Ficha técnica del coche: todo lo que debes saber

En Goodyear te contamos qué información incluye, para qué sirve y qué hacer en caso de perder la ficha técnica ¡entra!

También conocida como tarjeta de la ITV, la ficha técnica del coche tiene más utilidades de las que crees. No sólo contiene todas las características de tu coche sino que es parte implicada en las inspecciones de la ITV.  Además desde 2015 ha pasado a ser electrónica para nuevas matriculaciones. Desde Goodyear te contamos qué es la ficha técnica del coche y todo lo que debes saber.
La ficha técnica del coche o tarjeta de la ITV es un documento oficial timbrado en papel verde que incorpora toda la información técnica de un vehículo, incluye todas las modificaciones que hayan podido alterar las características que venían de serie en el coche y contiene el resultado de todas las inspecciones de la ITV. No sólo encontramos toda la información necesaria para identificar el coche (todas las características que sirven para identificar al vehículo: marca y modelo, número de bastidor, potencia, cilindrada, peso, tara del conjunto, número de plazas, matrícula…) sino también para conseguir identificar los recambios correctos para poder sustituir piezas originales y elegir correctamente equivalencias y homologaciones. Por ejemplo, si necesitamos cambiar un neumático, en la ficha técnica encontraremos información sobre el tamaño y el tipo de neumático que le corresponde y las opciones de neumáticos válidas para su homologación. Todas las modificaciones que realicemos deben tener en cuenta las especificaciones que se reflejan en la ficha técnica para no poner en riesgo la seguridad del vehículo y cumplir con la normativa.

Qué información contiene la ficha técnica del coche

La tarjeta de la ITV dispone de mucha información para el conductor. La conocida ficha verde cuenta con más de cincuenta campos, entre ellos, información sobre el fabricante, datos técnicos del vehículo y posibles modificaciones efectuadas. Entre los datos principales destaca la matriculación, marca y modelo del coche, número de bastidor, datos relacionados con el peso máximo que podemos cargar como la MMA o la MMTA, tipo de combustible, cilindrada y potencia, número de plazas, el tipo de neumático recomendado por el fabricante, altura, anchura y distancia entre los ejes. Es en el reverso de la tarjeta de inspección técnica donde encontraremos, además, una descripción de los diferentes campos junto con una cuadrícula que cumplimentarán las estaciones de ITV cuando el vehículo pase las inspecciones técnicas correspondientes.

Qué hacer si has perdido la tarjeta de la ITV

Si has perdido la ficha técnica en formato físico (todos aquellos coches matriculados antes de noviembre de 2015) o has sido víctima de un robo, puedes pedir un duplicado en una estación ITV. Las estaciones de la ITV son las únicas capacitadas para emitir los duplicados de la ficha técnica. El proceso, a grandes rasgos, será solicitar el duplicado y someter al coche a una nueva revisión para modificar así el plazo de caducidad para la siguiente y pagar la tarifa correspondiente.

Qué es la tarjeta de la ITV electrónica

Desde el 11 de noviembre de 2015, todos los turismos, camiones y furgonetas que se matriculan en España están obligados a tener la tarjeta de la ITV en soporte electrónico. La eITV nació como una medida para evitar fraudes y ahorrar costes y tiempo a la hora de matricular un vehículo nuevo. Antes, una vez que el organismo competente del Ministerio de Industria daba el visto bueno para la matriculación de un vehículo a petición del fabricante, se procedía a la impresión de la tarjeta en formato papel (algo de lo que se ocupaba el fabricante), para enviarla posteriormente al concesionario. Cuando finalmente un cliente compraba un vehículo, las tarjetas debían ser enviadas hasta la Dirección General de Tráfico para finalizar la matriculación donde se realizaban copias para distribuirlas entre las diferentes administraciones que podían necesitarlas. Modificar algún dato erróneo suponía el mismo proceso.

ITV cartel - Kilometrosquecuentan

La tarjeta ITV electrónica agiliza los trámites de matriculación y establece un sistema de control que evita irregularidades en la matriculación de los vehículos. Las tarjetas de ITV electrónicas contienen la misma información que las fichas técnicas tradicionales e incluye el Número de Identificación del Vehículo (NIVE). Este número formado por 32 dígitos es único para cada vehículo y evita que se produzcan problemas derivados de la duplicación del número del bastidor, que ocurren con la utilización del sistema físico de la tarjeta la ITV.  Para el consumidor también supone una ventaja porque ya no existe la posibilidad de perder el documento.

Todos los vehículos matriculados desde noviembre de 2015 o mayo 2016, disponen de esta tarjeta digital. Si tu vehículo se matriculó antes de noviembre de 2016, la tarjeta de ITV electrónica no te afecta y deberás seguir presentando la ficha técnica impresa en papel timbrado de color verde para pasar la ITV, junto con el resto de la documentación necesaria.

Circular sin pasar la ITV o con ella desfavorable o negativa, pone en peligro nuestra seguridad y la de los que nos rodean. Ten en cuenta toda la información que la ficha técnica del coche o tarjeta de la ITV te ofrece.