La ruta de Juego de Tronos por España: los escenarios de su rodaje

8 abril | 2019 | Goodyear

Que España es un set de rodaje para Juego de Tronos, la popular serie de televisión de HBO, es una realidad. Lo demuestran las numerosas visitas de Daenerys de la Tormenta y Tyrion Lannister a tierras españolas a lo largo de 8 emocionantes temporadas. En Goodyear repasamos la relación Juego de Tronos – España y trazamos una ruta por los escenarios de los Siete Reinos: Sevilla, Córdoba, Girona, Castellón, Navarra, Guadalajara, Cáceres y Guipúzcoa.

Desde la quinta temporada de la serie, se ha podido ver el Real Alcázar de Sevilla convertido en Dorne, la plaza de toros de Osuna como la Fosa de Daznak, las Bardenas Reales convertidas en el proceloso Mar Dothraki o Girona como Desembarco del Rey. Que los productores Benioff y Weiss encontraran en España un filón para sus tramas se debe en buena parte al productor Peter Welter, socio de la productora Fresco Film y principal responsable de que durante las últimas cuatro temporadas el trono de hierro tenga nombre español.

Sevilla y Córdoba, las primeras paradas de GOT en España

Andalucía supuso el desembarco de Juego de Tronos en España. Sevilla fue Dorne, y el rodaje se centró casi en exclusiva en el Real Alcázar, buena excusa para pasearnos por sus jardines y averiguar en qué momento Nikolaj Coster-Waldau, Jaime Lannister, se enamoró de esta ciudad. El Palacio Antiguo de Lanza del Sol tomó de los Jardines del Real Alcázar de Sevilla todo su esplendor.

Juego de Tronos Sevila

Pero el romance entre la serie y la capital andaluza no terminó ahí. La temporada quinta, nos dejó un episodio especialmente recordado en Osuna. El municipio, situado a 90 kilómetros de Sevilla, prestó su plaza de toros, construida hace más de cien años, como escenario de una de las escenas más espectaculares de la serie: Daenerys a lomos de uno de sus dragones huye de la turba.

Córdoba también cautivó a Juego de Tronos. HBO usó el Puente Romano de Córdoba en algunas de las escenas de la quinta temporada (capítulo 3). El histórico monumento volvió a aparecer en la saga aún en una ocasión más. En el capítulo siete de la sexta temporada, se convirtió de nuevo en el Puente Largo que une las dos áreas de la ciudad libre de Volantis a través del Rhoyne cuando Yara y Theon Greyjoy visitan la ciudad buscando aliados contra su tío Euron. Fue la misma temporada, en la que el castillo de Almodóvar del Río, de origen árabe pero restaurado por completo a principios del siglo XX, sirvió de hogar a la casa Tyrell. La mayoría de las escenas se rodaron dentro de la fortaleza que se convirtió en Altojardín.

El elenco de la serie de HBO, o al menos parte de él, se dejó ver de nuevo en 2016 al sur de España para rodar en el interior de las Atarazanas, antiguos astilleros de la Edad Media. En este espacio, en el barrio del Arenal, dividido en naves por arcadas mudéjares, fue donde Cersei contempló (capítulo 2, temporada 7) los sótanos oscuros de Desembarco del Rey donde se conservan los cráneos polvorientos de los antiguos dragones Targaryen.

Juego de Tronos no abandonó Andalucía hasta llegar a las ruinas de Itálica, importante ciudad del Imperio Romano donde nació el emperador Trajano, y que fue escenario de una reunión, no de emperadores, pero sí de archienemigos de la talla de Cersei, Daenerys, Tyrion, Jamie y Jon Snow en un memorable capítulo 7 de la séptima temporada.

