10 canciones para volver al trabajo con energía

Descubre con Goodyear la mejor música para trabajar después de las vacaciones: entra en nuestro Top-10 y recarga las energías en tu vuelta al trabajo!

Septiembre. Los días cada vez son más cortos, las tardes empiezan a pedir chaqueta, el otoño se acerca, el verano dice adiós, los niños vuelven al cole y a ti te toca regresar al trabajo. Pero, ¿cómo hacerlo sin caer en la temida depresión post-vacacional? Muy fácil, con esta playlist de canciones enérgicas para entrar en la oficina con la cabeza bien alta y una gran sonrisa. Al fin y al cabo, ¿no decía aquel dicho: ‘al mal tiempo, buena cara’?

Exacto. ¡Dale al play!

Lo primero es sonreír y disfrutar de la luz de la mañana (incluso si está nublado). Con Wake up Boo! de The Boo Radleys terminarás de despertarte para afrontar el día con optimismo y vitalidad. “So wake up boo, there’s so many things for us to do” (Así que despierta, hay tantas cosas por hacer hoy).

Con la vuelta al trabajo regresan también los asuntos urgentes, las reuniones, las tareas que tenían que estar hechas ayer… Pero, al igual que Rocky Balboa en el ring, tú puedes con todo. Sólo necesitas un poquito de Eye of the Tiger de los estadounidenses Survivor (compuesta de manera expresa para la banda sonora de ‘Rocky III’) para convencerte de que no hay rival ni problema que no puedas vencer.

Y si aún así no te animas, Marvin Gaye y Tammi Terrell te recordarán con Ain’t no mountain high enough, clásico de 1967, que cuando te propones algo, no hay ni montaña ni río que te impidan alcanzar tu objetivo.

Si para ello es necesario poner en marcha una revolución, ¿por qué no? Los zaragozanos Amaral te convencerán con su Revolución de que en tus manos está cambiar el mundo… o simplemente hacer de la vuelta a la rutina algo positivo.

¿Nos estamos poniendo muy serios? Entonces toca relajarse mientras sigues cargando las pilas. I gotta feeling de The Black Eyed Peas es la mejor solución: invita a moverse y te llenará de vitalidad.

Trabajas duro y te mereces un reconocimiento. Así que nada mejor que escuchar She works hard for the money de la incombustible Donna Summers para poner rumbo a tu primer día de trabajo. Su pegadizo estribillo, que no ha dejado de sonar desde 1983, te acompañará durante la jornada.

A no ser que lo siguiente que escuches sea el alegre Walking in Sunshine de los anglo-estadounidenses Katrina & The Waves. Tararear su estribillo es contagioso. Compuesto en 1985 y muy popular por su presencia en cine y televisión, te aportará la penúltima dosis de energía necesaria para hacer frente a la jornada de trabajo.

Porque la última llega de la mano de los británicos Queen y su Don’t stop me now, que tanto te vale para retomar la rutina con positividad como para hacer un largo viaje en coche. Este tema rockero de 1978 te lanzará como un cohete hacia tus nuevos desafíos.

Ya estás en la oficina, o muy cerca. ¿8 canciones después y aún sigues pensando que estabas mejor en la cama? Pues echa mano del humor y dale al play a la décima canción. La vida pasa felizmente es el verdadero título de este himno de Luis Aguilé del que seguro conoces parte de la letra, y con el que te reirás de tu nueva situación. Porque “es una lata el trabajar, todos los días me tengo que levantar…”

Para poner punto y final a esta playlist, ¿qué tal un poquito de rumba? Melendi te hará bailar con su Caminando por la vida, uno de sus grandes éxitos que sin duda te recordará que, al final, todo es cuestión de actitud.