Así funciona M Hybrid, el primer motor híbrido de Mazda

9 mayo | 2019 | Goodyear

La venta de vehículos híbridos ha crecido un 80% en el último año en España, lo que deja claro el interés de los compradores por este tipo de motores, al igual que por los eléctricos. Las nuevas normas de algunos ayuntamientos, muy restrictivas en cuanto a la circulación de los vehículos más contaminantes, ha provocado el crecimiento de este tipo de motores y todas las marcas presentan periódicamente sus últimas novedades. Así llega el Mazda 3, que monta el M Hybrid que es el primer motor híbrido de la marca nipona.

Mazda 3, toma de contacto con el Mazda híbrido del futuro

El Mazda 3 presenta tres versiones: una diesel con motor 1.8 y dos gasolina que es donde se combinan con el motor híbrido: el primero es el 2.0 SKYACTIV-X y el segundo también es un 2.0, pero con un motor SKYACTIV-G. Todos ellos están homologados con el nuevo protocolo WLTP para adaptar el consumo y las emisiones de CO2 a la normativa más reciente.

 

¿Cómo funciona la tecnología M-Hybrid de un motor Mazda híbrido?

El funcionamiento del M Hybrid es muy sencillo: cuando el coche arranca, se detiene o acelera, el motor híbrido ayuda al de gasolina, reduciendo el consumo aunque no la aceleración. Dispone de una batería de 24V de iones de litio que se combina con un sistema que se encarga de regenerar la energía durante las frenadas para garantizar la eficiencia.

Además, monta un sistema de desactivación de cilindros que actúa desactivando dos de los cuatro cilindros cuando no hace falta un par alto, con lo que se reduce el consumo. El motor es capaz de desarrollar 122 caballos a 6000 revoluciones por minuto y el consumo medio es de entre 6 y 6,7 litros cada cien kilómetros.

Algunas de las mejoras que el motor híbrido M Hybrid provoca en el Mazda 3 son la maximización de la eficiencia, la mejora de la gestión térmica y la optimización de las camisas de los pistones, gracias a lo cual se produce una reducción significativa de la fricción mecánica. Además, la entrega de par es mayor a cualquier revolución que funcione el motor.

Se puede decir que la tecnología M Hybrid de esta nueva hornada de modelos de Mazda, es la antesala al vehículo eléctrico de la compañía nipona. Mientras tanto, este sistema  semihíbrido o microhíbrido será suficiente para que este Mazda 3 obtenga la etiqueta ECO que le permita desplazarse por el centro de ciudades como Madrid o Barcelona.

Muy lejos del primer híbrido en serie

Toyota fue la primera marca que decidió fabricar en serie un coche híbrido. Fue el Toyota Prius, en el año 1997, aunque entonces se puso a la venta sólo en Japón. Tres años después se lanzó en muchos otros países del mundo y en apenas una década, en 2008, ya había vendido un millón de unidades en todo el mundo.

Fue el primer híbrido de la historia en ser nombrado Coche del año y montaba un motor de 1.5 litros gasolina junto a un motor eléctrico que acumulaba en las baterías la energía que el sistema de frenado recuperaba cuando el coche frenaba. También llevaba un sistema que desactivaba automáticamente el motor cuando el coche estaba parado, evitando pérdidas de energía.

Ese Prius fue producto de una investigación que comenzó en 1974, cuando Toyota diseñó una patente que dio lugar en 1994 al primer motor híbrido de la marca japonesa. Sin embargo, no se presentó hasta un año después, en 1995, y se montó sobre un vehículo llamado Toyota XW10, el antecesor del Prius.

El M Hybrid es la tecnología que hará posible el primer  Mazda híbrido, una tecnología con el que la marca japonesa quiere encontrar su hueco entre los compradores de vehículos más  eficientes.

Good Year Kilometros que cuentan