Etiquetado de neumáticos: cómo leer el etiquetado europeo

Gracias al etiquetado de los neumáticos podemos saber si son eficientes y cómo afectan a la conducción. Te lo explicamos

Tus neumáticos te hablan. ¿Cómo saber que te dice su etiquetado? ¿Cómo se sabe si un neumático es eficiente? ¿Qué es la adherencia en superficie mojada? ¿Qué es el ruido de rodamiento y cómo afecta en la conducción? Desde el 1 de julio de 2012 se estableció la obligatoriedad en todos los países miembros de la UE de informar al consumidor a través del etiquetado europeo sobre las principales características de los neumáticos de turismos, camiones ligeros y camiones pesados pertenecientes al territorio comunitario. Las características que aparecen en dicho etiquetado son, concretamente, tres: la eficiencia del combustible, el agarre sobre mojado y el nivel de ruido exterior.

Qué te dice tu neumático sobre la eficiencia del combustible

El etiquetado de tus neumáticos aporta información importante del consumo de carburante.  Aparece representada con la imagen de un neumático y el símbolo de un surtidor de combustible, acompañados de una escala con diferentes franjas de color, que marcan el coeficiente de rodadura. Este presenta una relación directa con el consumo de carburante y oscila entre la letra A y G. La de menor consumo es la A y la de mayor consumo es la G. En este sentido, se estima que utilizar 4 neumáticos de la clase A en nuestro vehículo nos podría suponer un ahorro de nada menos que unos 300 € a lo largo de la vida útil de dichos neumáticos, a lo que tendríamos que sumar, por consiguiente, un número menor de emisiones contaminantes de CO2 al medioambiente o lo que es lo mismo una conducción más eficiente.  Estudios de Goodyear muestran que si todos los coches europeos circulasen con neumáticos con calificación A (calificación máxima en ahorro de combustible), se ahorraría 27 billones de euros en combustible al año, que a su vez supondría una reducción en emisiones de CO2 de 20 millones de toneladas.

Etiquetado europeo y agarre sobre mojado

Otra característica que se destaca en el etiquetado es el agarre sobre mojado.  Se representa con la imagen de un neumático que desprende gotas de agua y el símbolo de una nube con lluvia, acompañados de una gradación, que va de la A a la G, pero sin colores. En este caso, los neumáticos se clasifican en función del denominado índice de adherencia en superficie mojada y está comprobado que, a una velocidad de 80 km/h sobre superficie húmeda, existiría una diferencia de frenada de hasta 18 metros, en favor de los los turismos que portan neumáticos de la clase A, los que presentan mayor seguridad en esta clasificación; frente a los de la clase F, los menos eficientes; ya que los de la clase G no se contabilizan para este tipo de vehículos.

etiquetado europeo

¿Qué es el ruido exterior de rodadura?

La tercera característica objeto de etiquetado es el nivel de ruido exterior de rodadura de los neumáticos. Normalmente, aparece representado, en la parte inferior de la etiqueta, con una imagen de un neumático que emite hasta un total de 3 ondas, correspondientes a las ondas sonoras, acompañadas del valor preciso en dB. El ruido exterior de rodadura será menor, si solo presenta remarcada una de las ondas, lo que equivaldría a un máximo de 68 dB. Si aparecen dos ondas destacadas, el ruido exterior de rodadura oscilaría entre 69 y 71 dB. Finalmente, si aparecieran las 3 ondas remarcadas, eso significaría que el sonido emitido por los neumáticos podría alcanzar hasta 74 dB. Al respecto, se han realizado estudios que demuestran que 3 dB menos de ruido exterior de rodadura pueden suponer una sensación de reducir el sonido a la mitad.

¿Qué más información dice tu neumático?

¿Quieres conocer el verdadero significado de las marcas que aparecen en tu neumático? Fuera de eje, a continuación del nombre, encontrarás una secuencia de letras que aportan información al conductor.

A – La anchura nominal de la llanta en milímetros, medido flanco flanco.
B – La relación entre la altura y la profundidad, expresada como un porcentaje (si no está presente, se supone que es 82%) y el tipo de neumático: Radial (más común), diagonal o sesgo.
C – Código de diámetro de la rueda.
D – Índice de carga, tiene un marco específico que va a 60-139, e indicando 250-2400 kilos, el valor máximo que soporta cada neumático.
E – Índice de velocidad: Este indicador A1 Y y también tiene una tabla específica, lo que indica la velocidad máxima recomendada, 5 300 km / h.

Además, se pueden encontrar letras se refieren a características especiales como en el caso de TL sin cámara de aire, M + S barro de los neumáticos y la nieve, RF para cargas excepcionales o RFT para “run flat”.

Fecha de fabricación del neumático

Bajo esta primera codificación, se encuentra siguiente después del “DOT”, el código de fábrica, el tamaño y la fecha de fabricación del neumático, un conjunto de cuatro números, con el primer par para indicar la semana y el segundo el año. Por ejemplo, “2614” indica la semana 26 del año 2014.  No existe relación directa entre la fecha de fabricación (DOT) y la vida útil de un neumático. Por tanto, la fecha de fabricación de un neumático no afecta a su rendimiento, no influye en su vida útil o compromete su calidad. Siempre que estén debidamente envasados ​​y almacenados antes de la entrega, la vida de un neumático termina cuando se alcanza el límite de 1,6 mm de profundidad.

¿Lo ves? Mira todo lo que tus neumáticos intentaban decirte y no sabías escuchar. No pierdas de vista el etiquetado de tus neumáticos para conocer las especificaciones de cada neumático y si responden a tus necesidades.