¿Cómo cambiar los limpiaparabrisas? Tipos y pasos a seguir

14 noviembre | 2019 | Goodyear

En Goodyear te contamos cómo cambiar los limpiaparabrisas en sólo 3 pasos y todo lo necesario para su mantenimiento

El limpiaparabrisas es, aunque no lo creas, uno de los elementos de seguridad más simples y a la vez más importantes de un coche. Su invención data de 1903 y fue una mujer, Mary Anderson, la responsable de su creación y la que hizo que los conductores no tuvieran nunca más que detener el motor sus vehículos y bajarse de los mismos para limpiar a mano los restos de lluvia o nieve.

En un primer momento, el limpiaparabrisas era de accionamiento mecánico, es decir, se manejaba manualmente desde dentro del vehículo. Hubo que esperar hasta 1964 para que Robert Kearns inventara y patentara el limpiaparabrisas eléctrico intermitente, que es grosso modo muy similar a como lo conocemos en la actualidad en el mundo del motor. Si quieres saberlo todo sobre los limpiaparabrisas.

La seguridad y los limpiaparabrisas

Como decimos, se trata de un elemento de seguridad vital para nuestro coche, ya que un limpiaparabrisas en mal estado puede restar hasta un 20 por ciento tu visibilidad de la carretera, incluso más en condiciones climáticas complicadas, con fuertes lluvias o con nieve, o si conduces por terrenos con barro o polvo.

Al mismo tiempo, unas escobillas en mal estado no solo juegan en contra de tu seguridad, sino que, además pueden rayar el cristal del parabrisas del coche, incrementando el peligro de que éste se rompa. Por eso siempre hay que tratar a este elemento con el mismo mimo que tenemos con, por ejemplo, el motor, los frenos o la presión de los neumáticos.

El futuro del limpiaparabrisas

Tipos de limpiaparabrisas

Existen dos grupos principales de limpiaparabrisas. Por un lado están las escobillas planas, que son totalmente de goma. Entre sus características están una alta eficacia en el barrido y una menor fricción en el parabrisas. Como no tienen partes metálicas, se evita la oxidación y la corrosión por el hielo o por el sol, aunque, eso sí, la goma es más delicada y suelen tener una menor durabilidad. Son más modernas y baratas, pero duran menos.

Luego están las escobillas convencionales que tienen doble pintura anticorrosiva, estructura metálica robusta, resistente y durable. Las garras son rectangulares, se ajustan de forma precisa en la goma garantizando una limpieza eficaz y una mayor estabilidad en los limpiaparabrisas de más longitud. Son las más tradicionales.

Limpiaparabrisas

Trucos para cuidar tu limpiaparabrisas

Tener unos limpiaparabrisas en buen estado es fundamental para nuestra seguridad. Por eso hay que tener en cuenta algunos consejos que nos ayudarán a cuidar este elemento de nuestro coche.

  • Procura que no estén expuestos a temperaturas extremas, aunque ante esto, si tu coche duerme en la calle, poco podrás hacer, excepto aparcarlo en la sombra en verano y quizás ponerle algún tipo de protección en invierno.
  • Si el cristal tiene arena o tierra o está congelado, intenta no usar el limpiaparabrisas si puedes evitarlo, ya que la goma se deteriorará con más facilidad. Lo ideal es darle agua al parabrisas para quitar la arena o la tierra o esperar a que se descongele el cristal poniendo la calefacción.
  • Si quieres que dure mucho más, es muy buena idea lavar la goma del parabrisas una vez por semana. Pasando una esponja con agua o un paño húmedo será más que suficiente.
  • Es importante un buen mantenimiento de los eyectores de líquido para conseguir un buen barrido y limpieza. Con un simple alfiler, podremos evitar la  obturación de los mismos y lograr la orientación correcta.

Señales que indican que debes cambiar tu limpiaparabrisas

A pesar de los consejos que te hemos dado, lo recomendable es que cambies las escobillas una vez al año. La época más habitual es después del verano, porque el caucho de los limpiaparabrisas se suele resecar tras esa época y es la mejor manera de asegurarnos que va a estar a pleno funcionamiento para la época de lluvias, frío, hielo y nieve.

Si somos de los de estirar hasta que aguante, cosa que desde aquí no te recomendamos, sí es cierto que los limpiaparabrisas te van “avisando” con más o menos tiempo. Así, hay que ir pensando en cambiar las escobillas si en nuestro campo visual central aparece una raya o varias rayas permanentes en el exterior del parabrisas.

Es imprescindible cambiar las escobillas del limpiaparabrisas si aparecen superficies de agua que perduran en todas las zonas, o también en el caso de que queden velos o marcas de vibraciones al usarlo.

Limpiaparabrisas

Cómo cambiar los limpiaparabrisas

Antes de nada, debes asegurarte de que el limpiaparabrisas que compres se adapte al que has de sustituir en tu coche. Así, lo principal que has de mirar, si no repites marca y modelo, es el tipo de anclaje (no es el mismo en todos los coches, aunque sabiendo la marca y modelo de tu vehículo te van a ayudar en la tienda) y la longitud de la goma, para no pasarte (puedes rozar el marco del cristal y estropear antes el limpiaparabrisas) o quedarte corto (no limpiarás del todo el cristal).

Una vez hechas estas comprobaciones, el proceso de sustitución en tu vehículo a motor es bastante sencillo y puedes hacerlo tú mismo.

  1. Levanta las escobillas y déjalas en posición vertical. Si puedes, coloca algún tipo de protección sobre el cristal (un trapo vale) por si salta el muelle del brazo. Así evitarás el impacto del brazo sobre el cristal.
  2. Suelta el clip que fija la escobilla al brazo del mecanismo y retira la escobilla vieja.
  3. Coloca la escobilla nueva y asegúrate de que el clip de fijación queda bien sujeto.
  4. Comprueba que la nueva escobilla limpia correctamente echando agua en el cristal, no la hagas trabajar en seco.

Como ves, el limpiaparabrisas es un elemento tan importante para la seguridad de tu coche, como el motor, los faros o el estado del dibujo de los neumáticos y su mantenimiento es más que asequible. No dejes que los limpiaparabrisas de tu vehículo te arruinen un buen viaje: mantenlos en buen estado para seguir haciendo kilómetros de calidad en busca de nuevos destinos.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan