11 consejos que no debo olvidar…

14 diciembre | 2015 | Goodyear

Llega el invierno y tenemos que prepararnos: mira aquí lo que siempre te debe acompañar en tu coche.

La semana pasada vimos como se debe preparar el coche para afrontar un viaje largo en invierno, especialmente durante las vacaciones de Navidad. Hoy queremos seguir con los preparativos para el viaje con el clima más hostil del año recordando cuáles son los objetos insustituibles que siempre debes llevar contigo cuando el calendario supera el 21 de diciembre.

Al fin y al cabo, la mayor parte de las situaciones que te encuentras de la carretera son completamente evitables prestando atención a la preparación del viaje. Casi tan importante como el recorrido son los días previos, cuando damos más sentido que nunca a aquello de “persona precavida vale por dos”. Porque un simple repaso antes de entrar en el coche puede ahorrarnos mucho tiempo de incomodidades bajo la nevada mientras esperamos  ayuda.

He aquí las cosas que nunca debemos olvidar colocar en nuestro coche durante el invierno:

1- Cables de arranque. Las bajas temperaturas pueden hacer que la batería de nuestro coche quede agotada antes de lo habitual. La pérdida de potencia de ésta implica mayor consumo energético del motor y acaba rápidamente  la reserva. No ocupan mucho espacio, pueden ser guardados enrollados cómodamente y nos salvarán el día en caso de necesidad.

2- Eslinga de arrastre. En los países nórdicos es muy habitual y sirve por si se produce una salida de la carretera por acción del hielo. Si resbalas y tiene dificultades para regresar a la carretera es una pieza de gran ayuda para que otro coche consiga devolverte a la vía.

3- Spray anti-hielo o rascador de hielo con cepillo. Son dos opciones pensadas para prevenir la formación de o deshacer las capas de hielo en nuestros cristales, especialmente después de una noche a la intemperie. Son de pequeñas dimensiones y pueden llevarse perfectamente en la guantera, y marcan la diferencia cuando no podemos continuar viaje a causa de una completa ausencia de visibilidad.

4- Una pala de campaña. Al igual que en el punto anterior indicábamos que puede formarse hielo tras una larga estancia al aire libre, también puede darse el caso de que nuestro coche quede parcialmente enterrado si cae una importante nevada. También será especialmente útil en caso de que haya desprendimientos de materiales por las lluvias que puedan bloquear el camino, o necesites limpiar un camino para cruzarlo de forma segura.

7dicas2

5- Cadenas para nieve. Un clásico en esta época que siempre debe viajar con nosotros en nuestro maletero. Es primordial recordar que si tenemos que utilizarlas no podemos rebasar una velocidad en torno a los 50 km/h, ya que no están pensadas para viajar rápidamente, sino con estabilidad.

6- Linterna. Necesaria para cualquier época, se vuelve imprescindible si hablamos del invierno. Una avería nocturna es siempre un gran problema, pero quedará especialmente mitigado si tenemos una de estas.

7- Ropa de abrigo. En el peor de los casos, si la avería persiste podemos tardar un ratillo en ser atendidos. Un abrigo grueso y una manta térmica, además de guantes de invierno, son de gran ayuda para evitar sobrecargar el sistema de calentamiento y ahorrar combustible.

8-Agua y alimentos. No es preciso preparar la cena en el coche, pero si proveerse de vituallas simples como barras energéticas o fruta (una manzana, por ejemplo, es una excelente fuente energética y ayuda a combatir el sueño). Si una avería o accidente deja tu coche fuera de circulación por varias horas, lo agradecerás.

9-Teléfono móvil y cargador para coches. Parece una redundancia en estos tiempos, pero si habitualmente es recomendable llevar el teléfono móvil, es crucial durante el invierno. Un problema en una zona poco transitada, como resbalar fuera de la carretera en un tramo boscoso sin poblaciones, será menos grave si podemos contactar con alguien.

10-Gafas de sol. No es broma. El invierno no siempre es lluvia y nieve. Hay situaciones en las que el sol brilla sobre la nieve, y su reflejo ciega, como bien saben las personas que acostumbran a practicar deportes como snowboard o esquí. Si conduces por una carretera de montaña un día claro no puedes tener compañeras mejores que unas gafas de sol.

11- El equipo básico de otras épocas: no olvides incluir con todo lo anterior el chaleco, los triángulos, las luces y el neumático de repuesto?

Y tú, ¿qué otra cosa llevas en el coche para afrontar cómodamente la carretera en invierno? ¡No dudes en comentar!

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan