Miradores de Barcelona: una ruta con vistas

2 diciembre | 2019 | Goodyear

Disfruta de los mejores miradores de Barcelona con esta espectacular ruta en coche que hemos preparado exclusivamente para ti. ¡Arrancamos!

Unas veces la naturaleza y otras la mano humana nos ofrecen la posibilidad de disfrutar de estampas bellísimas que se quedan grabadas a fuego en nuestro cerebro. Ya sea una cadena montañosa desde una cumbre o el skyline de una gran ciudad desde lo alto de una montaña, lo cierto es que los miradores son un destino maravilloso para contemplar escenarios y paisajes impresionantes. Para disfrutar de los mejores miradores de Barcelona te hemos preparado una preciosa ruta así que pon tu coche a punto, carga la maleta y ponte una playlist relajante con la que disfrutar del viaje que… ¡arrancamos!

Tavertet

Comenzamos la ruta en el noreste de la provincia de Barcelona, en la comarca de Osona. Allí te recomendamos hacer la carretera que parte de Rupit y llega a Tavertet, porque es una de las más bonitas de toda Cataluña. Harás varias paradas en el camino, por lo que es posible que dediques más de media hora para recorrer apenas 11 kilómetros. Al llegar a esta preciosa localidad te sorprenderán sus casas de montaña y sus bonitos rincones. Pero, sin duda, el lugar más llamativo de esta localidad es el Mirador del Castell, al final del Carrer del Mig: las vistas sobre el pantano de Sau, el macizo del Montseny y de los riscos del Collsacabra te dejarán sin aliento.

Tavertet

Santuario de Queralt

Desde Tavertet tomaremos la C-153 primero y la C-62 después para llegar a la Sierra de Queralt después de un viaje de unos 85 kilómetros. Allí encontramos el Santuario de Santa María de Queralt que, junto a la antigua hospedería que hoy es restaurante y el edificio del funicular, se encuentra a 1.200 metros de altura. Lo llaman ‘el balcón de Cataluña’ y las vistas son extraordinarias: las más cercanas, sobre el pueblo de Berga, justo a los pies de la sierra; pero más a lo lejos se divisan hasta los Pirineos. El lugar perfecto para arrancar la ruta con fuerzas es dejar el coche a los pies de la montaña y subir por la ladera durante algo más de una hora. Y si no, el funicular nos lleva cómodamente hasta lo más alto en una divertida experiencia.

Castillo de Balsareny

Tomamos la C-16 y viajamos unos 35 kilómetros hacia el sur para llegar hasta nuestro siguiente destino, el Castillo de Balsareny. Se trata de una fortificación que, como la mayoría de las construcciones defensivas levantadas hace siglos, domina el entorno desde lo alto de una colina. Desde el  castillo, con forma pentagonal y con 500 años de historia, se divisa toda la comarca del Bages, pero también las montañas de Montserrat e, incluso, los Pirineos.

Montserrat

El Monasterio de Montserrat es una de las primeras visitas que muchas personas que viajan a Cataluña quieren realizar, y no es para menos. Para llegar bajaremos unos 40 kilómetros por la C-16 y llegaremos por una carretera que nos permitirá disfrutar de las impresionantes rocas que forman la montaña. Quienes la frecuentan aseguran que las mejores vistas tanto de Montserrat como de los alrededores se consiguen desde el punto más alta de la montaña, Sant Jeroni, situado a 1.236 metros, aunque otra opción fantástica es tomar el Funicular de Sant Joan que, a 1.000 metros de altura, regala una espectacular vista aérea del monasterio y de toda la montaña de Montserrat.

Montserrat

Ullastrell

El penúltimo paso de esta ruta por los mejores miradores de Barcelona nos llevará hasta Ullastrell y, para llegar, volveremos a tomar la misma carretera C-16 para viajar otros 35 kilómetros al sur. Se trata de una pequeña localidad cercana a Terrassa que es muy conocida por estar ubicada en altura, lo que significa que desde cualquiera de sus calles tendremos un fantástico mirador de los alrededores. Lo mejor es ascender hasta la iglesia de Santa María, desde donde hay una vista panorámica de todos los alrededores, pero también hay otros miradores en los alrededores que no podemos dejar de visitar, como el Mirador de los Cuatro Vientos, el de Turó del Rector o el de Turó de Can Palet. Las vistas desde todos ellos son maravillosas.

Barcelona

Terminamos la ruta en Barcelona, después de otros 50 kilómetros de carretera. Pero la Ciudad Condal es un lugar con multitud de espacios en altura, por lo que podemos guardar la maleta, pero no el coche. La primera opción es subir a la montaña de Montjuic, desde donde se consiguen unas vistas extraordinarias de toda la ciudad. No menos espectacular es el paisaje que se observa desde el Parc Güell, la obra maestra de Gaudí que tiene un banco de mosaicos desde el que contemplar la gran urbe. La última recomendación es la basílica de Santa María del Pi: en su campanario encontramos un mirador de 360 grados desde el que contemplar toda la ciudad, por lo que muchos lo consideran el mejor mirador de Barcelona. Y si quieres saber más de esta capital olímpica, no te pierdas las diez películas y libros que te ayudarán a enamorarte de la Ciudad Condal.

Si lo que nos gusta es contemplar paisajes extraordinarios, disfrutar de vistas excepcionales o emocionarnos desde las alturas, esta ruta por los mejores miradores de Barcelona habrá cumplido con tus expectativas. Ahora solo hay que preparar el coche y hacer kilómetros de calidad para disfrutar solo o en la mejor compañía.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan