Joyas sobre ruedas: las 5 secuencias que te engancharán al programa

¿Conoces Joyas sobre ruedas? Vive con Goodyear las mejores secuencias de este programa de motor referente de la tele

Comprar un coche destartalado, repararlo con medios propios y revenderlo a un precio mayor para sacar beneficio. Es lo que hacen los británicos Mike Brewer y Edd China semana tras semana en Joyas sobre ruedas, o Wheeler Dealers en la versión original, el programa del motor referente para los amantes de la mecánica y la automoción. Si te suena esta propuesta, es porque la has visto antes. Fast N’Loud en Estados Unidos y su spin-off Misfit Garage también la siguen. Entonces, ¿qué hace especial a Joyas sobre ruedas? En primer lugar, que ellos fueron los primeros, y es que el show de Discovery Max comenzó a emitirse en 2003 y cuenta ya con ¡14 temporadas! Y, en segundo lugar, que la química en pantalla entre Mike Brewer y Edd China es un motivo más para engancharse a Wheeler Dealers.

Sin embargo, la última temporada emitida del show, la número 14, ha supuesto un cambio crucial en el programa. Edd China, el encargado de poner a punto los cochazos que compraba a buen precio, o no, Mike Brewer, ha dejado el programa para dedicarse a otros proyectos profesionales. Su sustituto es Ant Anstead, rostro conocido para los espectadores británicos (ha presentado otros programas de motor populares en el Reino Unido como For The Love Of Cars o Building Cars Live). Y aunque el nuevo dúo funciona y la dinámica del show se mantiene (tú compras, yo arreglo, discutimos un poco, vendemos y todos contentos), los fans incondicionales del programa seguro que echan de menos la sencillez de Edd y sus guantes de color naranja.

Joyas sobre ruedas ha comprado, restaurado y vendido auténticas maravillas de las cuatro ruedas en Reino Unido, el resto de Europa y Estados Unidos. Sus protagonistas no lo han dudado ni un segundo antes de recorrer miles de kilómetros para hacerse con un vehículo único. Chevrolet Corvette C4, DeLorean DMC 1 (sí, el de Regreso al futuro), Fiat 500, Porsche 944 Turbo, Aston Martin DB7, Lamborghini Urraco… son algunos de los modelos que han pasado por las manos de Mike, Edd y Ant.

Si aún no has visto el programa de DMax, la selección que hemos preparado de sus mejores momentos de Joyas sobre ruedas te animará a darle una oportunidad. Y, si ya es uno de tus shows de motor preferidos, te encantará revivir algunas de sus secuencias más memorables. ¿Preparado para sumergirte en el apasionante mundo de la restauración y compraventa de coches clásicos?

¿Un Cadillac V8 de 1916? “¿Que has hecho qué?”

Sin Mike Brewer, Joyas sobre ruedas no existiría. Su labia como vendedor de coches captó la atención de la productora, que decidió contar con él para un formato de programa que, por aquel entonces, era novedoso. Brewer es el encargado de localizar el producto, conseguir un buen precio por él y, una vez restaurado, revenderlo a un precio mayor. Por eso llama la atención cuando es Edd, el artista de la restauración, quien encuentra y compra un nuevo coche. Más si ese automóvil es una reliquia de 1916 que no tiene ni motor a la vista y que ha supuesto un viaje de 22 horas desde el otro lado del Atlántico. Pero es que, ¡es un Cadillac de 1916! ¡El primero en la producción de los V8!

Una compra loca, pero ¡quién se resiste!

Cualquier vendedor de coches te dirá que, antes de hacer una compra, debes probar el producto. Pero, ¿y si no puedes arrancar el motor? ¿Y si ni siquiera ves el vehículo completo? En ese caso, si se trata de un Lamborghini Urraco de color verde chillón, ¡qué más da! Sin riesgo no hay beneficio.

Extras inusuales

Edd y Ant no sólo logran que sus restauraciones parezcan fáciles, a veces también añaden detalles que hacen de los renovados vehículos piezas únicas de la automoción. Como una furgoneta para amantes de la playa que incorpora ducha en un lateral, o una camioneta con pintura ‘vintage’, o un coche clásico con textura de reptil…

Nuevo mecánico, ¡nuevas sorpresas!

Es todo un reto reemplazar a uno de los copresentadores del programa después de 13 años en antena, pero Ant Anstead es carismático, sabe de coches (lleva diseñándolos desde que era niño) y, al igual que Edd, tiene imaginación para darle valor añadido a ese viejo coche que Brewer acaba de traer al taller. Como este Ford Ranchero, al que Ant añade un material que en el pasado formaba parte de la carrocería de casi cualquier automóvil.

El objetivo: un buen precio de venta

Los chicos de Joyas sobre ruedas intentan obtener un beneficio de sus trabajos. Para eso, el precio al que venden cada vehículo restaurado debe ser mayor que el que cuesta el automóvil original y el proceso de reparación. Mike Brewer es todo un experto en obtener una buena cifra. Sus dotes como antiguo vendedor de coches siguen intactas.

Con Mike, Edd y Ant, la restauración de coches antiguos para su posterior venta parece fácil, divertida y, lo mejor, emocionante. Joyas sobre ruedas, o Wheeler Dealers en su versión original, es el programa de motor referente de la televisión que no deberías perderte.