Aventura acuática en el pantano de Iznájar: el embalse más grande de Andalucía

27 enero | 2020 | A tomar por mundo

Descubre el pantano de Iznájar y todas las actividades que puedes realizar en el embalse más grande de Andalucía. ¡Prepara la maleta y escápate con A tomar por mundo!

Cuando hablamos de Córdoba, probablemente se nos venga a la cabeza palabras como altas temperaturas, turismo de interior, salmorejo y flamenquines o su Mezquita que, por cierto, es Patrimonio de la Humanidad. Seguro que no pensamos en “playa”. Sin embargo, y aunque Córdoba carezca de arenales, no tiene nada que envidiar a las provincias andaluzas de la costa: el municipio de Iznájar tiene la fortuna de contar con el lago más grande de Andalucía. A los pies del Parque Natural Sierras Subbéticas se localiza este enorme pantano que convierte a la provincia cordobesa en el punto de mira para muchos bañistas y amantes de la aventura.

Este lago, que ocupa tierra de las provincias de Córdoba, Málaga y Granada, cumplió 50 años en octubre de 2019 y se ha convertido en un referente del turismo andaluz en los últimos años. Si duda un destino perfecto para los amantes de los deportes acuáticos en el interior. Alimentado por el río Genil, cuenta con una extensión de más de 100 kilómetros de orilla, lo que lo hace perfecto para unas vacaciones veraniegas y para practicar cualquier tipo de deporte acuático: desde kayak, hasta vela, pasando por paddle surf y muchas otras actividades.

Iznájar

Actividades acuáticas en el pantano de Iznájar

La zona habilitada para ello se sitúa en el margen derecho del embalse y se le conoce como paraje de Valdearenas (cuenta con una longitud de playa de 1,5 kilómetros). Tal es la calidad del lago que se ha creado un nuevo ecosistema de enorme riqueza en cuanto a fauna de aves y peces se refiere, ideal para la pesca y el avistamiento.

El centro de interpretación del embalse está a muy pocos kilómetros del pueblo, y en este lugar se pueden descubrir los valores naturales y culturales que forman parte del río Genil y del propio embalse; así, también será posible conocer la cultura e historia de la villa de Iznájar

Otra de las alternativas para disfrutar de nuestra aventura acuática la encontramos en la Estación Náutica Lago de Iznájar, que ofrece al visitante actividades para todas las edades y abre el abanico de posibilidades para disfrutar del lago y entorno.

Paddle Surf en Iznájar

Para disfrutar de los paisajes que envuelven el pantano mientras practicas deporte, el paddle surf es la actividad perfecta: manteniendo el equilibrio de pie en la tabla, mientras se utiliza el remo para desplazarse.

Esta actividad está disponible de abril a octubre, y la edad mínima recomendada para practicarla es 9 años. Es necesario saber nadar, aunque siempre, independientemente de la edad, es obligatorio usar chaleco salvavidas como medida de seguridad.

Patios de Iznájar

Big Sup: paddle surf a lo grande

Esta actividad es una modalidad del paddle surf y se practica en equipo. Con una tabla de paddle surf gigante, el grupo tiene que mantener el equilibrio mientras navegan subidos en la superficie. La edad mínima que se recomienda para practicar este deporte es de 9 años, y también es importante saber nadar. ¡La diversión y el trabajo conjunto son los objetivos del Big sup!

Aventura en kayak

El kayak es una variedad de la piragua en la que se desplaza con un remo doble. Es una actividad muy asequible y divertida, y también una forma más tranquila para disfrutar del pantano de Iznájar. La edad mínima para practicar el kayak es de 7 años, y todo aquel que se anime también tiene que saber nadar.

Vela: ruta guiada en Iznájar

Este deporte náutico consiste en controlar la dinámica de un barco, y sus velas, propulsado solamente por el viento. Gracias a esta actividad se lleva a cabo una ruta guiada por el pantano mientras que el capitán de la embarcación explica las curiosidades del paisaje. En los días fríos es conveniente proveerse de un abrigo; además, también es importante saber nadar y tener un mínimo de 9 años.

Vistas de Iznájar

Hidropedales: ideal para disfrutar en familia

Es una embarcación de uso recreativo que, en algunos casos suele tener tobogán. Es perfecto para pasar el día en familia o amigos y disfrutar de unos chapuzones en el pantano de Iznájar. De abril a septiembre, cuando las temperaturas son más cálidas es la temporada en la que se permite llevar a cabo esta actividad.

Paseo en barco

Si visitas el embalse de Iznájar con un grupo de amigos y os apetece un plan más tranquilo, el paseo en barco siempre es un acierto. Consiste en una ruta guiada por el lago con interpretación paisajística, de la que se encargará un experto en la historia y naturaleza regional. Por otro lado, durante el paseo, se podrá degustar tapas típicas de la zona.

Continúa tu aventura acuática cerca de Iznájar

Practicar rafting en Benamejí

A unos 30 Kms de Iznájar se encuentra Benamejí, una pequeña localidad cordobesa llena de encanto. Si aún te queda energía para seguir chapoteando estás de enhorabuena. Una de las actividades más demandadas en el río Genil a su paso por Benamejí es el rafting. Por este afluente corren unas aguas muy frías, ya que proceden directamente del fondo del embalse donde no llega el sol. Para practicar este deporte, los monitores acompañarán en todo momento al grupo. Durante la bajada del río habrá dos tramos: uno de navegación tranquila, en el que la edad mínima de los participantes es de 6 años; y otra de aguas bravas, en la que todos aquellos que participen deben tener mínimo 14 años. Soltar adrenalina con el rafting está asegurado, así como, pasar un buen rato de diversión.

Viaje a Iznájar

Qué ver en Iznájar

Además de estar considerado uno de los pueblos más bonitos de Andalucía, Iznájar tiene una ubicación privilegiada que regala preciosas vistas del embalse y de los olivares. El mirador Cruz de San Pedro, en la parte alta del pueblo, es el lugar ideal para tener una panorámica increíble de la zona. Para constatar la historia que envuelve a esta localidad está el Patio de las Comedias, a pocos metros del castillo y dentro del recinto amurallado; el nombre que recibe este lugar es debido a que, antiguamente, acogía representaciones teatrales. Este patio es un sitio muy acogedor, con una fuente en medio, y con flores muy coloridas que hacen resaltar el blanco de las casas. Precioso.

La Iglesia de Santiago, cercana al Patio de las Comedias, es la más conocida del pueblo; data del siglo XVI y es de estilo renacentista, por lo que es imprescindible hacer una visita, y no perderse el retablo mayor, del siglo XVIII. Al lado de este templo hay una plaza dedicada a Rafael Alberti, que posee un mosaico de azulejos donde se puede leer el poema que el propio poeta gaditano dedicó al pueblo: “Torre de Iznájar”.
Este municipio es una zona que desprende cultura e historia y, por ello, no se puede pasar por alto su Castillo, cuya construcción comenzó a mediados del siglo VIII, y es de origen árabe.

La tónica general que se percibe en las calles y monumentos de este pueblo es la belleza. Iznájar es el lugar ideal tanto para disfrutar de una playa de interior y practicar deportes acuáticos, así como para deleitarse de unas visitas más culturales con las que poder conocer la fascinante historia de Córdoba.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan