10 interesantes lugares para visitar en Madrid

Recopilamos 10 interesantes lugares para visitar Madrid: las zonas más bellas y curiosas de la capital española

Madrid está plagado de destinos curiosos, lugares desconocidos, o al menos no tan conocidos, que se escapan de las guías de viajes para ser el lugar de encuentro de los madrileños. Pequeñas joyas escondidas del mundanal ruido, magníficas curiosidades arquitectónicas que en medio de la urbe le devuelven paz y serenidad al viajero cansado. Hoy nos detenemos en nuestro viaje por España para conocer la cara B de Madrid, esa ciudad de la que ya conocemos su ruta del cocido madrileño, esa misma ciudad que ya hemos visitado con niños, de la que conocemos heladerías, los mejores sitios de tapas, librerías y escenarios de cine. Esa misma ciudad a la que hemos vuelto, y volveremos, para conocer los lugares más curiosos de Madrid.

La plaza más pequeña y la calle más corta. ¿Sabías que la Plazuela de San Javier es la más pequeña de Madrid? Con sólo dos números (el 1 y el 2), se accede a ella a través de la calle Conde, en el barrio de los Austrias. De la plaza más pequeña nos vamos a la calle más corta de Madrid. Es decir, la de Rompelanzas, entre Preciados y la calle del Carmen, a unos metros de la estación de metro de Sol, una travesía de apenas 20 metros. ¡Atento o te lo perderás!

Rincones de la capital

El Cementerio hebreo y el Cementerio de los Ingleses de Madrid. Madrid cuenta con 260 cementerios.  Hay algunos que, sin embargo, no verán cruzar sus puertas a nadie, ni se verán flores sobre las tumbas, es el caso del cementerio judío de Hoyo de Manzanares, donde hay enterradas unas 350 personas. El judaísmo prohíbe las flores y las imágenes o cruces. Sólo la estrella de David luce sobre las lápidas, orientadas al sur, a Jerusalén. Muy cerca de la Pradera de San Isidro, se encuentra el Cementerio de los Ingleses. Creado en 1854, la Embajada británica quiso dar un espacio para enterrar aquellas personas cristianas no católicas. No eran admitidos en los otros cementerios existentes. Así, dio cobijo no sólo a británicos sino a judíos, luteranos o miembros de la iglesia ortodoxa rusa y griega. Si después de leer esto aún te sorprende que un post de viaje hablemos de cementerios, recuerda que una sociedad se conoce por qué trata a sus muertos.

En busca de los edificios más curiosos.  Uno de los edificios más fotografiados, y no, no hablamos de las manidas Torre Kio, es el edificio Carabanchel 24. Su colorista estilo a lo Paul Klee, en Carabanchel alto no pasa desapercibido. Tampoco lo hace el edificio Mirador en Sanchinarro, que, esta vez al estilo de los cubos de lego, sorprende por su gran abertura central que se encuentra a 36.8 metros del suelo. En ella hay un jardín comunitario y unas amplias vistas de la Sierra de Guadarrama. Última parada arquitectónica, por hoy, en el edificio de viviendas 88 públicas de Bambú (también en Carabanchel Alto), premio RIBA de arquitectura, envuelto por una piel de bambú.

Madrid Metrópolis

¿Las rosas de Madrid? Hay dos lugares en Madrid donde la primavera se anuncia con todo su esplendor: las Rosaleda del Parque del Retiro y del Parque del Oeste. Muy cerca de la estatua del Ángel Caído del Retiro, una imagen capta la atención de viajeros y madrileños. Diseñada por Cecilio Rodríguez, Jardinero Mayor de la Villa, en 1915, a imitación de las de otras ciudades europeas, la Rosaleda del Parque del Retiro cuenta con más de 4000 rosales. De 1956 data la Rosaleda del Parque del Oeste. Desde su creación se celebra cada mes de mayo el “Concurso Internacional de Rosas Nuevas de la villa de Madrid”. Alberga más de 600 variedades de rosas con 20.000 rosales: un total de 20.000 razones para visitarla.

La Chorrera de los Litueros, la cascada más alta de Madrid. Hasta Somosierra tendrás que desplazarte para conocer uno de los lugares más curiosos de Madrid. Escenario de una de las batallas más épicas registradas durante la invasión napoleónica, Somosierra ofrece la posibilidad de disfrutar, a aquellos que les guste el senderismo, de una ruta hasta la Chorrera de los Litueros. En el camino encontrará lugares en los que hacer parada como la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad,  la Iglesia San Nicolás de Bari o el Museo Etnológico.

Palacio de cristal

La parroquia ortodoxa de Santa María Magdalena, abierta al culto en 2013, en Hortaleza, es otro de los rincones curiosos con los que nos sorprende Madrid. Su particular forma con  cinco cúpulas doradas, que representan a Cristo y los cuatro evangelistas, destaca en el skyline de Madrid. Es el primer templo ortodoxo ruso erigido en la capital española y la segunda en España después de la de Altea.

Parque Europa o cómo visitar el London Bridge sin el Brexit. Toda Europa cabe en Torrejón de Ardoz. El Parque Europa se ha convertido en los últimos años en una visita obligada para familias. Un total de 18 reproducciones de conocidos monumentos europeos ofrecen al visitante una perspectiva indispensable sobre Europa desde un punto de vista didáctico y divertido. ¿Cómo si no se podría conocer el London Bridge sin salir de Madrid y esquivando el Brexit?

La historia y el Templo Debod. Las piedras del Templo Debod atesoran un largo camino desde el antiguo Egipto hasta nuestros días y desde su emplazamiento original en Nubia, donde decidieron construir la presa de Asuán para regular el caudal del Nilo, hasta Madrid. En 1964, España solicitó formalmente el templo de Debod a título de donación. Debod junto con los templos de Dendur, Taffa y Ellesiya habían sido designados por el gobierno egipcio para ser entregados a los países que más contribuyeran económicamente al salvamento de los monumentos nubios. Piedra a piedra, Debob fue trasladado en dos partes hasta el oeste de la Plaza de España (conserva su original orientación de este a oeste), junto al Paseo del Pintor Rosales (Parque del Oeste), convirtiéndose en una de las imágenes más representativas e impresionantes de la ciudad de Madrid.

Para los amantes de la fantasía y Eduardo Manostijeras. El bosque Encantado de San Martín de Valdeiglesias, un jardín botánico que se ha convertido en una visita por mérito propio en uno de los lugares más mágicos de Madrid.  Senderos, cascadas y laberintos recorren su extensión donde se pueden ver más de 300 esculturas, realizadas por los mejores artistas de arte topiario de Europa, así como más de 500 especies vegetales de todo el mundo, que harían las delicias del mismo Eduardo Manostijeras. Exposiciones de cactus, bonsáis, plantas aromáticas y una de las pocas cascadas naturales de la Sierra Oeste de Madrid: la cascada Barbellido completan el plan perfecto para disfrutar en familia.

Si buscas las mejores vistas de Madrid, no hay una respuesta sencilla, pero te damos a elegir. La exclusividad de la terraza del Club Financiero (sólo podrás acceder si eres socio o por invitación para disfrutar de unas vistas 360º de la Biblioteca Nacional y la Castellana en frente, más allá el Retiro, las torres Kio o las sinuosas formas de la sierra al fondo) o si buscas la icónica imagen de Madrid, la terraza del Círculo de Bellas Artes (situada a 56 metros de altura sobre la Calle Alcalá, las vistas sobre Madrid se extienden desde la Sierra de Guadarrama al norte, hasta el Cerro de los Ángeles al sur).

Madrid es siempre una ciudad nueva a los ojos del viajero. Si quieres conocer todos sus secretos, no dudes en seguir nuestra guía con 10 rincones curiosos. Muchos lugares se han quedado fuera de esta lista. ¡Anímate y ofrécenos tus recomendaciones!