Ideas para disfrutar de la gastronomía de Cáceres

Conoce los mejores restaurantes para disfrutar de la excelente gastronomía de la provincia de Cáceres y de sus bonitos paisajes.

No se me ocurría una mejor forma de comenzar esta serie de artículos enfocados en gastronomía y hotelería que por la ciudad que durante todo 2015 ostenta el título de “Capitalidad gastronómica”, Cáceres. Y no porque lo recomiende el New York Times, que también, sino por todo lo que tiene que ofrecer –y ofrece- esta histórica ciudad extremeña.

Todo comenzó con el empeño y las ganas que Toño Pérez y José Polo le pusieron a la idea que les rondaba de montar un restaurante en el corazón de Cáceres donde dar vida a los innovadores platos que Toño tenía en su mente. De esto han pasado más de 20 años y Restaurante Atrio es hoy, además de un maravilloso hotel boutique, uno de los restaurantes más punteros de nuestro país.

Restaurante Atrio - kilómetrosquecuentan

Además del placer que supone una ruta por Extremadura, tuve la ocasión de hacer un alto en el camino, comer y dormir en Atrio a principios de verano, cuando un sol de justicia ya comenzaba a abrasar, literal, las empedradas calles de la ciudad. Así que refugiada en el histórico edificio de piedra de color miel del casco antiguo de Cáceres, donde se ubica Atrio, tuve una de las mejores experiencias gastronómicas de mi vida.  A pesar de que mi paladar riojano a veces se agobia con tantos platos, confieso que Pérez me hizo feliz logrando transmitirme esa armonía donde la gastronomía, la historia y la arquitectura se funden en platos como el ‘Bloody Mary con helado de cebolletas y berberechos’, el ‘Carabinero con maíz y meloso de cerdo ibérico’ o los ‘Guisantes falsos con cochinito crujiente y crema de guisantes’.

José Luis Paniagua, su simpático sumiller, es una inmensa fuente de sabiduría de quien aprendí mucho, y gracias a él descubrí interesantes caldos como un “Belondrade y Lurton”, un inolvidable vino de Rueda elaborado por un francés. Acidez, amplitud, barrica… hablando de vinos, cabe destacar que Atrio posee una de las bodegas más importantes del mundo y en ella se conservan auténticas joyas enológicas, como una vertical completa del mítico Chateau d’Yquem, que va desde 1806 hasta nuestros días.

Pero si la comida en Atrio es sublime, su desayuno merece un apartado aparte, casi tanto como sus migas extremeñas, ¿en serio pensaban que nos iríamos de Cáceres sin probarlas? Esas cosas no pasan en Cáceres, y mucho menos en Atrio, de eso se encargan Toño Pérez y José Polo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The following two tabs change content below.
Lorena G. Díaz

Lorena G. Díaz

Periodista y publicitaria. Escribo sobre viajes y estilo de vida en @hola,@holaviajes, @holacocina,@LonelyPlanetESP, La Vanguardia,@obienestar o Dapper.