Planes y consejos para disfrutar de la Feria de Jerez

Vive con Goodyear y David Escribano la Feria del Caballo: casetas, fiesta, gastronomía de esta pequeña localidad gaditana

Llega la primavera y los campos de Andalucía  florecen a la vez que sus gentes y sus ciudades parecen despertar del letargo invernal. Es un momento de celebración. Primero llega la Semana Santa, después la Feria de Abril de Sevilla, y, antes de la famosa Romería del Rocío, la gente puede disfrutar de la Feria del Caballo de Jerez.

    Este año, la Feria de Jerez se celebra entre los días 5 y 12 de mayo. Cientos de miles de visitantes llegarán a la ciudad en busca de diversión, espectáculo y buena gastronomía. Conoce con Goodyear los mejores planes y consejos para disfrutar de la Feria de Jerez.

    Un poco de historia sobre la Feria de Jerez

    Declarada de Interés Turístico Internacional, la Feria de Jerez tiene sus orígenes en la Edad Media (siglo XIII, aproximadamente). Durante esta época, la corona española daba un plazo concreto para poder comprar y vender ganado y caballos sin pagar impuestos. Esto ocurría en las plazas más importantes, acudiendo ganaderos de toda la comarca y siendo el germen principal y común a todas las ferias que hoy en día existen en la zona.

    La Feria de Jerez actual nace a partir de la conjunción de la feria de ganado de Dehesa de Caulina y la feria lúdica y festiva abierta al público en general en 1903. Aunque aún se mantienen tradiciones feriales muy antiguas, lo cierto es que se han perdido otras como la ‘Batalla de las flores’ y las ‘Carreras de caballos’. También, el lugar de celebración se ha trasladado al parque González Hontoria. De hecho, la puerta principal del parque se utiliza como portada de la Feria de Jerez.

    Carretas en la Feria

    En qué consiste la Feria de Jerez

    Hoy en día, la Feria de Jerez tiene una duración de una semana o nueve días (además, este 2018 coincide también con el famoso Gran Premio de Moto GP, que se celebra el 6 de mayo). Aunque, a simple vista, la Feria de Jerez pueda tener muchas similitudes con la Feria de Abril de Sevilla, lo cierto es que son bien diferentes.

    Casetas

    Para empezar, las más de 250 casetas que encontrarás en el recinto ferial son distintas entre sí. No es sólo que no haya un patrón definido y de obligatorio cumplimiento – como ocurre en Sevilla – sino que, además, se premia la originalidad y el gusto del diseño de las casetas. Hace unos años, el Ayuntamiento decidió que todas las casetas debían ser públicas. Esto acabó con el elitismo de la feria, haciéndola más accesible para turistas y visitantes.

    Caballos en la Feria

    Caballos

    En la Feria de Jerez, a pesar de la hermosura de hombres y mujeres vestidos en sus trajes típicos, todas las miradas se dirigen a sus principales protagonistas: los caballos. Los ganaderos de las yeguadas de la zona traen a la ciudad a sus más fuertes y elegantes ejemplares de pura raza. Los verás pasear por el recinto montados por jinetes y amazonas, pero también en espectáculos y pruebas relacionadas con el mundo del caballo, como el concurso de enganches, el de cocheros y la competición en la que se otorga el prestigioso galardón Caballo de Oro.

    La fiesta

    Aunque durante los días en los que tiene lugar la Feria de Jerez toda la ciudad parece vibrar, los festejos más intensos se celebran en el recinto ferial del parque González Hontoria. En las casetas la gente baila, come, bebe y ríe hasta el amanecer, al ritmo de una música que va desde las sevillanas y el flamenco hasta los temas de moda actuales. Aunque no es obligatorio, no estará de más que aprendas algunos pasos de sevillanas o flamenco antes de aterrizar en la Feria de Jerez. Te aseguro que ganarás puntos y amistades con ello.

    Catedral de Cádiz

    Gastronomía

    La comida y bebida que encontrarás en las casetas de la Feria de Jerez es muy variada. Podrás disfrutar del mítico “pescaíto” frito, así como de guisos propios de la zona: cola de toro, el menudo jerezano (un plato consistente hecho a base de garbanzos, callos, manitas de cerdo, embutido, cebolla, tomate y ajos), berza jerezana, las tagarninas esparragás (un plato vegetariano en el que el principal protagonista es la tagarnina, una hierba con propiedades medicinales) y el mejor marisco.

    En cuanto a las bebidas, lo que más se consume es el magnífico vino de Jerez, siendo el oloroso (un vino de color oscuro, muy aromático y con mucho cuerpo) y el fino los más populares. Si no te acaban de gustar, siempre podrás mezclarlos con bebidas con gas para crear el famoso ‘rebujito’. Eso sí, que no te pillen los puristas

    Kitesurf en Cádiz

    Planes alternativos para completar tu viaje a la Feria de Jerez

    Salvo que seas un campeón de la fiesta, tras dos o tres días – y sus noches – tu cuerpo te pedirá un descanso y la vuelta a la vida sana. Una buena forma de hacer esto sin que te sientas mal por lo que te estás perdiendo, es visitando la bella y cercana ciudad de Cádiz y los pueblos y playas de su salvaje costa.

    Cádiz

    Cádiz – conocida coloquialmente como ‘la Tacita de Plata’ – es una de las ciudades más antiguas de Europa occidental. A las estrechas calles laberínticas de su casco histórico se asoman antiguos palacetes y caserones cuyas fachadas blancas aparecen profusa y bellamente decoradas.

    Su proximidad a África y la importancia estratégica que ha tenido a lo largo de los siglos, ha hecho de Cádiz un lugar donde se mezclan distintas culturas. Para apreciarlo todo bien, puedes subir a lo más alto de la Torre Tavira, el mejor mirador de la ciudad.

    El barrio de la Viña – centro neurálgico de los famosos Carnavales de Cádiz –, la playa urbana de La Caleta, la catedral, las fortalezas de Santa Catalina y San Sebastián y el bonito Teatro Falla – en el que tiene lugar el concurso de chirigotas más famoso del mundo -, son solo algunos de los puntos de interés de Cádiz que no te puedes perder.

    Playa de Bolonia

    Las playas y pueblos de la Costa de la Luz

    La Costa de la Luz engloba a la zona del litoral que se encuentra en el golfo de Cádiz, extendiéndose por las provincias de Huelva y Cádiz, desde la desembocadura del Guadiana hasta la playa de Tarifa.

    Para quitarte el resacón de la Feria de Jerez, tienes la posibilidad de visitar bonitos y antiguos pueblos pesqueros – que hoy rebosan de fiesta y turistas durante los veranos -, como Conil de la Frontera, Caños de Meca, Zahara de los Atunes o Tarifa.

    Otra buena forma de relajarte es tumbándote al sol en sus largas playas vírgenes formadas por sistemas de dunas. Aunque, si te va la acción, te aconsejo que te apuntes a un curso de kitesurf o windsurf en Tarifa y alrededores. Por algo tiene la fama de ser el mejor lugar de Europa para practicar estos deportes debido al viento que sopla.

    Ahora ya estás listo para vivir a tope la Feria de Jerez, ¡nos vemos en las casetas! Y recuerda: ¡no te subas a ningún caballo si has tomado unas cuantas copas de vino de Jerez!

    Planes y consejos para disfrutar la Feria de Jerez

    • Historia
    • En qué consiste la Feria (casetas, caballos, la fiesta, gastronomía)
    • Planes alternativos (Cádiz, playas y pueblos de la Costa de la Luz)
    The following two tabs change content below.
    David Escribano de
    David Escribano es un redactor de viajes freelance que trabajó durante años en fondos de inversión antes de descubrir su verdadera vocación. Ha realizado viajes de larga duración por los cinco continentes, contándolo en Viajablog desde el 2007. Colaborador habitual en Skyscanner y Rumbo y ocasional en Ocholeguas, se declara como un enamorado de África y los viajes improvisados