Librerías infantiles de Madrid: las 5 imprescindibles

Hay muchas librerías infantiles en Madrid y en Goodyear hemos seleccionado las 5 imprescindibles. ¡Conócelas!

En casa nunca han faltado los libros. En las estanterías, sobre el sofá, en la mesilla de noche… libros, libros y más libros. Nos encanta leer. Desde que somos padres, además, a ellos se han sumado un sinfín de álbumes ilustrados que hemos ido comprando para nuestra hija en diversas librerías. Porque si hay algo que nos gusta más que tener libros es tocarlos, sentirlos, perdernos entre ellos en bibliotecas y librerías. Y claro, como no podía ser de otra forma, es un hábito que nos gustaría trasladar a nuestra hija. El de la lectura, quiero decir. Lo de pasarse horas en las librerías es opcional, pero ojalá también le gustase sentir ese indescriptible placer. Para ir abriendo camino, en todo caso, solemos acudir a librerías infantiles que son un cuento en sí mismas, una invitación sin igual a la lectura. Aquí van nuestras cinco favoritas de Madrid:

1. El dragón lector (C/Sagunto, 20 y C/Fernández de la Hoz, 72). Dos librerías en Chamberí, uno de los barrios más castizos de Madrid, avalan a este proyecto familiar nacido en 2004 y que poco más de una década después es ya todo un referente en la capital. A su encantadora decoración, que parece sacada de un cuento, y a su cuidado catálogo de libros infantiles y juveniles, se unen en sus dos establecimientos un sinfín de actividades culturales programadas los fines de semana y dirigidas a los más pequeños de la casa. Entre ellas, por supuesto, no faltan los cuentacuentos. Un clásico imprescindible.

Las imprescindibles

2. La mar de letras (C/ de Santiago, 18). Tengo que declarar mi amor incondicional por esta librería infantil situada a un paso de la estación de metro de Ópera y del Palacio Real. Y lo tengo que hacer porque jamás me han atendido tan bien en ningún lugar, con tanta amabilidad, tanta predisposición y tanto interés en darnos lo que buscábamos. De 10. Si a eso le añades las dos plantas cargadas de libros infantiles y su amplísima selección de álbumes ilustrados, ya te tienen ganado. En la planta de abajo, por cierto, a uno le dan ganas de sentarse en el suelo a contarle cuentos a su hija y no salir a la calle nunca más. Una maravilla. Y por si esto fuese poco, me han conquistado también con sus actividades, que van más allá de los meros cuentacuentos. Entre ellas, también, extraescolares en las que potenciar la creatividad de nuestros hijos.

Espacios para leer

3. Kiriku y la bruja (C/Rafael Salazar Alonso, 17) . Otro de los establecimientos clásicos de literatura infantil en Madrid. Inaugurado en 2013 y situado en las proximidades de la estación de metro de Sáinz de Baranda, es un espacio que tanto por su arquitectura (con grandes ventanales con vistas a un parque) como por su decoración (un techo que es un campo verde repleto de margaritas y animales que nos da la sensación de ir caminando por el cielo) es una invitación inigualable al placer de la lectura. A su enorme y siempre actualizado catálogo se unen actividades infantiles todos los sábados; talleres de lectura y escritura para todas las edades; y un club de lectura para adolescentes (un público al que cuidan mucho en la librería) que se reúne un viernes al mes para desmenuzar el libro propuesto. ¡No dejes de pasarte por ella!

Librerías en Madrid

4. Espacio Kalandraka (C/ Santa María, 16). Los amantes de la editorial Kalandraka, referente en literatura infantil y juvenil en España, tienen una cita ineludible en Espacio Kalandraka, una antigua imprenta en la que todavía se respira la pasión por el papel y que la editora ha convertido en un lugar de encuentro en torno a sus libros para los pequeños lectores y sus familias. Presentaciones de novedades, exposiciones, cuentacuentos y actividades varias en torno a la literatura infantil se dan cita en este pequeño rincón del madrileño Barrio de las Letras.

Librerías imprescindibles

5. La Central de Callao (C/ del Postigo de San Martín, 8). Podríamos decir que esto es un bonus track porque no estamos ante una librería infantil en el sentido estricto, pero alguna licencia nos teníamos que permitir los padres, ¿no? Lo bueno de este establecimiento es que puedes echar una tarde entera (incluso un día si me fuerzas) en ella. Y no te aburrirías. Entre tantos libros las horas pasan volando. Y es que, además de ser una librería fantástica para adultos, tienen una sección infantil preciosa y con una cuidada selección de referencias. Y por si fuese poco, en su planta baja, una cafetería encantadora para leer el último álbum ilustrado infantil a tu hijo mientras te tomas un café con leche acompañado por algunas de las deliciosas tartas caseras que preparan. Estoy seguro de que os ha gustado el plan, ¿verdad?

The following two tabs change content below.
Un papá en prácticas
Soy papá de Mara, periodista y autor del blog unpapaenpracticas.com. Por ese orden, que si no se altera el producto. Tras varios años trabajando en agencias de noticias y de comunicación, ahora ejerzo como jefe de prensa de una asociación, labor que compagino con la actualización de mi blog y con colaboraciones periodísticas freelance en revistas, webs y blogs.