Partes del motor de un coche: descubre las piezas esenciales

El motor es el corazón del coche. Comprende su funcionamiento y cuáles son sus piezas más importantes con Goodyear

El motor es el corazón del coche, el encargado de transformar la energía en movimiento. Por eso es fundamental comprender cómo funciona y diferenciar qué piezas lo componen. Si conocemos las partes del motor del coche, podremos detectar problemas, distinguir lo que vemos cuando subimos el capó o, al menos, entender lo que nos explica el mecánico cuando vamos a recoger nuestro automóvil al taller tras una avería.

En Kilómetros que cuentan ya te hemos contado cuáles son las parte de un coche  y, cuáles, las piezas esenciales que forman el motor. Ahora es el momento de profundizar en la materia para que a partir de hoy tú también sepas lo que es un cigüeñal, una bujía o cómo se calcula la famosa cilindrada.

Cuáles son las partes del motor de un coche

Antes de descubrir las partes que componen el motor de un coche, hay que tener en cuenta que no todos los motores son iguales. En el mercado podemos encontrar motores de combustión interna (diésel y gasolina), eléctricos  o híbridos.
Como la mayoría de los automóviles que se fabrican y están en circulación son de combustión interna, vamos a analizar este tipo de motores. Así, un motor de combustión interna consta, de manera simplificada, de:

  • Bloque y cilindros
  • Pistones
  • Cigüeñal
  • Culata y válvulas
  • Cárter inferior

El bloque del motor y los cilindros

El bloque es una única pieza de hierro o aluminio que aloja los cilindros, los conductos para el líquido refrigerante y el aceite y el cigüeñal. Es, por tanto, la principal pieza estructural del motor.

Su aspecto será diferente en unos y otros motores en función, sobre todo, del número de cilindros, que puede estar entre 2 y 16. Los tipos de motor más comunes son los que presentan los cilindros de forma lineal (de 2 a 6) y que podemos encontrar en automóviles de media gama; así como los que los sitúan enfrentados formando una V, más característicos de los motores grandes. Pero en el mercado también existen motores con cilindros en paralelo, formando una W o incluso un círculo.

El número, tamaño y disposición de cilindros en el bloque del motor es fundamental, ya que en estos compartimentos es donde se produce la combustión que permite el movimiento del coche. Así, cuanto mayor sea la cilindrada de un motor – es decir, el volumen útil total de todos los cilindros del coche-, más potencia tendrá el automóvil.

Partes del motor, cilindros

Pistones y cigüeñal

La combustión que se genera en el interior del motor de un coche varía de de un motor a gasolina a otro que funciona con gasóleo. En el primero, una chispa generada por la bujía provoca la explosión de la mezcla de combustible y aire que, a su vez, mueve los pistones ubicados en el interior de los cilindros. En los motores diésel, sin embargo, la explosión se produce de manera automática cuando la mezcla alcanza una temperatura muy elevada.

En cualquier caso, gracias a la combustión, los pistones suben y bajan en el interior del cilindro y accionan el cigüeñal que discurre en perpendicular por debajo, y al que están unidos por la biela. De este modo, el movimiento lineal de los pistones se convierte en otro circular.

Es decir, los pistones y el cigüeñal son los componentes fundamentales del motor de un coche que convierten la energía de la combustión en la energía mecánica que mueve las ruedas.

Culata y válvulas

La culata se encuentra en la parte superior del bloque. Su función primordial es cerrar los cilindros y soportar las explosiones que se producen de manera continuada en su interior. También alberga las válvulas de admisión (introducen combustible y aire en los cilindros) y de escape (permiten la salida de los gases sobrantes de la combustión, que se expulsarán al exterior por el tubo de escape); el árbol de levas que activa esas válvulas; y, en el caso de los motores de gasolina, las bujías </bque producen la ignición (lo habitual es una bujía por cada cilindro).

Entre la culata y el bloque se coloca una junta que garantiza el sello hermético de la estructura. Un problema en esta junta de la culata se traduce en una avería costosa, y suele deberse al sobrecalentamiento motivado por la pérdida de líquido refrigerante o algún defecto de forma.

Cárter inferior

El cárter inferior del motor, o solo cárter, es un recipiente metálico que cierra el bloque por debajo, evitando así la entrada de agua o polvo. Sirve para almacenar el aceite lubricante del motor, y dispone de un tapón para vaciarlo cuando sea necesario.

Cómo funciona el motor de un coche

Ahora que ya conoces las piezas fundamentales del motor de un coche, te será más fácil comprender el proceso que permite que las ruedas se muevan y el vehículo circule.

En la mayoría de los vehículos, el proceso de combustión consta de 4 ciclos:

  • Admisión: la válvula correspondiente introduce aire y combustible en el cilindro (solo aire si el motor es diésel; el gasóleo se añade en el siguiente ciclo) y el pistón baja.
  • Compresión: el pistón sube de nuevo y comprime la mezcla.
  • Combustión: la mezcla comprimida explota bien por la chispa de la bujía en el caso de los coches a gasolina, bien por la alta temperatura que alcanza en los motores diésel; y el pistón baja.
  • Escape: el pistón vuelve a subir y la válvula de escape se abre para que salga el gas de la explosión.

Cada movimiento del pistón supone media vuelta del cigüeñal, que a su vez se traduce en el movimiento de las ruedas. De forma simplificada, así es cómo funciona el motor de un coche y estas son las funciones que desempeña cada pieza. A partir de ahora, cuando el mecánico te mencione cualquiera de las partes del motor, no te sonará a chino.