¿Desesperado porque la grúa se ha llevado tu coche? No pierdas la calma y sigue estos consejos

Si la grúa se ha llevado tu coche no te desesperes ni pierdas la calma: sigue estos consejos y todo volverá a la normalidad.

Uno de los mayores sobresaltos para cualquier persona que conduzca es llegar donde tenía aparcado el vehículo y ver que este ya no está, viendo en su lugar una pegatina de retirada de grúa. En ese momento es inevitable que tus peores pensamientos recorran todo tu cuerpo y que clames al cielo, pero conviene mantener la calma y, antes que nada, comprobar si, efectivamente, estabas mal estacionado y no te habías dado cuenta, que suele ser lo más habitual, o si se trata de un error. Si crees que este es el caso, deberías tomar fotografías y tal vez buscar algún testigo entre los comercios cercanos, vecinos o alguien que esté en ese momento contigo o que lo estuviera cuando aparcaste el vehículo en cuestión. La grúa se ha llevado tu coche. No pierdas la calma y sigue estos consejos.

Debes abonar la multa de la grúa

Lo primero en lo que pensamos cuando la grúa lleva coche, además de en el fastidio de no tener el vehículo y de los inconvenientes que esto conlleva, es en cuánto nos va a salir la jugada. Aquí debes tener en cuenta que el problema extra cuando la grúa se lleva tu coche es que debes pagar no solo la multa, que seguramente te llegará a casa en unos días, sino también el servicio de retirada y estacionamiento en el mencionado parking, que suelen ser de pago, aunque esto, como los precios del mismo, depende de las ciudades. Aquí te indicamos, por ejemplo, cómo son los trámites en Barcelona. Ten en cuenta que en este caso, más que nunca, el tiempo es oro y por eso te ofrecemos estos consejos para recuperar tu coche. También puede ocurrir que la grúa se haya llevado el vehículo por una obra, mudanza o situación similar. En este caso no pagarás nada, tan solo tendrás que ir a recogerlo, pues estabas bien estacionado.

Llama de inmediato al teléfono que aparezca en la pegatina. Por el contrario, si la pegatina se ha volado, alguien la ha quitado…, antes de asustarte aún más pensando que te han robado el coche, llama a la Policía Local para preguntar si tienen tu vehículo en el depósito. Es más, si te dicen que no, puede ser que todavía esté en la grúa y no tengan constancia, así que deberías llamar otra vez en un par de horas. También puedes comprobarlo en muchos casos mediante la web municipal.

Consejos grúa

Acude con celeridad al depósito

Una vez que ya sabes dónde está tu coche no pierdas tiempo en ir a por él. Debes llevar contigo algún documento acreditativo de identidad, así como las llaves del vehículo. Si el coche está a nombre de otra persona, aporta una fotocopia de su DNI, así como una autorización firmada. Finalmente, si el vehículo es de una persona jurídica o de una empresa de alquiler, hay que llevar los contratos que así lo demuestren.

Tienes derecho a reclamar

Como sucede con cualquier otra multa, si la abonas de forma inmediata tendrás seguramente un descuento que varía según municipios.

También puedes reclamar la multa. Para ello debes demostrar que el vehículo no impedía una movilidad segura ni infringía ninguna señal. Debes saber que la grúa tiene que actuar con la presencia de un agente de tráfico. La multa suele rondar los 150 euros, así que no está de más intentar que te la quiten.

Presta atención a aparcar correctamente si no quieres encontrarte sorpresas desagradables, y bastante caras, con la grúa.