El limpiaparabrisas de los coches cambiará radicalmente

El limpiaparabrisas de los coches en el futuro podría funcionar gracias a un campo de fuerza. ¡Entra y conoce más!

¿Qué sabes del limpiaparabrisas? Su origen e historia está vinculada a procesos continuos de innovación. ¿No te lo crees? El limpiaparabrisas nació como un instrumento de limpieza del automóvil. Con el paso de los años este elemento de seguridad pasivo se ha visto sometido a modificaciones de formato, reducciones de peso y cambios radicales de posición.

Aunque parezca ciencia ficción McLaren está trabajando en una nueva tecnología que realizará la misma función que los limpiadores del parabrisas (las gomas y el soporte esquelético metálico), pero en su lugar se utilizará ondas sonoras de alta frecuencia. Parece lógico que sea McLaren la punta de lanza de esta tecnología puesto que es un fabricante inglés y el uso continuo del limpiaparabrisas en ese país es inevitable por la persistente lluvia. Esta innovación aumentará la aerodinámica del coche, reduciendo partes superfluas y elementos añadidos al cristal del parabrisas. 

¿Cómo funcionará el limpiaparabrisas de ondas sonoras?

La idea detrás de esta nueva tecnología innovadora es crear un campo de fuerza producido por sonido que cubrirá el parabrisas. Un transductor ultrasónico será responsable de producir ondas sonoras que, a su vez, van a crear vibraciones lo suficientemente potentes como para eliminar cualquier resto suciedad o agua del parabrisas.

No debería haber ninguna preocupación en relación con el ruido – las ondas de sonido serían tan alta frecuencia (30 kHz, para ser exactos) que no van a ser audibles ni para los finos oídos de los murciélagos.  Por otra parte, las vibraciones no serían indetectables desde el interior del coche.

A pesar de que este concepto suena muy futurista y tal vez incluso inverosímil, ya se ha aplicado a los aviones de combate. En concreto, se utilizan para las marquesinas de la cabina de pilotaje de algunos de los últimos modelos de aviones de combate.

Si McLaren decide utilizar esta nueva tecnología, no hay plazos de ejecución en vehículos comerciales. De momento se está probando en sus modelos más exclusivos y nada se sabe aún sobre cuándo se difundirá al público en general. 

El futuro del limpiaparabrisas

Eficiencia y aerodinámica en los nuevos modelos 

McLaren es una empresa enfocada al respeto por los detalles más pequeños de sus vehículos por lo que no es sorprendente que introdujera este cambio en los limpiaparabrisas con el fin de mejorar la aerodinámica de sus futuros vehículos. También existen consideraciones de peso a tener en cuenta: los limpiaparabrisas en sí no son muy pesados, pero son accionados por un motor que sí lo es y que también se elimina.

En términos de eficiencia, los futuros limpiaparabrisas funcionarían automáticamente y casi al instante. Incluso si un coche se ha empapado de lluvia intensa o nieve, el sistema debería eliminar todos los residuos y mejorar sustancialmente la visibilidad.

Existe una cuestión legal en la que McLaren podría encontrarse si se decide a llevar a cabo esta innovación: las administraciones todavía no han establecido la norma o reglamento para la disposición de este novedoso sistema, es decir, la ley obliga a que todos los coches tengan limpiaparabrisas en perfecto funcionamiento. La compañía tendría que recibir una exención con el fin de mantener coches legalmente en la calle.

Hasta que esta tecnología no esté ampliamente difundida y disponible para su uso general desde Goodyear te ofrecemos unos consejos de uso del limpiaparabrisas:

Mantén las gomas de las escobillas limpias.

Reemplázalas cada año aunque no las utilices. Recuerda que los kilómetros cuentan y que los rayos solares las degradan enormemente.

Adquiérelas de calidad. Son un elemento indispensable para tu seguridad y la de los tuyos.