Música para desconectar: 10 canciones para huir del trabajo

Muchas personas usamos la música para desconectar. Desde Goodyear te ofrecemos nuestro Top-10 de canciones para huir del trabajo… ¡y de tu jefe!

Una larga jornada de trabajo, una tarea complicada que te han asignado a última hora, otro desacuerdo en la oficina… Hay días en que desearías gritar ‘ya basta’, subirte al coche e irte muy lejos. Pero como eso no siempre es posible, ni recomendable, te proponemos esta alternativa: una playlist cargada de furia para liberar estrés de camino a casa y decirle a tu jefe, aunque sólo ocurra en tu mente, ¡ahí te quedas!

Dale al play, ¡y desahógate!

Recoges tus cosas, te pones las gafas de sol (no importa que fuera esté nevando) y sales de la oficina con la cabeza bien alta y pisando con fuerza, ¡con orgullo! Y es que suena Du Hast de los alemanes Rammstein, que aparte de la ferocidad de su sonido metal, te hará sentirte por un momento como Neo a punto de plantarle batalla a las máquinas en ‘Matrix’…

También puedes imaginarte como el rapero Eminem diciéndole a tu jefe un par de cosillas para poner los puntos sobre las íes. En ese caso, Lose yourself, el tema principal de la banda sonora de ‘8 millas’ (y canción de Oscar) es tu aliado.

¿Hoy es uno de esos días en los que sustituirías a la mitad de tus compañeros de trabajo? Al gallego Iván Ferreiro también le ha pasado. Ya lo dice en Fahrenheit 451, la temperatura que alcanza su cuerpo cuando entra en cólera…. “casi todas las personas buenas que me rodeaban eran la peor basura que te puedas tirar”. ¿Excesivo? El músico avisa: “si no te gustó esta letra, tenemos guerra declarada”.

¿Quieren que hagas más horas extra? ¿Que trabajes en vacaciones? ¿Que asumas funciones que no son tuyas? ¿Pero qué se han creído? Como dirían los extravagantes Twisted Sister, “no, we’re not gonna take it (no, no vamos a aceptarlo). Su mensaje infunde el mismo valor hoy que cuando sonó por primera vez hace 32 años.

¿Estás harto de las malas condiciones de tu contrato? No te preocupes, une tu voz a la de Matt Bellamy (Muse) en Uprising y prepara tu particular revolución: “They will not force us, they will stop degrading us, they will not control us, we will be victorious” (no nos forzarán, dejarán de degradarnos, no nos controlarán, saldremos victoriosos). La energía que transmite el gran éxito de la banda británica te hará sentirte ganador.

¿Tu paciencia ha conocido su límite? Entonces probablemente te sientas como los californianos The Offspring en Staring at the sun, uno de los éxitos de su disco Americana de finales de los 90, con un in crescendo al que no podrás resistirte pero que te dejará agotado.

Y es que… siempre pasa lo mismo. Falla la organización, las tareas no se explican lo suficiente, otros trabajadores tienen mucha cara… Pensabas que, como los británicos The Who en Wont’ be fooled again, su clásico tema del 71, no volverías a encontrarte con el mismo problema, pero hay cosas que no cambian.

La mejor manera de descargar el estrés acumulado en el trabajo y librarse de la ira es, sin duda, cantar a voz en grito. ¿Y qué mejor propuesta que el Highway to Hell de los sempiternos AC/DC? Si te despistas, en pocos segundos te verás bailando al estilo Angus Young con una sonrisa en la cara…

Y es que el rock and roll tiene ese efecto: te permite desconectar y olvidarte de todo, incluso del último marrón que te ha encargado tu jefe. Así que, ¿por qué no seguir rockanroleando? Esta vez con los británicos Def Leppard y su enérgico Let’s get rocked. Aviso: querrás volver al inicio de la canción una y otra vez.

Llegas al final de esta playlist y ya te sientes un poco más relajado y bastante más optimista. Un mal día lo tiene cualquiera, ¿no? La próxima vez, recuerda las palabras de los estadounidenses Bon Jovi en Have a nice day: “when the world gets in my face, I day, have a nice day” (cuando el mundo me critica, le digo, que tenga un buen día).

¡Mañana será otro día!