Parques Nacionales en España: los imprescindibles

Goodyear te enseña algunos interesantes lugares para disfrutar de la naturaleza en nuestro país ¡entra en nuestro post!

Si necesitas respirar, huir de la rutina, alimentar tu espíritu y tu cuerpo y empaparte de belleza salvaje este es un buen momento para planear una escapada a alguno de los imprescindibles Parques Nacionales de España. De norte a sur y de este a oeste, España es un enclave privilegiado en lo que a naturaleza se refiere. Picos de Europa, Islas Atlánticas, Aigüestortes, Sierra Nevada, Tablas de Daimiel, Cabrera, Garajonay…  Hasta quince Parques Nacionales de los que presumir desde que en 1918 se declaró el primero de este selecto club de la naturaleza, algunos son Reserva de la Biosfera otros Patrimonio de la Humanidad. Desde Goodyear os proponemos una ruta por los que han sido nombrados Patrimonio Mundial por la Unesco, pero todos son altamente recomendables. ¡Anímate y rutea con nosotros!

Parque Nacional de Garajonay, la leyenda del amor eterno

Patrimonio Mundial por la Unesco, el Parque Nacional de Garajonay es un auténtico paisaje boscoso virgen siempre envuelto entre nieblas donde se esconde el mejor bosque de laurisilva del mundo, con más de 1.000 invertebrados, reptiles y aves, numerosos manantiales y arroyos que propician el crecimiento de una exuberante vegetación propia del Terciario. Casi todo el mundo va a las Islas Canarias buscando sol y playa, pero las islas son mucho más. Este paisaje forestal cubierto de monteverde canario es espectacular, digno de una película de miedo, de misterio y La Gomera toda una sorpresa, una apuesta diferente si visitas Canarias y eres un amante del senderismo. Es una estampa que seguramente habrás visto, los troncos retorcidos llenos de musgo que dormitan entre nieblas y te atrapan como la historia de amor eterno entre la dulce princesa Gara y Jonay, el hijo de un mencey tinerfeño; agua y fuego en una unión imposible. Además del bosque es imprescindible la visita a la Laguna Grande, allí encontrarás el círculo de las catorce piedras, donde según cuenta la leyenda las brujas se reunían y muy interesante el Centro de Interpretación en Juego de Bolas.

Parque Nacional de Ordesa, 100 años bien cumplidos

Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad de la Unesco el Parque Nacional de Ordesa en el Pirineo Aragonés cumple años ¡Nada menos que 100 desde que fue declarado Parque Nacional en 1918! Este parque es uno de los más votados por los viajeros en TripAdvisor que lo consideran como el segundo lugar de interés natural más valorado de España. En aragonés, su nombre es Parque nacional d’Ordesa y d’as Tres Serols o de las tres hermanas en referencia a los tres grandes picos: Monte Perdido (3.355 m), Cilindro de Marboré (3.328 m) y Añisclo o Soum de Ramond (3.263 m). Con sus más de 15.000 hectáreas con valles, cimas, cañones, cascadas y picos altísimos, es un destino perfecto para amantes de la naturaleza. El final perfecto para una ruta por unas de las carreteras más espectaculares de España.

Parque Natural de Garajonay

Cuenta la leyenda que Roland, sobrino del emperador Carlomagno, huyó a Ordesa y aún se pueden ver las huellas de sus dedos en la roca en la que se apoyó, desesperado al verse asediado por sus enemigos, en un esfuerzo sobrehumano, Roland lanzó su espada por última vez, con tal violencia que ésta golpeó la montaña y la partió, dejando una brecha abierta por la que ver Francia por última vez, sus perseguidores lo encontraron muerto en este histórico lugar hoy dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido y conocido desde entonces como la Brecha de Roland. También puedes caminar sin descanso por las diferentes rutas perfectamente señalizadas y no te olvides de ver las Gradas de Soaso y la espectacular Cola de Caballo, las cascadas del Estrecho, la Cueva, el Monte Perdido, el cañón de Añisclo y las gargantas de Escuaín.

Parque Nacional del Teide, el dragón que ruge en las entrañas del volcán

Según alguna leyenda, el gigantesco dragón de cien cabezas Ladón, al morir esparció su sangre por la tierra donde germinó en forma de dragos, árboles endémicos de Canarias y símbolo de Tenerife. Ladón habitaba en el interior del volcán El Teide desde donde rugía para temor de sus habitantes. Este paisaje lleno de contrastes es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, dominado por el pico más alto de España, El Teide (3.718 metros) es el hogar de una gran biodiversidad de especies de invertebrados y flora endémica. Puedes atravesar el parque por carretera y subir cerca de la cumbre en teleférico desde donde verás la espectacularidad del paisaje multicolor de los ríos de lava, montañas de rocas negras, conos volcánicos y todo un universo animal y vegetal único. Es el paraíso de los geólogos, no te olvides además de visitar El Portillo, Cañada Blanca, Los Roques de García y si quieres subir a la cima del Teide recuerda reservar con antelación, ¡quién sabe si tendrás el placer de escuchar al dragón de las cien cabezas! Si quieres una opción aún más espectacular puedes dormir en el Refugio de Altavista a 3.720 metros y observar las estrellas de la noche. Por la mañana temprano puedes acceder al cráter del volcán sin necesidad de permiso y contemplar uno de los amaneceres más increíbles del planeta.

Parque Nacional de Doñana, un refugio para las aves

El Parque Nacional de Doñana está situado en la provincia de Huelva y fue declarado Reserva de la Biosfera y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco porque es un verdadero santuario para las aves acuáticas y el hábitat del lince ibérico (Lynx pardina). Este Parque posee el humedal más importante de Europa y las marismas, lagunas, cotos y dunas conforman un espacio singular donde viven especies únicas. Es imprescindible si vas a Doñana visitar el Centro de Visitantes de El Acebuche, Fábrica de Hielo, la playa de Matalascañas, el Parque Dunar y por supuesto la aldea del Rocío. ¿Sabías que el nombre de Doñana hace alusión a una de sus ilustres moradoras? Doña Ana de Mendoza, hija de la princesa de Éboli, y casada con el VII duque de Medina Sidonia, quien se retiró a vivir a estas tierras en el siglo XVI. Si quieres un plan original, puedes dar un paseo en dromedario por el Parque Dunar y no olvidarás la experiencia. Las visitas a todo el parque están abiertas a realizarlas en grupo o a nivel privado para disfrutar más en contacto con la naturaleza, en 4×4 o a caballo.

Parque Nacional de los Picos de Europa, el primero y más antiguo de España

El alpinista asturiano Pedro José Pidal y Bernaldo de Quirós fue el pionero en esto de los parques nacionales en nuestro país. Este afamado amante de la naturaleza se trajo la idea de Estados Unidos y la Montaña de Covadonga en Picos de Europa, fue declarada el primer Parque Nacional en España en 1918. Como homenaje a su labor fue enterrado, por deseo suyo, en el Mirador de Ordiales, en Picos. 64.600 hectáreas que abarcan los tres macizos de los Picos de Europa, las cabeceras de tres ríos Cares, Sella y Deva y tres comunidades, León, Asturias y Cantabria. Siglos de historia se perciben en estas montañas de altas cumbres, más de 200 que superan los 2.000 metros, glaciares, lagos, barrancos y profundas simas donde viven osos, lobos, corzos, rebecos en una vegetación excepcional de hayas y robles. Visita obligada a pueblos como Covadonga donde la Santina que está en la cueva velará por ti, los Lagos de Covadonga, los miradores de la Reina, del Príncipe, el de Valdeón o los del Cable y si no tienes vértigo sube en el teleférico de Fuente Dé, todo un espectáculo, Santo Toribio de Liébana, Cangas de Onís, Tresviso, el desfiladero de La Hermida o del Cares, pueblos como Bulnes o el valle de Sajambre. Antes tanto que ver, no descuides la gastronomía de la zona y disfruta dónde comer en Liébana.

Después de este ruta inolvidable por algunos de los Parques Nacionales de España, ¿tienes ganas de seguir? Cada uno tiene su propio carácter, en España hay 15 destinos con la denominación de Parque Nacional, 10 en la península ibérica, cuatro en el archipiélago canario y uno en las Baleares. El primero en incorporarse a esta lista fue la Montaña de Covadonga, hoy pertenece al Parque Nacional Picos de Europa, en 1918, seguido por Ordesa y Monte Perdido. El último en sumarse a la lista lo hizo en 2013, la Sierra de Guadarrama. ¿No crees que somos unos privilegiados?