Ruta en coche por el norte de Portugal

21 enero | 2019 | José R. Pérez "Avistu"

Con playas, con costa, con clima moderado, tal vez ya conozcas el Algarve y el Sur de Portugal. No es la primera vez que viajamos al país vecino partiendo de Galicia o recorriendo la sutil línea que separa la ruta del jamón ibérico de la ruta portugesa del presunto, pero hoy te proponemos una ruta alternativa por el norte de Portugal, por el encanto de su naturaleza en Melgaço, por la estudiantil e histórica Braga, por la melancolía asomada al Río Duero de Oporto y por la cuna de Portugal, Coimbra. Descubre con Goodyear una ruta en coche por el norte de Portugal.

Melgaço

Melgaço, el destino radical del norte de Portugal

A una hora de Vigo y tan al norte de Portugal que si te equivocas de carretera acabas en Ourense, en la zona de Viana do Castelo se encuentra Melgaço. Autoproclamado como “el destino radical del norte de Portugal”, es un destino muy indicado para quienes buscan actividades de aventura y deportivas, como el barranquismo o el rafting por el Duero, la frontera fluvial entre Portugal y España.

Para quienes sean menos aventureros y busquen un ocio menos activo, se pueden acercar a lo que queda del castillo de Melgaço para disfrutar las vistas desde su único torreón. Aunque si de vistas hablamos, las más recomendables son las del, leve, ascenso a las afuera de la población homónima para pasear por las ruinas del castillo de Castro Laboreiro.

Y si caminar os ha cansado, el relax lo encontraréis en la piscina o los masajes del Balneario de  Melgaço, con un estupendo parque frente a él.

Muralla de Melgaço

Braga, estudiantil e histórica

A sólo 100 km, 10 arriba, 10 abajo, según optes por autopista de peaje o nacional, de Melgaço se encuentra Braga, una ciudad que por su mezcla de edificios históricos y bullicio estudiantil podríamos tal vez comparar con León o Salamanca.

Ciertamente hacen falta unas jóvenes piernas, fé o voluntad para subir las escaleras que llevan al Santuario de Bom Jesus do Monte. Esa subida es toda una alegoría cristiana y la recompensa es una preciosa iglesia barroca y un extenso jardín.

La monumental Braga tiene a sus espaldas 2000 años de historia en la que ha acumulado edificios de interés en sus estrechas callejuelas, como la catedral más antigua del país, que le han hecho ganar sobrenombres como “la ciudad de los arzobispos” ola Roma de Portugal”. 

Oporto, bodegas y puentes sobre el Duero

De Braga a Oporto podemos optar por conducir 57 km por el interior o hacer 72 km paralelos a la costa y acceder a la ciudad desde Matosinhos, “la playa de Oporto”. Mi recomendación es la segunda, por si os apetece un breve desvío y acercaros a contemplar el Atlántico desde cualquier punto de esa casi ininterrumpida sucesión de playas desde Viana do Castelo.

Mi primera recomendación en Oporto es que os deis un paseo, por el nivel superior, que los peatones comparten con el tranvía, del puente Don Luis I hasta la otra orilla del Duero, para contemplar una panorámica de Oporto desde un privilegiado punto de vista, el “Miradouro Serra do Pilar”.

Distintas son las vistas de Oporto de regreso al centro, si subís a lo alto de la Torre de los Clérigos (80 m) tendréis a un lado el Oporto más moderno y al otro los tejados marrones se prolongan hasta que les interrumpe el Duero.

Otras visitas que recomiendo en Oporto son la Librería Lello, una de las más bonitas del mundo, y su escalera de caracol, los azulejos de la Estación de San Bento, la Catedral de Oporto (y especialmente su claustro) o el Palacio de la Bolsa. Y, por supuesto, las bodegas de vino de Oporto, enfrente de la ciudad, en Vila Nova de Gaia.

Coimbra, la cuna de Portugal

La última escala sugerida de esta ruta por el Norte de Portugal se encuentra unos 130 km más al sur de Oporto, y es Coimbra, ciudad que vio nacer monárquicamente a Portugal y cuyo campus histórico, cuenta con la universidad más antigua de Portugal, es Patrimonio de la Humanidad.

Pese a esa grandiosidad, Coimbra es una ciudad a la que llegamos en coche pero que es recomendado descubrir a pie. Al venir de Oporto, nos resultará familiar encontrar una zona alta (“A Cidade Alta”, equivalente al Oporto histórico) y una zona desde la que ver esta (“Cidade Baixa”, equivalente a Vila Nova de Gaia y sus vistas a Oporto).

Si venís en Mayo, podéis disfrutar de la ceremonia universitaria de la “Queima das Fitas”, la fiesta del final del año universitarios. Si venís en cualquier época, no os perdáis la Praça Do Comércio, la Iglesia de Santiago, la Universidad, la Catedral o el Monasterio de Santa Cruz.

Al otro lado del Río Mondego, si viajas con niños debes llevarlos a ver el “Portugal dos pequeninos”, un  parque temático con los edificios más importantes del país reproducidos en miniatura.

Disfruta en familia de una ruta en coche por el norte de Portugal, descubre los secretos del país vecinos y conoce su gastronomía y patrimonio: una escapada inolvidable.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan