El mercadillo navideño en Barcelona y Madrid

Descubre la interesante historia de los mercadillos navideños de Barcelona y Madrid. No los dejes pasa, ¡sólo podrás encontrarlos en diciembre!

Diciembre es tiempo de nieve, familia y por supuesto, Navidad. Pero también lo es de mercadillo, el simbólico decorado del preludio navideño, el capítulo más esperado del perfecto cuento de Navidad. Repasamos tres ubicaciones míticas que nos trasladan con su color, su artesanía, su sabor a la Navidad más entrañable. ¿Barcelona, Madrid o Viena?

10-mercadillos2

Barcelona, el mercadillo más antiguo

En la Ciudad Condal, el inicio de la Navidad está marcado por la apertura del mercado de Santa Llúcia, el más antiguo y tradicional de la ciudad, cuyo origen se remonta al año 1786. Mucho ha llovido desde entonces en Barcelona, pero la esencia de este mercadillo basado 100% en objetos tradicionales navideños sigue intacta. Ubicado en uno de los puntos de paso más populares de la ciudad, la plaza de la Catedral, en el barrio Gótico, el mercado de Santa Llúcia no es muy grande y siempre está repleto de gente en busca de la figura del Belén que se extravió el año pasado, algo de musgo para que los pastores descansen, un árbol de Navidad o cualquier objeto relacionado con adornos navideños. Cuenta con la particularidad, y que así siga, de que todos sus puestos son artesanos, lo que le otorga a este mercadillo navideño todo el sabor y el color de la tradición en unas fechas tan entrañables. Desde finales de noviembre y hasta el 23 de diciembre, la cita con la Navidad está en el mercado de Santa Llúcia.

En las mismas fechas, Barcelona dispone del mercadillo de Navidad de la Avenida de Gaudí. La Feria de Navidad de la Sagrada Familia es uno de los mercados ya tradicionales de la ciudad condal. Data de 1962. Organizado por la Associació d’artesans i firaires Nadalencs de la Sagrada Família reúne cada año a un centenar de artesanos. Los numerosos puestos que llenan la plaza se distribuyen en cuatro sectores: el de árboles y plantas de Navidad; el de pesebres, figuras tradicionales y decoración navideña en general; el de alimentación, con establecimientos de venta de golosinas; y el sector de los regalos, con puestos de productos artesanales, bisutería y ropa.

Del 19 de diciembre al 8 de enero, la actividad se traslada también a la Fira de Reis de Gran Via. Se celebró por primera vez en 1877 y entonces sólo se vendían juguetes y caramelos. La tradición se mantiene más de un siglo después y los barceloneses no faltan a la cita especialmente el día de San Esteban o en la tarde de Reyes. El mercado de juguetes se completa en la actualidad con un mercado de artesanía, situado en la zona más cercana a la plaza de España.

10-mercadillos+3

Madrid, Navidad en la Plaza Mayor

No puede decirse que sea Navidad en Madrid si no se ha visitado el Mercado navideño de la Plaza Mayor. Este tradicional mercado ubicado en un emplazamiento mítico de la capital congrega más de un centenar de puestos por donde es de recibo pasear en busca de las decoraciones navideñas de cada año, desde el musgo hasta las típicas bolas de los árboles, desde espumillón hasta la figura del Belén extraviada de cada Navidad. Tras las compras, no se me ocurre un mejor plan que disfrutar de un aperitivo en cualquiera de sus míticos bares acompañado por un buen bocata de calamares. Y como cada año, también en la Plaza de España de Madrid tendrá lugar una nueva edición, y ya van unas cuantas, de la Feria Mercado de Artesanía de la Comunidad de Madrid. Un muestrario con más de 168 stands donde encontrar productos artesanos procedentes de toda España entre diferentes gremios como ceramistas, joyeros, trabajadores del cuero, escultores, orfebres o jugueteros, entre otros. Hasta el 31 de diciembre, la Navidad se vive con especial intensidad en el mercadillo de la plaza Mayor.

10-mercadillos+2

Viena, una de las ciudades con más carisma navideño

Nuestra primera incursión europea viene de la mano de una de las ciudades con más carisma navideño, ya que e imposible pensar en un mercadillo de Navidad y que esta imagen no nos traslade hasta la ciudad imperial de Viena. Y es que esta refinada ciudad del viejo mundo puede presumir de tener muchos atractivos; Klimt, Beethoven, Freud… pero sobre todo puede presumir de poseer algunos de los mejores mercadillos de Navidad del mundo. Uno de ellos es el impresionante mercadillo de la plaza del Ayuntamiento –que es tan popular que es mejor evitar las horas punta de visitas- y el antiguo mercadillo de la plaza Freyung, en pleno corazón de Viena. Una incursión obligada para novatos navideños en la ciudad. Desde aquí, lo mejor es diseñar la ruta al más puro estilo cuento de Navidad imperial, donde no pueden faltar paradas en los mercadillos situados ante los palacios de Schönbrunn y Belvedere. También en la aldea navideña de la Maria-Theresien-Platz, entre el Museo de Historia Natural y el Kunsthistorisches Museum. Especialmente dedicado a los más golosos, Rösti, chocolate o Kartoffelpuffer y algunos de los más ricos ponches de la ciudad se pueden encontrar en cualquiera de los mercadillos, una deliciosa forma de combatir el frío vienés a base de ricos dulces.

Los mejores mercadillos de Navidad también te esperan en España. Sin nada que enviar al mítico mercado de Viena, disfruta de tu plan de Navidad en Barcelona y Madrid.

The following two tabs change content below.
Lorena G. Díaz

Lorena G. Díaz

Periodista y publicitaria. Escribo sobre viajes y estilo de vida en @hola,@holaviajes, @holacocina,@LonelyPlanetESP, La Vanguardia,@obienestar o Dapper.