Usa tu huella digital para arrancar el coche: así funciona esta tecnología

26 junio | 2019 | Goodyear

Las nuevas tecnologías avanzan a un ritmo imparable y si éstas se aplican al mundo del automóvil, más aún. Subirse hoy en día en un vehículo es un alarde de tecnología y los coches se han convertido, prácticamente, en una extensión del salón de nuestra casa donde desde hace mucho tiempo que se puede ver la televisión, escuchar música con una altísima calidad de sonido y mucho más… Lo último que ha llegado es arrancar el vehículo con la huella dactilar.

Aunque parezca de película, este avance estará normalizado en muy poco tiempo, entre otras cosas porque es una funcionalidad muy práctica. Los objetivos fundamentales son la seguridad, la comodidad y la reducción al máximo del uso de dispositivos y las primeras marcas que traerán este gadget son las coreanas.

El reconocimiento por huella dactilar está presente y normalizado en las domóticas de las casas, los terminales móviles, ordenadores… y ahora llegará al mundo de los coches. El arranque por huella digital tiene solo ventajas: nos ahorra tener que llevar una llave en el bolsillo y evita que las perdamos, además del coste que esto implicaría.

La huella digital es uno de nuestros datos biométricos, es decir, datos únicos en cada persona que nos permiten diferenciar una identidad del resto. Es, sin lugar a dudas, una alternativa perfecta para huir de las múltiples contraseñas o códigos pin que tenemos en nuestra vida cotidiana para todos los dispositivos y aplicaciones que manejamos.

Huella digital

Un modelo a seguir

Las marcas de coches están muy enfocadas al arranque por huella digital. La marca coreana Hyundai está desarrollando un sistema en el que, a través de un sensor ubicado en la puerta del vehículo, el usuario podrá acceder al coche y arrancarlo.

Además, al identificar la huella digital se podrá personalizar el vehículo según los gustos y medidas del conductor, en el caso de que haya varios perfiles de usuario creados en cada coche. Es decir, se adaptará la posición del volante, del asiento, la iluminación, los espejos retrovisores, etc y se convertirá en un equipamiento de serie y no un extra, como hasta ahora. Así, los coreanos serán los primeros en introducir este gadget en un coche de serie “asequible” y lo hará en uno de sus modelos más vendidos, el Santa Fe. El vehículo no arrancará sin poder antes el dedo en la célula habilitada para ello.

Opciones disponibles

Pero para aquellos no puedan esperar al Santa Fe, hay una solución. Se llama Biometric Immobiliser y permite instalar en el coche un sistema de bloqueo e inmovilización biométrico. Es decir, podremos encender el motor mediante el reconocimiento de la huella dactilar: incluso pueden memorizar 30 huellas en su base de datos.

Pero, ¿cuánto puede costar este sistema? La instalación saldría en torno a 500 euros y puede ser instalado en cualquier coche mediante un kit.

La tecnología de huella digital aplicada a la automoción es una realidad. Ya hay un coche en el mercado que cuenta con ella, aunque no es muy asequible. Hablamos del Bentley Bentayga de 2018. Esta joya del motor ofrece un dispositivo mediante un escáner de huella digital en la consola central, como si de una caja de seguridad se tratase. Esta opción en este vehículo no viene de serie, es opcional.

Otra de las marcas que está apostando por este avance es Audi. Lo está implementando en su coche estrella, el Q8 E-tron Concept. El SUV cupé de la marca alemana podría llevar de serie en poco tiempo un sistema de arranque mediante huella digital en caso de pérdida de llave. Otra de las opciones que maneja Audi es introducir un código alfanumérico.

Ford también tiene algo similar: la empresa americana decidió no apostar por el lector de huellas y optó, en cambio, por el arranque con un código PIN, pero tampoco está “normalizado” en sus modelos. Otros fabricantes, sin embargo, como DS (la marca de lujo del grupo PSA), Volvo o Mini tienen apps móviles a través de las cuales permiten abrir el coche sin tener las llaves físicas e incluso arrancarlo.

Un sistema con ventajas

Otra de las ventajas que tendrá el uso de la huella digital en los vehículos es que no habrá tiradores o manillas en las puertas, posando el dedo en la célula lectora, la puerta se abrirá sola cual si fuera un taxi japonés. El hecho de que no haya tiradores mejora la aerodinámica.

Mucho se habla del futuro de este sistema y no parece que vaya a haber problemas en la implantación. De momento, aparecerán como extras en los vehículos ‘normales’ pero, como todo, acabarán siendo funciones que vendrán de serie.

Que nadie tenga la menor duda de que el arranque por huella digital es la llave del futuro. Es hasta cinco veces más segura que las llaves convencionales, incluidas las inteligentes. Los expertos aseguran que la probabilidad de error es de 1 en 50.000. En breve necesitaremos uno de nuestros dedos para arrancar el coche.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan