Guia de supervivencia para disfrutar de la Feria de Abril de Sevilla

Descubre con Goodyear esta guía de supervivencia para aprovechar la feria al máximo: fechas, horarios, qué ropa llevar

Un año más esperamos con alegría el comienzo de la famosísima Feria de Abril. Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, esta feria tiene ya 172 y lo que ahora es una de las fiestas más importantes de Sevilla, junto con la Semana Santa, comenzó siendo una feria de ganado y agrícola en el año 1846.

La Feria de Sevilla o Feria de Abril se celebra siempre entre una dos semanas después de la Semana Santa (este año lo hará entre el 15 y el 22 de abril). Comenzó teniendo una duración de tres días y ahora ya dura una semana completa. Muchos sevillanos han solicitado incluso que se amplíe el plazo de su supervivencia ya que, además de ser una gran fiesta, tiene un gran incentivo económico tanto para la hostelería como para el sector turístico de la ciudad.

Los sevillanos viven con pasión la Feria de Abril. Cada año, terminando la feria, ya están pensando en la siguiente y ahorran lo que sea necesario para alquilar el mejor carruaje de caballos, vestir con los mejores trajes tradicionales o disfrutar de las mejores casetas. Muchos consideran esta semana de primavera como sus verdaderas vacaciones, por lo que la mayoría de los sevillanos hacen un parón en su vida para disfrutar al máximo de esta celebración.

Si eres de aquellos que vas a visitar la ciudad por primera vez, te aconsejamos que lo hagas en esta fechas porque disfrutarás de lo mejor de Sevilla. Atento a esta guía de supervivencia que te permitirá disfrutar la Feria como un auténtico sevillano.

Feria de Abril

¿Dónde se celebra la Feria de Abril?

La primera Feria que se conoce se inauguró el 18 de abril de 1947 en el Prado de San Sebastián. Contaba con diecinueve casetas y fue un éxito de asistencia. A pesar de ser todavía una feria agrícola, los comerciantes de la ciudad vieron su potencial por lo que al año siguiente solicitaron plazas en dicho mercado. No sería hasta el año 1849 cuando se pusieron los primeros caminos y, a pesar de su aspecto campestre, comenzaba a ser uno de los eventos más importantes del año. Es en el año 1859 en el que ya se puede decir que la Feria de Abril era más una fiesta que un mercado. Más de 120 casetas y espacios para comer, para los niños etc.

Actualmente el recinto de la Feria se divide en tres zonas, de las que interesan dos: El Real (la nada pequeña ciudad de quince calles  – con nombre de toreros – con un millar de casetas) y la Calle del Infierno (de la que hablaré más adelante). Consigue un plano de la Feria de Abril y, si vas con amigos, acordad puntos de reunión en caso de que os separéis.

Para llegar allí te puedes dar un paseo o bien, la forma más razonable de volver al centro, tomar uno de los autobuses que salen desde el Prado de San Sebastián. Si vuelves de madrugada, las colas, también para los taxis, son legendarias pero a la vez reales.

¿Ir en coche? Sólo hasta Sevilla si vienes de fuera. Circular por la ciudad durante las noches de feria es como hacerlo en una semana en que todas las noches fueran sábado.

Atracciones en la feria

¿Qué horario tiene la Feria de Abril?

Está claro que la Feria no comienza a primera hora de la mañana. Desde su inauguración, con el encendido de luces, la fiestas se alarga hasta bien entrada la madrugada (probablemente mucha gente no dedique nada más que tres o cuatro horas para descansar). La Feria comienza, cada día, al mediodía. Antes solo podrás ver el ajetreo de los trabajadores, que se dedican a limpiar, a reponer bebidas y comida y a dejar todo listo para otro nuevo día de fiesta.

Pero no todo es comer y beber, hay una parte fundamental que es ‘dejarse ver’ y tiene tanta importancia como lo demás. Hombres y mujeres se enfundan cada año en sus mejores galas y realizan los ‘paseillos’ por las calles de la Feria.

Si quieres disfrutar del ambiente más auténtico, durante la tarde podrás ver los coches de caballos y la estampa más habitual, el andaluz con traje corto y guapa sevillana a la grupa de su montura paseando por el Real. Es probable que veas también numerosos famosos, ya que no hay uno que se pierda este evento. Pero probablemente solo los verás de pasa ya que corren a refugiarse en sus casetas privadas en donde pueden disfrutar de la fiesta en la intimidad.

¡Cuidado con el sol! Abril en Sevilla puede llevar a ser el verano del norte y el sol, sobre todo a partir de las una o una y media puede llegar a ser de justicia. Una gorra, un sombrero y crema para la cara deberán ser tus compañeros de viaje habituales.

¿Y qué hacer después? Pues ahora que has disfrutado de los paseos y que has esperado largas colas para disfrutar del ‘pescaíto’ dedícate a recorrer la Feria. Disfruta del baile y la música por la noche y, si no has hecho un plan de visita fuera del recinto, disfruta hasta la madrugada. ¡Consejo! Un chocolate antes de irte a la cama te dará fuerzas para resistir otro nuevo día.

Sevillanas en la feria

¿Qué ropa hay que llevar a la Feria de Abril?

Buena pregunta.  Salvo que montes a caballo (y probablemente no sea el caso porque sino no necesitarías esta guía), olvida ir de traje de corto, pero la gente va bien arreglá a la Feria de Abril.

Lo mínimo son zapatos, nada de deportivas/playeros/bambas, y un pantalón tipo chino/dockers (aunque un vaquero – no roto, por la Vírgen de Triana – también es aceptable), acompañados por camisa y, preparaos para pasar calor, americana. Como un señor, o señorito.

