Feria de Abril de Sevilla: planes para aprovecharla a tope

Si vas a visitar la Feria de Abril de Sevilla no te pierdas estos planes e ideas que Goodyear y ''Avistu'' te proponemos

La Feria de Abril en Sevilla es probablemente el acontecimiento festivo, no religioso, más destacado en la ciudad en todo el año. Dos semanas después de la pasión y fervor de la Semana Santa que llenan las calles de la capital hispalense, llega el momento de celebrar, comiendo, bebiendo y bailando, que Sevilla tiene un color especial, que en Andalucía el pescaito frito está más rico y que la vida continúa y hay que festejarlo.

Puede que ese que acabo de decir no fuera el concepto original con el que nació la Feria de Abril de Sevilla, pues la primera de la época moderna se celebró en 1847 con un origen comercial y de trata de ganado. Pero donde hay trato, hay dinero y donde hay dinero, hay fiesta y poco a poco la fiesta fue superando en número al comercio de animales y el ganado se sustituyó por sevillanas y sevillanos, baile y cante.
Y en el 2017 el baile, el cante, el ambiente y la diversión atraerán a casi tanta gente de fuera de la ciudad como de Sevilla. Para que sepas qué te espera en la Feria de Abril y casi parecer un sevillano, aquí tienes una pequeña guía para sacarle el máximo partido a un viaje a Sevilla en plena Feria de Abril.

Feria de Abril

¿Cuando es la Feria de Abril?

Contrariamente a lo que pensabas cuando te pusiste a leer este artículo, la Feria de Abril 2017 no se limita a ese mes.

Este año comienza oficialmente a medianoche del domingo 30 de abril, con la iluminación de la portada (dedicada este año al 25 aniversario de la Expo 92) y de las calles del recinto ferial, y se le da triste carpetazo con los fuegos artificiales del sábado 6 de mayo a medianoche.

¿Dónde se celebra la Feria de Abril?

Por toda España y también en el extranjero, pero tú has venido aquí buscando la de Sevilla y la encontrarás en un recinto específico para ella, al sur de la ciudad, entre Los Remedios y Tablada.

Allí están las tres zonas en que se divide, y de la que interesan dos, El Real (la nada pequeña ciudad de quince calles  – con nombre de toreros – con un millar de casetas) y la Calle del Infierno (de la que hablaré más adelante). Consigue un plano de la Feria de Abril y, si vas con amigos, acordad puntos de reunión en caso de que os separéis.
Para llegar allí te puedes dar un paseo o bien, la forma más razonable de volver al centro, tomar uno de los autobuses que salen desde el Prado de San Sebastián. Si vuelves de madrugada, las colas, también para los taxis, son legendarias pero a la vez reales.
¿Ir en coche? Sólo hasta Sevilla si vienes de fuera. Circular por la ciudad durante las noches de feria es como hacerlo en una semana en que todas las noches fueran sábado.

¿Qué horario tiene la Feria de Abril?

Las mañanas no son para ir a la Feria y es sólo a partir del mediodía cuando la gente comienza a acudir, a pasear, a ver y ser visto, y, claro, a comer.

Si quieres disfrutar del ambiente más auténtico de la Feria de Abril, durante la tarde podrás ver los coches de caballos y la estampa más habitual, el andaluz con traje corto y guapa sevillana a la grupa de su montura paseando por el Real.

Eso sí, el sol es inmisericorde a esas horas así que busca la sombra en la medida de lo posible.

A la Feria de Abril puedes llegar al mediodía para comer y salir de ella de madrugada, no sin antes tomarte un chocolate para recuperar las fuerzas consumidas bailando sevillanas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Qué ropa hay que llevar a la Feria de Abril?

Buena pregunta.  Salvo que montes a caballo con una guapa sevillana detrás, olvida ir de traje de corto, pero la gente va bien arreglá a la Feria de Abril.

Lo mínimo son zapatos, nada de deportivas/playeros/bambas, y un pantalón tipo chino/dockers (aunque un vaquero – no roto, por la Vírgen de Triana – también es aceptable), acompañados por camisa y, preparaos para pasar calor, americana. Como un señor, o señorito.

Las mujeres lo tienen algo más complicado y aunque los vestidos de fiesta son siempre un acierto, en la Feria de Abril lo más demandado, vestido y visto son los trajes de flamenca.

Si no tienes ocasión o presupuesto para alquilar uno (los precios de un buen traje son casi prohibitivos y el estilo cambia cada año), viste bien, ponte una flor en el pelo y sonríe. Eso nunca falla.

¿Qué es la Calle del Infierno?

La Calle del Infierno es la calle de los pecadores, si por pecadores entendemos a los niños, adolescentes y no tan jóvenes a los que les gusta subirse a atracciones de feria.

En realidad no es una calle sino la zona en la que se ubican coches de choque, piscinas de bolas, tiovivos y todas esos sitios, de cambiante y curioso nombre, donde uno sube para que le hagan girar, le levanten, le bajen, le den vueltas al estómago y le hagan reír de pura adrenalina.

125.000 m2 y 400 negocios diferentes garantizan que habrá algo a lo que subirse sea cual sea tu preferencia a la hora de pasarlo bien. Mi recomendación es que después, y no antes, te tomes un gofre con chocolate en alguno de los puestos. Te servirá para asentar  el estómago de la manera más dulce.  

¿Cómo se entra en una caseta de la Feria de Abril?

El problema, objetivo, deseo y último motivo de visitar la Feria de Abril es para entrar en una caseta. Y, aunque hay muchas, no es fácil.

Hay 1.051 casetas de las cuales 522 son familiares, 500 de entidades, 2 municipales, 6 de distritos y 11 de servicios (cifras de 2015). Las casetas son el núcleo íntimo de la Feria de Abril en Sevilla, donde amigos, vecinos y familia, se reúnen para beber, charlar, comer y bailar y esa privacidad es la que hace difícil participar si no conoces a alguien que te pueda introducir en una de ellas.

Las casetas pagan un canon anual al Ayuntamiento, recaudado a través de sus socios, y son una especie de clubs privados, con entrada restringida mediante ticket y contraseña. Entrar en ese “Círculo de Confianza” (como lo definiría Robert de Niro si se lo estuviera explicando a Ben Stiller) no es fácil pero no es imposible: empieza a buscar amigos de Sevilla en tu círculo de amistades.

Si no has conseguido hacerte amigo de un sevillano o sevillana que te lleve a una caseta, siempre te quedarán las casetas públicas, más de una docena, que no restringen la entrada a ellas.

Casetas en la Feria de Abril

¿Qué se come y bebe en la Feria de Abril?

Para todo lo elegante que es la Feria de Abril en Sevilla, la comida y bebida son sencillas y sin complejos ni aspiraciones, muy de fiesta, muy andaluzas.

La comida es a base de tapas y/o raciones, porciones pequeñas o platos para compartir. Un clásico, aquí y en cualquier parte, es la tortilla de patatas y para algo más local, los serranitos y la tortilla de camarones.

Lo que sí que tienes que probar es la bebida local, y en este caso es el rebujito (unos 3 eur en vaso, de 8 a 9 eur en jarra), un combinado donde se mezcla el fino o manzanilla con un refresco de lima-limón. Refrescante y agradable después del segundo, pero con peligro, para la cabeza, a partir del tercero. Estáis avisados.

Para pagar es posible que te encuentres en algunas casetas con el sistema de vales, donde has de comprarlos en caja y usarlos al consumir, en lugar de pagar en efectivo. Pregunta para no quedarte con cara de tonto y sed.

¿Cómo se liga en la Feria de Abril?

Me alegro de que me hagas esa pregunta pero más me alegraré si me dejas un comentario con la respuesta, porque ya sabrás algo que yo no sé, pues me limité a bailar, reírme y pasarlo bien. Tampoco es tan mal plan ¿no te parece?

The following two tabs change content below.
José R. Pérez
Desde el año 2008, tras un viaje de 12 meses recorriendo Asia y Oceanía, soy uno de los cuatro editores (y además amigos) de Viajablog, uno de los blogs independientes de viaje más populares en habla hispana. Con varios viajes de más de 6 meses a nuestras espaldas y una media de un viaje cada 15 días, escribimos información práctica y experiencias sobre destinos tan dispares como los Carnavales de Frankfurt, las mejores vistas de Barcelona, cómo preparar la mochila para viajar con Ryanair o consejos para visitar Myanmar. Viajablog es miembro fundador (2012) de Travel Inspirers.