Cómo limpiar el filtro de partículas de nuestro coche

11 marzo | 2020 | Goodyear

Si quieres saber cómo limpiar el filtro de partículas de tu coche, te vamos a explicar los métodos más recomendados para limpiar este filtro

El filtro de partículas es un “milagroso” sistema que hace que el motor de nuestro coche no contamine tanto como cabría esperar. Pero que sea “milagroso” no le impide necesitar de cierto mantenimiento y de sufrir alguna avería que, te avisamos, no es barata. Si quieres saber cómo limpiar el filtro de partículas de tu coche, te vamos a explicar los métodos más recomendados para limpiar este filtro..

La importancia del filtro de partículas

Ya sabemos que el filtro de partículas es un dispositivo ubicado en el tubo de escape que tiene como misión la de retener las partículas sólidas generadas por los motores diésel (tradicionalmente) y gasolina (en los últimos tiempos). Una vez que el filtro está ‘lleno’ de esas partículas contaminantes (óxidos de nitrógeno y partículas sólidas, cenizas o benzopirenos, principalmente), el sistema se encarga de incinerarlas, a través de un proceso conocido como regeneración, reduciendo así el nivel de emisiones contaminantes.

Esto lo agradece el medio ambiente y nuestra salud, ya que se ha demostrado que esas sustancias contaminantes son agentes cancerígenos bastante peligrosos, pues son lo bastante finas como para introducirse en nuestro organismo, mutar nuestras células y provocarnos esa terrible enfermedad que es el cáncer. De esa manera, mantener en buen estado el filtro de partículas y, con ello, que funcione correctamente es también algo que puedes hacer por tu salud y por la de los demás… además de ahorrarte disgustos económicos.

Aparte de respetar el mantenimiento que te indique el fabricante de tu coche (algunos filtros de partículas utilizan un aditivo que se debe recargar en el taller), y siguiendo una serie de consejos básicos, lograrás una mayor duración del mismo. Así, evita coger el coche en trayectos demasiado cortos (el motor no suele alcanzar su temperatura ideal de funcionamiento y el filtro tampoco y puede saturarse); sal a carretera de vez en cuando (para “limpiar” las partículas sólidas acumuladas en el filtro) y utiliza el aceite recomendado por el fabricante.

A pesar de esto, lo que es irremediable es que el filtro de partículas termine obstruyéndose en torno a los 180.000-200.000 kilómetros, dependiendo del modelo y de la marca de tu coche diésel o gasolina modernos (los coches de gasóleo más antiguos carecen de este elemento).

Filtro de partículas

Mantenimiento del filtro de partículas

No obstante, para evitar que se obstruya el filtro antes de lo que debería, como usuario tienes la opción de “limpiarlo” tú mismo. No, no te asustes, no vas a tener que “abrir” el coche y mancharte las manos de grasa. Se trata una regeneración manual del filtro de partículas y se hace conduciendo.

En un primer estadio, lo ideal es que circules durante unos 15 minutos por encima de las 2.000 rpm (sin superar en exceso las 2.500 rpm); no obstante, si esto no es suficiente, deberás sacar el coche a una autovía o autopista para subir el motor por encima de las 2.500 rpm (entre 2.500 y 3.000 rpm es suficiente) y a una velocidad por encima de 70 km/h y mantenerlo subido de vueltas en torno a 30 minutos.

Si este proceso no funciona, no te va a quedar otra que darte un paseo hasta el taller para que los profesionales se encarguen. Allí tienes varias opciones, entre ellas una regeneración forzada, que tendrá un coste máximo en torno a 100 euros.

Tipos de limpieza del filtro de partículas

Si no fuese suficiente, el taller podrá limpiar el filtro a través de diversos métodos, siendo los más habituales estos tres que te comentamos.

  • Tratamientos térmicos. Mediante esta técnica se corta el filtro de partículas para, posteriormente, sumergirlo en un detergente durante dos horas. Se realiza una limpieza a presión y después se vuelve a soldar.
  • Por ultrasonidos. Este proceso consiste en sumergir el filtro en una lavadora por ultrasonidos, la cual mediante las vibraciones y la elevada temperatura que alcanza el agua producen la implosión de los sedimentos que están pegados.
  • Con aditivos químicos. Mediante la variación de flujos de agua a presión, detergentes y productos especiales, se arrastrarán las partículas de hollín fuera del filtro de partículas y lo desatascarán.

Como último recurso, y siempre que todo lo anterior no funcione, la única solución sería el cambio completo del filtro y aquí el precio se eleva, pudiendo rondar los 2.000 euros. Si no se acude a un taller a tiempo, el filtro de partículas puede llegar a bloquearse de forma permanente y causará daños al motor.

Otra alternativa, aunque no te la recomendamos y te recordamos que es ilegal, es la retirada del filtro de partículas. Aparte de convertir tu coche en más contaminante, algo que va contra el medio ambiente y la salud de los demás, te puede dar problemas con la nueva ITV, donde pueden detectar su ausencia e inmovilizar tu coche.

Como te hemos contado, poco puedes hacer en el mantenimiento del filtro de partículas, aunque si sigues esta serie de consejos, podrás lograr que la vida útil de esta importante pieza de tu coche sea igual o mejor de lo esperada.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan