¡Nos vamos de camping!

Buen tiempo es sinónimo de disfrutar al aire libre, que a su vez es sinónimo de hacer planes con la mejor compañía, y sobre todo, divertirse con ellos en el lugar que elijamos.

¿Hay algún plan capaz de aunar todo esto? La respuesta es ¡sí! ¿Aún no sabes cuál? Saca tu espíritu de boy scout, ¡estamos hablando de ir de camping!

Ya nos estamos imaginando jugando al tetris para encajar todos los bultos (comúnmente llamados trastos) en el maletero del coche. Ropa, zapatillas, tienda de campaña, esterillas, sacos de dormir, mochila, linterna… Será todo lo que necesites para disfrutar de tus días de acampada. Bueno, ¡casi todo! Porque lo fundamental será el grupo que te acompañe. Sean quienes sean: amigos, familiares… no pueden faltar las ganas de pasar días juntos, sentido del humor y, cómo no, ¡energía para vivir esta experiencia!

Es un tipo de viaje ideal para afianzar los lazos con el grupo, conviviendo en un entorno natural. El momento de cenar a la luz de la luna, pudiendo ver alguna que otra estrella fugaz no creas que sólo pasa en las películas. ¡Pasa en las noches de camping!

camping

Y es que, la forma más natural de las cosas sienta siempre mucho mejor. Como las barbacoas para rematar un día de rutas o visitas a los pueblos de alrededor; o las historias de miedo antes de meterte en la tienda de campaña simulando que no te asustaste aunque en el fondo estés atemorizado (como lo estarán, aunque no lo digan, tus vecinos de tienda).

Puede pasar que tengas espíritu aventurero pero te resistas a dormir en una tienda al aire libre. ¡Esto no es un problema! Porque hay campings como el del Escorial en Madrid o el Resort Playa Montroig, Tarragona, donde disfrutar de la naturaleza durante el día y alojarte en uno de sus bungalows. Además, estas instalaciones cuentan con numerosas formas de ocio más allá de las que planees con los tuyos: restaurantes, piscina, actividades para niños, deportes… ¡Para disfrutar de tu estancia dentro y fuera de sus instalaciones!

Otra opción es… ¡la caravana! ¿Has oído aquello de “con la casa a cuestas”? Pues esto consiste en eso, ¡todo lo que necesitas, sobre ruedas! Para llevártelo allá donde vayas.

Este verano, olvídate de vuelos, hoteles y traslados desde el aeropuerto y apúntate al plan y disfruta con los tuyos en plena naturaleza. Este verano, ¡nos vamos de camping!