Basílica de Nuestra Señora del Pilar: 10 sabías qué

Te contamos 10 curiosos ‘sabías qué’ de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. ¿Sabes el por qué de su nombre? Descúbrelo

El primer templo mariano de la cristiandad se encuentra en Zaragoza. La Catedral-basílica de Nuestra Señora del Pilar se eleva sobre el río Ebro siendo el punto neurálgico de la ciudad y uno de los monumentos más visitados de España. Descubre, gracias a Kilómetros que cuentan, 10 sabías qué de la Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza y conoce todas sus curiosidades.

¿Sabías que la Virgen del Pilar lleva ese nombre por la columna sobre la que se encuentra? Según la tradición, el 2 de enero del año 40 d.C. el apóstol Santiago se encontraba evangelizando en Zaragoza cuando se le apareció la Virgen María y le ordenó construir una pequeña capilla. En el lugar de la aparición se erigió una columna de jaspe y sobre ella se colocó una representación de la Virgen María. El pilar sobre el que se puso la imagen comenzó a cobrar fama y, con los años, al templo se le empezó a conocer como la Basílica de Nuestra Señora del Pilar. Desde entonces el templo ha sufrido numerosas modificaciones por lo que pueden encontrarse varios estilos: románico mudéjar y especialmente barroco. Sin embargo, la columna sobre la que se encuentra la talla sigue inamovible a lo largo del tiempo.

¿Sabías que Zaragoza fue la primera ciudad del mundo en tener dos catedrales? En España hay seis ciudades que poseen dos catedrales: Vitoria, Salamanca, Zaragoza, Lleida, Cádiz y Plasencia. En la capital de Aragón se encuentra la Seo desde principios de siglo XII y desde 1676 (bula papal mediante) la Basílica de Nuestra Señora del Pilar también posee el designio de catedral.

¿Sabías que la Virgen únicamente mide 39 centímetros? A pesar de su importancia, la Virgen está representada en una talla de madera de menos de cuarenta centímetros de alto. La columna sobre la que está colocada mide 1,70 metros de altura, tiene 24 centímetros de diámetro y se encuentra bañada en oro y plata.

¿Sabías que el manto que rodea el pilar sobre el que se encuentra la Virgen cambia cada día? Se sabe que al menos en 1504 había varios mantos para arropar a la Virgen. En el año 1572 el número ascendía a 72 y hoy rondan los 500. Entre los mantos más destacados se encuentra uno de 1762 (el más antiguo que se conserva) que es el que se pone cada 12 de octubre, varios entregados por la familia real e incluso uno hecho con 1500 pajaritas de papel regalado por el Grupo Zaragozano de Papiroflexia. Durante las fiestas de Zaragoza el manto es sustituido por flores llevadas por los fieles. En algunos años los participantes de los festejos han superado el medio millón de personas utilizando unos diez millones de flores.

¿Sabías que hay varios días al año que la Virgen no lleva manto? Los días 2, 12 y 20 de cada mes la Virgen del Pilar no tiene manto. El día 2 se debe a que su aparición fue un 2 de enero del año 40 d.C., el 12 porque la dedicación al templo es el 12 de octubre y el 20, porque la coronación canónica de la Virgen del Pilar fue un 20 de mayo.

¿Sabías que Goya pintó la cúpula en 44 días? Bayeu, cuñado de Francisco de Goya, llevaba ocho años como jefe de obra en la Basílica cuando pidió al pintor zaragozano que se encargase de pintar la cúpula. Para ello tuvo que enfrentarse a las autoridades religiosas que decían que la forma de pintar de Goya era demasiado atrevida y el hecho de que el trabajo lo realizase en tan poco tiempo tampoco lo dejó en buen lugar. Sin embargo, la calidad de los frescos está fuera de toda discusión, teniendo especial relevancia las representaciones de San Lorenzo, Santa Engracia o San Valero. Además, una de las obras más interesantes (por su curiosa historia) es la de San Lamberto. El santo aparece representado con la cabeza en la mano dado que, según su hagiografía, fue decapitado por no renegar de su fe cristiana y cruzó el Ebro con la cabeza bajo el brazo para ser enterrado en cementerio cristiano.

¿Sabías que la Basílica de Nuestra Señora del Pilar tiene unas vistas fantásticas de Zaragoza? Su situación privilegiada en el centro urbano y la altura que alcanza la catedral, hacen que las mejores panorámicas de la ciudad, el Ebro o los Pirineos se vean desde las Torres de El Pilar. Hay un ascensor que llega a 63 metros de altura y su vista espectacular. Además, también puede accederse a la parte más alta de las torres (que se encuentra a unos 80 metros de altura) tras subir unos pocos peldaños.

¿Sabías que la primera película española de la historia se rodó en el Pilar? En 1898, un año después de que los hermanos Lumière inventasen el cinematógrafo, Eduardo Jimeno Correa rodó la película “Salida de la misa de doce de la Iglesia del Pilar de Zaragoza”. Aunque en realidad era su segunda cinta dado que su primera obra, en la que filmó a unos soldados de maniobras junto al Ebro, quedó inutilizada por la falta de luz.

¿Sabías que la Basílica del Pilar es el único edificio cristiano del mundo con simbología taoista? El investigador zaragozano José Chamorro ha relacionado varias estructuras repetitivas del templo con la arquitectura taoista. La ornamentación con líneas discontinuas de los cimborrios de las ocho cúpulas laterales, la serie numérica de elementos arquitectónicos o los símbolos similares a los empleados en la medicina china tradicional que adornan algunas partes del templo alimentan la teoría de la influencia taoísta en El Pilar. Si sumamos que los monjes jesuitas volvieron a Zaragoza tras pasar una etapa de misioneros en China en el momento en el que se editaba “El libro de las mutaciones” parece que la idea no es del todo descabellada.

¿Sabías que la Catedral-basílica de Nuestra Señora del Pilar fue bombardeada en 1936? En agosto de 1936, un avión republicano bombardeó la basílica. Una bomba cayó en el río Ebro, otra en la plaza del Pilar y dos dentro del templo. Sin embargo, ninguna estalló ¿Por qué? Sencillo, el piloto iba volando bajo y para que ese tipo de bombas llegue a detonar se deben de lanzar a cientos de metros de altura. Dos de esas bombas se encuentran expuestas en los pilares del templo y el hueco (con forma de cruz) que dejó la que cayó en la plaza fue rellenado con mármol.