Fast and Furious: sus coches más icónicos hasta el episodio 8

Hemos seleccionado los coches más icónicos de Fast and Furious desde los inicios de la extensa saga. ¿Cuál te gusta más?

Descapotables, deportivos, clásicos, Lamborghini, McLaren, Aston Martin, Ferrari, Rolls-Royce. Muchos coches han pasado por la saga Fast and Furious tras ocho películas y 15 años de aventuras. Verdaderas máquinas y joyas automovilísticas pensadas para el deleite de un séquito de fans cada vez más numeroso. Ocho entregas han permitido vivir a los protagonistas un sin fín de aventuras, carreras y persecuciones además de cambiar varias veces de coche favorito. De la primera película allá en 2001 a la última Fast and Furious 8 (ya sin el fallecido Paul Walker), por la gran pantalla han pasado desde clásicos como el Dodge de Dom al Mitsubishi Eclipse verde de Brian a lujosos deportivos como el Bugatti Veyron. ¿Favoritos? Repasamos los coches más representativos de la saga Fast and Furious.

Nada menos que 532,5 millones de dólares recaudados en todo el mundo convierten a Fast and Furious 8 en el estreno de más éxito de la historia, superando los números de Star Wars, El despertar de la Fuerza, que se quedó en 529 millones. La última entrega de A todo gas (título en España) tiene en su haber de cifras espectaculares la de invertir 17 millones de dólares en coches. Aunque Dom (Vin Diesel) sigue fiel a los muscle car en la por ahora última entrega de Fast and Furious, Roman apuesta por los superdeportivos como el Lamborghini Murciélago LP640 y la saga, en general, se vuelca hacia los coches de lujo.

Coches de la película

Qué sabemos de Fast and Furious 8

Dirigida por F. Gary Gray (‘Straight Outta Compton’) vuelven en esta entrega Vin Diesel, Dwayne Johnson, Michelle Rodríguez, Tyrese Gibson, Chris Bridges, junto con caras desconocidas en la saga como el omnipresente Jason Statham, Elsa Pataky y Nathalie Emmanuel, además de contar con Charlize Theron como la mala malísima, Helen Mirren, Scott Eastwood y Kristofer Hivju.

La historia (“show must go on” incluso sin Paul Walker) gira en torno a Dominic Toretto (Vin Diesel) que lidera una vez más a este equipo de élite con una misión: impedir que una anarquista desate el caos en todo el mundo y recuperar al hombre que los convirtió en una familia. Dom repite al volante de su Dodge, Tej (Ludacris) prefiere un tanque, Roman (Tyrese Gibson) un Lamborghini rojo y Hobbs (Dwayne Johnson) conduce el vehículo más grande de la película, un Ice Ram.

Islandia, Atlanta, Nueva York, Cleveland y La Habana son algunos de los escenarios que se pueden ver en la película que tendrá continuidad, al menos en dos próximas entregas, según ha confirmado la productora.

Los coches de la gran saga

Dodge, la fidelidad a la marca

Dom es fiel a Dodge y la marca lo sabe, de forma que facilitó al equipo de rodaje 11 modelos SRT8 para Fast and Furious 8. Aunque hasta ahora Dom sentía especial predilección por un Dodge Charger de 1970, en esta última entrega se cambia al Dodge Charger Daytona de 1969, un modelo construido para competir en la NASCAR.

La octava entrega de Fast and Furious se caracteriza además por la presencia de coches de lujo. Hablamos de Aston Martin, Lamborghini, Porsche o Rolls-Royce que comparten protagonismo con modelos tuneados e incluso un prototipo, el Nissan IDx Nismo Concept. De todos, el Lamborghini Murciélago LP640 es nuestro favorito. Puede que juegue a favor haber sido elegido como el coche del Bruce Wayne de Christian Bale, en Batman Begins y The Dark Knight, o simplemente nos enamoren las características técnicas de este coupé descapotable de dos puertas modelos tijera capaz de alcanzar los 333 km/hora y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos.

Las dos últimas enetrgas de Fast and Furious son las entregas de los grandes deportivos de lujpo. Fast and Furious 7 reunió en la gran pantallas varios coches que superan el millón de dólares. Hablamos del Lykan Hypersport o el Bugatti Veyron. El primero es uno de los automóviles más caros y más exclusivos del mundo,1​ así como el primer superdeportivo árabe. Con un precio de 3,4 millones de euros, alcanza los 100 km/h en 2,8 segundos. Su velocidad máxima es de 385 km/h, lo que lo convierte además en uno de los coches más rápidos del mundo. El Bugatti Veyron, que tuvo en su haber ser el coche más rápido del mundo, el trono lo ocupa ahora su sucesor el Bugatti Chiron, cuenta con un motor de 1.200 caballos que le permiten alcanzar los 431 km/hora. La versión básica del coche (Veyron 16.4) se fabricó hasta 2011, y más tarde las versiones Grand Sport y Super Sport se iniciaron en 2009 y 2010.

Fast and Furious

Los coches más icónicos de la saga desde 2001

2001 fue el comienzo de todo. La primera película de la saga, bastante alejada del lujo automovilístico de las últimas entregas, comienza con el agente Brian O’Connor (Paul Walker) infiltrado en la banda criminal de Dom Toretto (Vin Diesel). Mítico es el Mitsubishi Eclipse verde que conducía Brian o el Toyota Supra Targa con el que más tarde participa en la guerra de carreras. En la segunda entrega de la saga encontrarás desde un Ferrari 360 Spider hasta un Camaro del 69. En el repaso a los coches más icónicos de la saga, en “The Fast and the Furious: Tokyo Drift”, los vehículos japoneses son los protagonistas: Nissan 350Z o Mitsubishi Lancer Evolution. En la cuarta entrega, aunque todo lo preside el Ford Gran Torino verde, nos quedamos con los coches que participan en la persecución por los túneles subterráneos con Dom a bordo del Ford, Brian con el Subaru WRX STI y un indomable Ford Mustang GT amarillo. El gran golpe de A todo gas 5 permite a los protagonistas subir de nivel, al menos en cuanto a coches se refiere. Dom se hace con Dodge Challenger SRT8, Brian un Nissan GT-R, Han Lue un Lexus LFA y Rom un exclusivo Koenigsegg CCXR. Fast and Furious 6 es la película de los todoterrenos clásicos como el Mercedes Clase G o el Range Rover.

Vin Diesel ha anunciado ya las películas novena y décima de la saga que serían estrenadas para el 19 de abril del 2019 y 2 de abril de 2021. ¿Qué nuevos vehículos de lujo y prototipos nos ofrecerá la continuación de Fast and Furious? ¿Repetirán modelos clásicos? ¿Abandonará Dom su pasión por Dodge? ¿Qué nueva bestia conducirá Hobbs?