10 lagos de España para visitar este verano

Un buen plan de verano: visitar uno de estos diez lagos para refrescarse y disfrutar de la naturaleza. ¡Entra a conocerlos!

Estamos en verano y quizás buscas un destino menos turístico disfrutando de los paisajes, los animales y poder darte un chapuzón en plena naturaleza, te invitamos a descubrir junto a nosotros maravillas como los lagos y las lagunas que tenemos por toda España y que son tan desconocidos por muchos de nosotros. Rodeados de montañas, valles y paisajes rurales donde la fauna campa a sus anchas son el plan perfecto para un día de senderismo y un refrescante chapuzón como colofón.

Si tu idea de verano es tener unas vacaciones rurales y sin aglomeraciones, te aconsejamos algunos lagos y lagunas de los más bonitos que hay en España y que ofrecen planes alternativosa sumar a los paseos y baños relajantes que puedas disfrutar en ellos. ¿Nos acompañas?

Lagos de Covadonga

Dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa tenemos los tres lagos glaciares de Enol, La Ercina y El Bricial situados a más de 1.000 metros de altitud, si te acercas allí el 8 de septiembre cuando se celebra la fiesta de la Virgen de Covadonga en Enol, verás como de una cueva sumergida a 8 metros de profundidad emerge una talla de la santina (con la ayuda de unos submarinistas) para esta celebración.

Lago de Sanabria

Lago de Sanabria

En Sanabria (Zamora) encontramos el mayor lago de origen glaciar de España y uno de los mayores de Europa, nada menos que 369 hectáreas en una superficie de 1,5 kilómetros de ancho por 3 de largo y una profundidad de 53 metros. En el Parque Natural Lago de Sanabria puedes encontrar varias playas totalmente habilitadas para el baño, también puedes pescar, bucear y practicar la vela, el windsurf o piragüismo. El entorno privilegiado del parque te permite realizar varias rutas de senderismo espectaculares, robles (carballos), castaños, abedules, enebros, serbales, tejos, acebos… aportan miles de colores según la época del año.

 

Lagunas de la Mata y de Torrevieja o Laguna Rosa

La Laguna Rosa sorprende al viajero con sus aguas que a veces alcanzan tonalidades cercanas al fucsia. Este fenómeno natural se debe a la interacción de la luz solar con unas bacterias que viven en el agua y a la capa de arcilla rosa del suelo, el mejor momento para disfrutar de esta espectacular vista es durante los meses de verano. No olvides bañarte en sus aguas pues tiene efectos terapéuticos por sus propiedades mineralizantes y regenerativas y llévate un poco de sal de su explotación salina para aderezar tus platos mientras recuerdas este maravilloso entorno.

Lago de Bañoles o Banyoles

Es el más grande Cataluña y se encuentra en Girona, las leyendas se acumulan en torno a este paraje, se dice que vive en él el Drac de Banyoles (dragón de Bañolas), nadie lo ha visto pero de lo que sí tenemos certeza es de la gran biodiversidad de este lugar que puedes observar mientras haces senderismo por las rutas que lo rodean. Además, si no tienes miedo a los monstruos puedes darte un baño o practicar los deportes acuáticos que te ofrecen.

Lago del Carucedo

La mezcla perfecta para un verano especial, ocio y cultura, combinados en uno de los paisajes más bonitos de Castilla y León. El lago está en Las Médulas, donde se encuentran los restos de una explotación minera de oro de la época romana, el intenso color rojo de la tierra contrasta con el verde del paisaje asemejando un paisaje como de otro planeta. Este lago no tiene una formación natural sino que es consecuencia de la alteración en el medio ambiente que hicieron los romanos con la mina transformándolo en un paraje extraño y muy hermoso. Un entorno perfecto para un día de merendero donde además podrás disfrutar de un baño en la zona habilitada para ello.

Laguna negra

Laguna negra

Otra de las lagunas con leyenda, se dice que sus aguas son negras por la profundidad desconocida y que un monstruo habita en ella, está en los Picos de Urbión en Soria, es de origen glaciar y se encuentra dentro del Parque Natural de la Laguna Negra. Paisaje sorprendente rodeado de espectaculares paredes de piedra que le da un aspecto mágico y misterioso. ¿Te atreves con el monstruo?

 

Laguna de Gallocanta

Es una de las lagunas naturales saladas más grandes de España y Europa, tiene salida al mar y se ha formado con sus aguas subterráneas de ahí su salinidad. Se encuentra en la Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta en Aragón, puedes aprovechar para hacer senderismo mientras disfrutas de su flora y su fauna.

Laguna de Fuente de Piedra

Es la laguna más grande de Andalucía con 6,5 kilómetros de ancho por 2,5 de largo está en Antequera (Málaga) y le da el nombre a la Reserva Natural que la rodea de olivos y cereales donde habitan gran parte de las aves migratorias en su viaje hacia África. Aquí puedes encontrar la mayor colonia de flamencos de la península. ¡Todo un espectáculo ver la manta rosa con la que cubren estas aves la laguna!

Lago de San Mauricio

En el Parque Nacional de Aigüestortes en Lleida se encuentra este lago de origen glaciar, uno de los más conocidos y espectaculares por sus impresionantes vistas a los Pirineos. Imprescindible preparar una buena equipación para recorrer la infinidad de senderos o disfrutar de todos los deportes que puedes practicar junto a sus aguas. ¡No olvides la cámara de fotos, es espectacular!

Tablas de Daimiel

Las Tablas de Daimiel

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel en Ciudad Real es la confluencia de los ríos Guadiana y Cigüela. Si eres amante de la naturaleza debes visitarlo al menos una vez en la vida, este humedal es un paraíso para la ornitología, un auténtico oasis para las especies en el verano de la llanura manchega. Las visitas guiadas te dejarán con un buen sabor de boca para repetir el año que viene.

Si te hemos puesto los dientes largos con la visita a estos parajes de ensueño no lo dudes, prepara la mochila, las botas de senderismo, la cámara de fotos y disfrutarás de uno de los mejores veranos de turismo activo y de aventura que puedes encontrar por el interior de España sin echar de menos las costas algo más abarrotadas en esta época. ¡Vive la naturaleza con nosotros!