Hackers al volante: los peligros del coche conectado

Cuidado con los hackers al volante, ¿pueden tomar el control completo de tu coche? Descubre con Goodyear los peligros del coche conectado y garantiza la seguridad de tus sistemas de conexión. ¡Plántales cara!

¡Tengo un hacker en mi coche! O algo así es lo que según los expertos podría llegar a pasar con más facilidad de la que creemos. En un mundo superconectado, hasta los coches están conectados. Las nuevas tecnologías se ponen al servicio del conductor, existen coches que aparcan solos y los fabricantes avanzan en los cada vez más completos coches autónomos; pero también se convierten en una puerta de entrada para hackers y bugs de seguridad. Descubre con Goodyear los peligros del coche conectado.

¿Los hackers pueden tomar el control de tu coche?

Sí. De hecho ya lo han hecho. En 2014, un grupo de hackers chino tomó el control de algunos sistemas de seguridad de un Tesla Model S a través de la aplicación móvil del vehículo. Un año más tarde, dos hackers estadounidenses accedieron desde sus ordenadores a un Jeep Cherokee. No sólo controlaron de forma remota el coche (bloquearon los frenos, desconectaron el motor y se hicieron con el volante) si no que lo publicaron en YouTube a través de la publicación Wired. Cierto es que ambos hackers pusieron a disposición de Chrysler toda la información del fallo de vulnerabilidad y la marca hizo pública una actualización del software resolviéndolo.

¿Más ejemplos? Más reciente, de 2016, ha sido el anuncio de un ingeniero informático de la universidad de Birmingham que ha publicado junto con a la firma alemana Kasper & Oswald un informe en el que asegura que es posible hackear 100 millones de vehículos Volkswagen y abrir sus puertas sin forzarlas. Los hackers en este caso sólo necesitan una placa Arduino y un receptor de señal para interceptar el código del sistema de apertura. Este sistema también afecta a otras marcas como Audi, Skoda, Alfa Romeo, Citroen, Fiat, Ford, Mitsubishi, Nissan, Opel o Peugeot. El pasado año, el Keen Security Lab de Shanghai conseguía hackear un Tesla Model X, accediendo a los sistemas primarios del coche. Tesla respondió a la información recolectada por el colectivo con una actualización que corregía los agujeros de seguridad de uno de los proyectos estrellas de Elon Musk.

¿Ha cambiado la situación de vulnerabilidad en los últimos años?

Según la >predicción de Gartner, en el año 2020 la flota de coches conectados será de 250 millones. ¿Estamos preparados? Kaspersky avisa. El nivel de protección actual dista mucho del deseado. Aseguran que no hay protección contra la ingeniería inversa del software, lo que posibilita que los ciberdelincuentes puedan buscar vulnerabilidades que les den acceso al servidor o al sistema multimedia del coche.

Según un estudio elaborado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y el RACE, el posible pirateo del coche conectado está entre las preocupaciones de 9 de cada 10 españoles. A nivel mundial, la alerta viene de la mano de un informe del FBI que aseguraba que los coches autónomos podrían ser utilizados por delincuentes como armas letales y para casos de secuestro.

hackers satélite

Ante este panorama de preocupación global, Panasonic Corporation y Trend Micro Incorporated anunciaron una asociación para desarrollar conjuntamente una solución de ciberseguridad que permitirá detectar y prevenir los ciberataques contra vehículos autónomos y conectados. La idea es desarrollar un software capaz de detectar y evitar intrusiones en las Unidades de Control Electrónico que controlan la aceleración, dirección y frenado y alertar de intromisiones externas en los sistemas de navegación y dispositivos telemáticos del vehículo.

La vulnerabilidad de los coches conectados es obvia. Para garantizar la seguridad de los sistemas de conexión del coche autónomo del futuro es básico que los expertos en ciberseguridad colaboren en el diseño de los automóviles desde su concepción inicial. Son ya varias las marcas como Audi que han puesto a los hackers de su parte para ponerse al día en cuestiones tan prioritarias como la ciberseguridad y la seguridad de sistemas.