Motor gasolina: tipos y cómo funciona

Desde Goodyear nos proponemos responder a preguntas claves: tipos, cómo funciona y qué lo diferencia con motor diésel

En el eterno dilema diésel o gasolina se suceden pros y contras. Después del diésel gate, el sector del automóvil se plantea alternativas energéticas eficientes pero, ¿qué sabes del motor a gasolina? Desde Goodyear nos proponemos responder a las preguntas claves: cómo funciona, qué lo diferencia de un motor diésel y ¿desaparecerán los motores a combustión superados por los coches eléctricos?

Una de las diferencias entre los motores a gasolina y el motor diésel es la chispa. El primero es un motor de combustión interna que consigue el encendido mediante una chispa, para expandir un gas que empuja un pistón que transmite su movimiento al cigüeñal. El segundo transforma el calor en movimiento a través de la graduación de temperatura para lo que necesita incorporar un foco frío al proceso.

Cómo funciona un motor a gasolina

El motor de explosión, o motor a gasolina, obtiene energía mecánica directamente de la energía del combustible. La explosión del combustible mediante una chispa, como decíamos, produce la expansión del gas y el movimiento del pistón.

Fue en 1876 cuando el alemán Nikolaus August Otto construyó el primer motor de gasolina de la historia, de cuatro tiempos, que fue la base para todos los motores posteriores de combustión interna. En 1886 Karl Benz comienza a utilizar motores de gasolina en sus primeros prototipos.

Motores

Los motores gasolina pueden ser de dos tipos: de dos o cuatro tiempos. Los primeros  y más antiguos (1 vuelta de cigüeñal) son usados en la actualidad en motos de campo o ciclomotores de 50cm3. El cambio de gases se dirige mediante el pistón, no como en el de 4 tiempos que es por válvulas. Los segundos (2 vueltas de cigüeñal) son los que montan todos los motores a gasolina de los coches actuales El motor de gasolina de cuatro tiempos, necesita cuatro carreras del pistón (admisión, compresión, combustión o explosión y escape) para completar el ciclo de combustión:

  • Admisión: el pistón está arriba, el combustible llega al cilindro a través de los pistones y la gasolina se mezcla con aire.
  • Compresión: el pistón baja y vuelve a subir comprimiendo la mezcla de gasolina y aire haciendo subir la temperatura interior del bloque.
  • Combustión/Explosión: el pistón baja de nuevo tras producirse la explosión de la mezcla de gasolina y oxígeno. La fuerza generada es el par motor.
  • Escape: las válvulas y el colector de escape liberan la explosión producida en la anterior fase.

El movimiento del pistón (en cuatro tiempo) se transforma en movimiento mediante el cigüeñal al que va unido la biela.

El bloque motor es una de las partes fundamentales de un coche. En el caso del motor convencional de gasolina, la cadena de reacciones provocadas por la chispa inicial, que enciende una mezcla de vapor de combustible y aire comprimido dentro de un cilindro, hace que la mezcla se queme rápidamente y a medida que lo hace se expande y proporciona energía.

Motor de combustión

¿Desaparecerán los motores gasolina?

No sólo los motores a gasolina, también los diésel, desaparecerán en el plazo de 20 años. Así lo asegura el profesor de la Universidad de Cantabria (UC) Delfín Silió. Asegura que estamos viviendo un periodo de transición equiparable a las revoluciones industriales de siglos pasados, que concluirá “en un plazo no inferior a 20 años” con la desaparición del motor de combustión y su sustitución por los eléctricos.

Por el momento, en Europa solo un 1,4% del mercado es de vehículos eléctricos y un 5% de combustibles alternativos. En España, según datos de la ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), las matriculaciones de vehículos eléctricos e híbridos subieron un 42% en mayo. En los cinco primeros meses del año se registraron 34.269 unidades vendidas frente a los más de 500.000 coches de motor a combustión vendidos en el mismo período.

Qué pasa si echas diésel a un motor a gasolina

Según el RACE, cada año 72.700 conductores se confunden en la gasolinera. ¿Sabes qué le pasa al motor si te confundes de combustible? Si repostamos diésel en un coche de gasolina, tubos e inyectores se verán afectados. Lo habitual es que con más de un cuarto de depósito con el combustible equivocado, el coche a gasolina pueda arrancar pero se pare inmediatamente. El gasóleo ya habrá recorrido entonces varias partes del sistema que tendrán que ser vaciadas y limpiadas: depósito e inyectores.

Si repostamos gasolina en lugar de diésel podrían verse afectados el filtro o la bomba de inyección del motor diésel, una de las averías menos deseadas y más evitables por parte de los usuarios. En este caso, es fundamental que técnicos especializados comprueben los posibles daños en la bomba antes de vaciar el depósito. No intentes vaciar el depósito porque podrías dañar manguitos, filtros o componentes del sistema de alimentación. Si has detectado el problema en el propio surtidor, no muevas el coche ni actives el contacto para evitar que entre el combustible equivocado en el circuito y la bomba.

Cómo ahorrar gasolina

¿Sabías que circulando a más de unos 20 km/h con una marcha metida, si no pisas el acelerador, el consumo de carburante es nulo? En cambio, a ralentí, el coche consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora.

El uso que hagas del motor de gasolina a través de una conducción no agresiva y eficiente contribuirá a ahorrar combustible. También influirá qué neumáticos uses y su estado. Si aún no sabes cómo, sigue nuestros tips porque cuanto más conozcas el funcionamiento de un motor y su mecánica, mejor sabrás cómo responde a tus necesidades.

  • PM Jordi

    Veo errores de descripción ! Entre otras cosas …. el consumo nulo y la descripción del funcionamiento de un motor diésel .