Cuando Girona fue Desembarco del Rey

Pero los Siete Reinos extendieron sus raíces por tierras españolas más allá de Sevilla y Córdoba. En 2015, en el casco antiguo de Girona, las calles de la trasera de la Catedral, los Baños Árabes y los alrededores de la basílica de Sant Feliú, que conserva buena parte del edificio románico, completado más tarde con las naves y las cubiertas góticas y la fachada barroca, se pudo ver a Maisie Williams, Arya Stark, y a Nikolaj Coster-Waldau, Jaime Lannister, entre otros.

La ciudad, con permiso de Dubrovnik y Malta, se transformó durante la sexta temporada en Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos; y también en la ciudad libre de Braavos, el puerto comercial al otro lado del Mar Angosto, donde Arya realizó su duro entrenamiento huyendo de la joven que trataba de matarla (exactamente en la pujada de Sant Domènech y los baños árabes). Quien desee seguir los pasos de la benjamina de los Stark, reconocerá en la plaça dels Jurats la plaza en la que Arya descubre a través de una obra de teatro la suerte aciaga de su familia a manos de Cersei (sexta temporada, quinto episodio).

Las escaleras y la fachada de la catedral de Girona son el testigo también del camino de la vergüenza desde el Gran Septo de Baelor –la catedral de Girona– de la reina Margaerys que, sin la desnudez y dramatismo del paseo de Cersei por Dubrovnik, es otro de los grandes momentos de la sexta temporada.

El castillo de Santa Florentina de Canet del Mar, en Barcelona, hogar de los Tarly en la ficción, es otra de nuestras paradas en esta ruta por los escenarios de Juego de Tronos en España. Se trata de un antiguo edificio medieval del siglo XI que actualmente sirve como residencia privada, aunque una parte se destina a museo (que puede visitarse el primer y tercer sábado de cada mes previa reserva) y además alberga un festival de música clásica que se celebra en verano desde 1999.

Catedral de Girona

Zafra, Peñíscola y Las Bardenas Reales en Juego de Tronos

Otra fortaleza medieval que contemplamos en la sexta temporada es el castillo de Zafra, en Guadalajara. Asentado sobre un risco y aparentemente en medio de la nada, esta construcción del siglo XII fue la Torre de la Alegría en la ficción.

Mientras que las calles de Peñíscola, en Castellón, vieron como Tyrion Lannister (Peter Dinklage) se enfrentaba a nuevos problemas en su estancia en Mereen. Inolvidable sus paseos (y sus diálogos) junto a Varys desde el castillo hasta el Portal fosc.

Al norte, en Navarra, el paisaje árido y accidentado de las Bardenas Reales se convirtió en la pantalla en el temido mar Dothraki. Protegidas como parque natural desde el año 1999 además de ser Reserva de la Biosfera, las Bardenas Reales fueron el escenario por el Daenerys fue cautiva de los Dothraki en el primer y sexto capítulo de la sexta temporada. Repitieron un escenario de cine que ya vimos en producciones como Acción mutante, El mundo nunca es suficiente o El hombre que mató a Don Quijote.

Juego de Tronos Cáceres

Cáceres: de la Fortaleza Roja a Roca Casterly

En la séptima temporada, Girona le cedió el testigo a Cáceres como uno de los escenarios principales de la trama. La 7ª temporada de la serie se rodó en el conjunto monumental de Cáceres, declarado Patrimonio de la Humanidad, Los Barruecos (Malpartida de Cáceres) y el castillo de Trujillo.

Al casco histórico de Cáceres corresponde el honor de ser el escenario del paseo triunfal de Euron Greyjoy con sus prisioneras hacia la Fortaleza Roja en el tercer capítulo de la séptima temporada. Si revisitas el capítulo, reconocerás la Plaza de Santa María, el Arco de la Estrella, la Torre de Bujaco, la Torre de los Púlpitos o la Cuesta de la Compañía entre otros lugares destacados, algunos de ellos ya usados en “1492: La conquista del paraíso”, “La Celestina” o la serie “Isabel”.

En el municipio de Malpartida se encuentran Los Barruecos, Monumento Natural con enormes domos graníticos que adoptan curiosas formas y donde los ejércitos de Jaime Lannister y Daenerys Targaryen se encontraron por primera vez. Inolvidable la cara del joven león ante el vuelo veloz de los dragones de nuestra khaleesi y madre de dragones favorita. Concretamente, fue el entorno de la charca del Barrueco de Arriba el lugar elegido para rodar uno de los momentos más decisivos de la temporada (capítulo 4).

El capítulo final de la temporada reservaba aún una sorpresa para los seriéfilos viajeros: el castillo de Trujillo, fortaleza de los siglos IX-XII que destaca, por su muralla con 17 torres, vistió los colores de la familia Lannister. Desde sus almenas Jaime Lannister y Bronn de Aguasnegras observan al ejército rival.

Juego de Tronos Zumaia

El Rocadragón de Euskadi

En la ruta por los escenarios de Juego de Tronos en España hay otro destino ineludible para los fans. Barrika, San Juan de Gaztelugatxe y Zumaia fueron los 3 lugares elegidos para rodar Juego de Tronos en el País Vasco.

La playa vizcaína de Muriola (Barrika) y el flysch de Itzurun (Zumaia) y sus acantilados de 150 metros de altura, dieron la bienvenida a Daenerys en su regreso a los Siete Reinos. Y la imponente Rocadragón, lugar que la vio nacer y baluarte de la familia Targaryen tomó el mayestático entorno del islote de San Juan de Gaztelugatxe, en Bermeo (Vizcaya) para cautivar la emoción del regreso de la rompedora de cadenas. La ermita de San Juan de Gaztelugatxe desaparece de la escena para dejar sitio al castillo de Rocadragón.

Por las inmediaciones de este Rocadragón de Euskadi también se ha visto a otro de los personajes más queridos por los fans de la saga: Tyrion, contemplando el vuelo de los dragones de Daenerys, e incluso el mismísimo Jon Snow poniendo pie más allá del Muro.

España ha prestado sus paisajes a los escenarios de la serie basada en los libros de George R.R. Martin. Los Siete Reinos se han hecho reales del norte al sur de la península ofreciendo numerosos rincones para visitar a los fans de Juego de Tronos. ¿Te apuntas a esta ruta?

Qué debes saber de la octava temporada de Juego de Tronos

“Nuestro enemigo no se cansa. No se detiene. No se asusta”. Prometedora frase que forma parte del tráiler oficial con el que HBO ha encendido los ánimos de sus fans, que esperan el estreno de la octava temporada de Juego de Tronos contando las horas para el 14 de abril, en EEUU, y el 15 de abril en España.

La espera ha sido larga como ”oscura es la noche que alberga horrores”. El rodaje se ha extendido porque era necesario aprovechar los meses de invierno para recrear Winterfall y los trabajos de postproducción han sido laboriosos. Su seguidores esperan con ansia la batalla el Rey de la Noche y Poniente, que promete ser la batalla más épica de la historia de la televisión.

Seis capítulos con una duración de más 50 minutos, sólo los dos capítulos finales alcanzarán los 80 minutos, servirán para tener en vilo a la audiencia de la plataforma. Una expectación a la que contribuye la selección de directores de los diferentes capítulos que se preven épicos. David Nutter, el director de la Boda Roja o el del Paseo de la Vergüenza de Cersei, será quien dirija los episodios uno, dos y cuatro. Miguel Sapochnik, director de la Batalla de los Bastardos, estará detrás de las cámaras del tercer y quinto capítulo. Pero serán los productores DB Weiss y David Benioff quienes afronten el reto de dirigir el último episodio de la octava temporada de GOT. A ellos corresponderá decidir quién gobernará los Siete Reinos o ¿será un caminante blanco quien se siente en el trono de hierro?

El fin de la octava temporada de Juego de Tronos promete tanta expectación como sus entregas anteriores. Independientemente del ansiado final, al menos, de los siete reinos en España nos quedará la ruta de sus mejores escenarios: desde Rocadragón al desierto dothraki.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan