Mapas del futuro: descubre cómo será los próximos mapas

Los mapas del futuro ya son una realidad. Descubre cómo será la navegación de la próxima generación

Los sistemas de navegación actuales están experimentando un continuo proceso de evolución. Por ello, es posible decir que los mapas cambiarán la forma conducir. La precisión, la capacidad de adaptación al tráfico o el dominio del entorno son características que, día a día, son mejoradas por las distintas empresas de sistemas de navegación. La industria ya está centrando todos sus esfuerzos en los mapas de próxima generación y persiguiendo alcanzar la mayor calidad posible en el servicio. Así pues, el futuro de los mapas se augura prometedor y estará cada vez más centrado en la consecución del coche autónomo. La tecnología se ha hecho una parte fundamental de la conducción y, aunque los sistemas de navegación son los primeros en irrumpir en forma de dispositivo, no debemos olvidar el amplio número de aplicaciones que nos hacen más fácil el camino.

Recordemos que los sistemas de navegación para automóviles funcionan mediante la geolocalización o el sistema de posicionamiento global, más conocido como GPS. Este sistema, desarrollado, por primera vez, por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, permite localizar la posición de un objeto en el planeta con tan solo unos metros de margen de error. El dispositivo a localizar (un móvil, navegador, ordenador, etc.) lanza una señal a 3 de los 24 satélites que orbitan alrededor de la tierra, los cuales calculan la diferencia temporal entre las 3 señales y obtienen la posición del objeto en cuestión.

Estas señales tienen un problema en los sistemas de conducción automatizada y es que no resultan lo suficientemente precisas. Para poder lanzar el coche autónomo, es imprescindible que los sistemas que se encargan del posicionamiento, del control del entorno y de la evaluación del tráfico sean prácticamente perfectos. Se necesitan bases de datos más precisas y en eso están trabajando las empresas del sector: en una base de datos con actualizaciones continuas y un soporte de mejoras constante. 

Mapas de la próxima generación

Sistemas de navegación precisos: de metros a centímetros

En esta línea de trabajo, las primeras novedades del sector de los mapas vienen referidas al posicionamiento. Los GPS actuales funcionan mediante metros, pero se busca que ofrezcan la información en decímetros. De este modo, al tratarse de una unidad de medida más pequeña, es más fácil calcular con precisión la posición del vehículo respecto a los elementos de la vía o las rutas que debe tomar para llegar a su destino.

La cosa no queda aquí. Además del cambio en el sistema de medida, se planea la introducción de nuevos paquetes de datos, como la inclinación y pronunciación de las curvas, los desniveles en el terreno, la densidad del tráfico en tiempo real e, incluso, la velocidad ideal a la que conducir para no tener que detenernos en algunos semáforos. Además, se plantea la introducción de nuevas capas de información, que permitan realizar mediciones y digitalizaciones del entorno y de la situación del vehículo, lo que facilitará el análisis espacial de las vías por las que circulemos.

Todos estos cambios pueden hacer la conducción más cómoda, pero también van enfocados al lanzamiento en masa de los coches autónomos. Estos vehículos, cuyas fases beta ya circulan por Estados Unidos, son coches sin conductor y capaces de desarrollar las capacidades humanas de manejo y control del vehículo y de su entorno. Para ello, utilizan el sistema de posicionamiento global, radares y visión artificial, lo que les permite hacer una adecuada interpretación de la legislación de tráfico, las rutas y las características de las vías por la que circulan. Como conductores, solo tendremos que introducir el destino en la computadora y dejarnos llevar.

Los mapas para coches autónomos son partes del futuro de la conducción a corto y medio plazo, pero también podremos disfrutar de la conducción manual gracias a los avances en los mapas de próxima generación.