.

 

Albarracín: uno de los pueblos más bonitos de España

Situado a menos de 30 kilómetros de la ciudad de Teruel, ten por seguro que si visitas Albarracín lo harás a uno de los pueblos más bonitos de España. Su palacio episcopal, el mirador del castillo y la catedral no pueden faltar en una visita para la que te recomendamos reservar tiempo para pasear por sus callejuelas en las que los amantes de la fotografía encontrarán rincones únicos. Eso sí, Albarracín está situado a 1.182 metros de altitud…¡así que no te olvides un buen gorro,  guantes y cadenas para el coche por si nieva!

Alto Mijares: termalismo y naturaleza

En el interior de la provincia de Castellón es perfecta si buscas relax, naturaleza y te gustan deportes como la escalada. Las rutas de senderismo pueden combinarse con paradas en pueblos como Montanejos (una villa termal);  Cirat (recomendable su museo etnológico) o Villahermosa del Río (rutas de barrancos). Son todos pueblos pequeños, que no suelen llegar a los mil habitantes, y con menos turismo que otras zonas de Valencia, como la capital.

¿Has decidido ya destino? Sabemos que es difícil decidirse pero seguro aciertas con el perfecto para desconectar de la Navidad y empezar el año con las mejores escapadas low cost a prueba de cuestas de enero.