En el caso de las mujeres, lo ideal sería un vestido de corte flamenco. Se venden y se alquilan aunque es cierto que esos días los precios son bastante elevados, por lo que llevar un detalle como una flor en el pelo es una buena opción. ¿Por lo demás? Ropa elegante, ‘de domingo’, para no desentonar con los autóctonos.

Caballos en la Feria

¿Qué es la Calle del Infierno?

La Calle del Infierno es la calle de los pecadores, si por pecadores entendemos a los niños, adolescentes y no tan jóvenes a los que les gusta subirse a atracciones de feria.

En realidad no es una calle sino la zona en la que se ubican coches de choque, piscinas de bolas, tiovivos y todos esos sitios, de cambiante y curioso nombre, donde uno sube para que le hagan girar, le levanten, le bajen, le den vueltas al estómago y le hagan reír de pura adrenalina.

125.000 m2 y 400 negocios diferentes garantizan que habrá algo a lo que subirse sea cual sea tu preferencia a la hora de pasarlo bien. Mi recomendación es que después, y no antes, te tomes un gofre con chocolate en alguno de los puestos. Te servirá para asentar  el estómago de la manera más dulce.

Inauguración de la Feria

¿Cómo se entra en una caseta de la Feria de Abril?

He aquí el meollo de la cuestión. No hay Feria de Abril si no te ‘arrimas’ a una caseta a disfrutar de las viandas y la manzanilla. Pero ¿es fácil entrar? ¿Se puede entrar en todas las casetas?

La respuesta es no. Este año habrá 1.051 casetas ¡lo que se dice pronto! pero muchas de ellas son familiares o de empresas o de asociaciones., es decir, privadas, por lo que lo único que podrás hacer es echar un vistazo desde fuera ¡y a veces ni eso! Son espacios íntimos con los que, quienes las alquilan, pretenden disfrutar de la Feria con tranquilidad. En muchas de ellas habrá famosos, tanto locales como nacionales (alguno internacional se deja caer también por ahí), personalidades, etc. Hay casetas más discretas en las que dos, tres o cuatro familias gastan su dinero para tener un espacio propio para disfrutar de la fiesta. Pero no te preocupes. Tendrás muchas opciones para que tú también puedas ser uno más en la Feria de Abril.

¿Lo ideal? Tener amigos en Sevilla con caseta. Eso es así. Una autoinvitación a una caseta amiga te permitirá disfrutar de lo más tradicional de la Feria. Pero si no tienes esta opción (relacionate con gente de allí para convertirlos en tus amigos y tener una opción el año que viene) puedes ir hasta los numerosos puntos de información en los que te indicarán las casetas públicas (la que corresponden a distritos, partidos políticos, etc) en las que poder disfrutar de un rebujito. Si quieres ir preparado de antes, puedes descargar planos actualizados y direcciones de casetas en Internet.

Gastronomía en la Feria

 

¿Qué se come y bebe en la Feria de Abril?

Para todo lo elegante que es la Feria de Abril en Sevilla, la comida y bebida son sencillas y sin complejos ni aspiraciones, muy de fiesta, muy andaluzas.

La noche del día quince se cena ‘pescaíto’, por eso la llaman la Noche del Pescaíto. Una selección de frituras que hará las delicias de los amantes del pescado. Si eres de carne igual te va a tocar cenar antes en otro sitio. El resto de los días, tapas y/o raciones, porciones pequeñas o platos para compartir. Un clásico, aquí y en cualquier parte, es la tortilla de patatas y para algo más local, los serranitos y la tortilla de camarones. De postre o para última hora de la noche, los denominados ‘calentitos’: churros y buñuelos con un típico chocolate caliente.

Lo que sí que tienes que probar es la bebida local, y en este caso es el rebujito (unos 3 eur en vaso, de 8 a 9 eur en jarra), un combinado donde se mezcla el fino o manzanilla con un refresco de lima-limón. Refrescante y agradable después del segundo, pero con peligro, para la cabeza, a partir del tercero. Estáis avisados. Para pagar es posible que te encuentres en algunas casetas con el sistema de vales, donde has de comprarlos en caja y usarlos al consumir, en lugar de pagar en efectivo.

Imprescindible asistir la primera noche, la que ya nos dijimos que se llaman la ‘Noche del Pescaíto’, al encendido del ‘Alumbrao’. Más de 250.000 bombillas que iluminan el recinto ferial. Es a las doce de la noche del domingo, el inicio oficial de la Feria. Si asistes también al cierre de Feria, no te pierdas los fuegos artificiales. Un lugar perfecto para disfrutarlos será el Muelle de las Delicias. ¿Lo demás? Lo lógico de cualquier viaje: lleva una botellita de agua (insistimos en que el sol puede ser justiciero), calzado cómodo y bolsos y mochilas cerrados, a ser posible hacia delante ya que en grandes aglomeraciones como esta, los carteristas hacen su agosto. ¿Y el lugar de encuentro? No quedes con nadie, bajo ningún concepto, en la Portada de la Feria</b. Ahí queda todo el mundo por lo que pueden pasar horas hasta que te encuentres con tus amigos.

¿Por lo demás? Disfruta de la Feria de Abril, de Sevilla y, en definitiva de Andalucía. Si tienes días disponibles un viaje por la Comunidad será perfecto para finalizar tus vacaciones.

  • Ivan

    Me encanta tu blog! Mi novia y yo por fin nos hemos decidido y este año vamos a visitar Sevilla para la feria de Abril. ¿Es verdad que es muy difícil encontrar alojamiento para esas fechas? Me han recomendado la web de apartamentos de Genteel Home que al parecer están geniales! ¿Qué opción de alojamiento nos recomiendas? He ojeado los apartamentos que tienen y las opiniones y están bastante bien.