16 películas de coches y carreras para los amantes del mundo del motor

31 marzo | 2020 | Goodyear

¿Buscando buenas películas de coches para pasar la cuarentena? Si eres un apasionado del motor no te puedes perder estas 16 películas que han hecho historia

¿Buscando buenas películas de coches para pasar la cuarenta? Si eres un apasionado del motor no te puedes perder estas 16 películas que han hecho historia.

Son las mejores películas de coches. Dieciséis de los mejores filmes donde el motor es verdadero protagonista con carreras espectaculares, persecuciones trepidantes, ambiciones, adrenalina, velocidad, coches rápidos, motores hechos para rugir… Repasamos las mejores películas de coches que todo aficionado al mundo del motor ha visto al menos una vez en la vida. ¡Y que deberías volver a ver! ¿Preparados para un maratón de cine y adrenalina? 

Fast and furious (2001)

Fast and Furious es la saga de carreras callejeras por antonomasia. Nueve entregas avalan el éxito de una franquicia que ya piensa en nuevos episodios. Ni el fallecimiento de Paul Walker ni el spin off protagonizado en solitario por Dwayne Johnson y Jason Statham, ‘Fast and Furious: Hobbs & Shaw’, pueden con la saga. Ya hay fecha para Fast and Furious 10: será en 2021, coincidiendo con el vigésimo aniversario de la primera película de la saga. La pasión por estos títulos alcanza tales límites que el parque temático Universal Studios de Orlando, Florida, inauguró en 2018 la atracción “Fast & Furious – Supercharged”: allí, los amantes del motor pueden visitar varios escenarios inspirados en las películas, como el centro de operaciones de alta tecnología de Tej, y también disfrutar de cerca de hasta 15 de los coches que aparecen en “Fast & Furious”, desde el icónico Dodge Charger de Dom hasta la camioneta Turbo de Letty.

Rush (2013)

Daniel Brühl y Chris Hemsworth fueron los encargados de llevar a la gran pantalla la rivalidad de los pilotos de Fórmula 1 Nikki Lauda y James Hunt. La película se centra en la temporada de Fórmula 1 de 1976 y el duelo por el título entre ambos pilotos, además del tráfico accidente automovilístico que casi le cuesta la vida a Lauda y que le obligó a utilizar, desde entonces, su característico protector facial. Adrenalina, pasión y rivalidad son los ingredientes de este cóctel dirigido por Ron Howard. El rodaje se realizó en el antiguo aeródromo de la Segunda Guerra Mundial de Blackbushe,​ en el Snetterton Motor Racing Circuit y en el de Cadwell Park, circuitos de carreras en Inglaterra, y en el mítico trazado alemán de Nürburgring.

The Italian Job (1969)

El gangster Cockney Charlie Croker (Michael Caine) es liberado de la cárcel con la intención de participar en un atraco bancario en Italia. Su objetivo es crear el caos en las calles de Turín utilizando tres Mini Coopers, un autobús y un E-type Jaguar. Nos quedamos con versión original de 1969 con Michael Caine, aunque no podemos olvidar el meritorio remake de 2003 protagonizado por Charlize Theron, Mark Wahlberg, Edward Norton y Jason Statham.

The Transporter (2002)

Frank Martin se rige por tres simples reglas: sin nombres, sin preguntas y sin renegociaciones. Su filosofía y la pasión por la velocidad y la adrenalina son la marca de la casa de toda la saga (4 entregas), que tiene el sello del guionista y productor Luc Besson.  Inspirado en la serie de films de BMW «The Hire», las persecuciones se suceden en las cuatro películas, tres de ellas protagonizadas por Jason Statham, un apasionado del motor en la vida real. A lo largo de la saga, Frank Martin comparte protagonismo con los coches desde el primer BMW negro 735i 1999 hasta el icónico Audi A8 W12 blindado de la segunda y tercera entrega. En Legacy, hasta ahora la última película de la saga, Ed Skrein toma el relevo a Jason Statham para encarnar a Frank Martin Jr y se mantiene fiel a la marca Audi con un S8 4.0 TFSI, con motor V8 biturbo de cuatro litros y 520 C.

Días de Trueno (1990)

Tom Cruise, Nicole Kidman y Robert Duvall se ponían a las órdenes de Tony Scott para dar vida a las carreras de la NASCAR. Eran los 90 y la pareja Cruise-Kidman aún parecía indisoluble. Se trata de una historia de ambición y superación con carreras vertiginosas de fondo y la música apoteósica de Hans Zimmer. Cole Trickle sufrirá un terrible accidente que le retirará de la vida como piloto, pero gracias a su atractiva doctora, el joven volverá a creer en sí mismo, y sus ganas de competir volverán.

Transformers (2007)

La saga cinematográfica comenzó con Shia Labeouf, un adolescente que queda atrapado en una guerra entre los heroicos Autobots y los malvados Decepticons, dos facciones de robots extraterrestres que pueden ocultarse transformándose en maquinaria cotidiana, sobre todo vehículos. Las fuerzas armadas de EE.UU. y General Motors (GM) prestaron vehículos y aeronaves durante el rodaje, lo que le ahorró dinero a la producción y agregó realismo a las escenas de batalla. Inevitable hacer un repaso por algunos de sus vehículos más icónicos: desde un Chevrolet Camaro de 1977 hasta un Pontiac Solstice (ambos, clásicos personajes de la saga), pasando por Mercedes-AMG GT R o el Lamborghini Centenario de Transformers 5.

Bullit (1968)

Bullit tiene en su haber ser recordada por el magnetismo de Steve McQueen y por la escena de persecución más icónica de todos los tiempos. Bullit persigue en un Ford Mustang GT-390 largo de color verde oscuro a dos asesinos a sueldo en un Dodge Charger R/T negro. En 2001, Ford anunció una edición limitada de Ford Mustang GT “Bullit” con unas prestaciones elevadas al estilo del coche de la película de 1968 y que imitaba su legendario sonido. Apasionado de las carreras y el motor, McQueen tiene en su haber otra gran película de coches. Hablamos de las 24 horas de Le Mans (1971), un homenaje a uno de los grandes circuitos de la historia del automovilismo: Le Mans.

Cars (2006)

Rayo McQueen es el protagonista de las tres entregas ya de Cars, película de animación Pixar llena de guiños. Por ejemplo, su apellido es un homenaje al director y supervisor de animación Glenn McQueen y al actor Steve McQueen. La marca de neumáticos que utilizan todos los coches es la ficticia «Light Year», muy parecida a Goodyear, ¿no crees?, y referencia clara a otro personaje Pixar, Buzz Lightyear. Rayo MacQueen es Chevrolet Corvette C6, «ligero como una moto, potente como un camión», y en la película se suceden modelos icónicos de las principales marcas estadounidenses: Porsche 996 (Sally), Hudson Hornet (Doc Hudson) o Plymouth Superbird (El Rey). La primera entrega de la saga fue nominada a dos premios de la Academia, incluyendo Mejor Película de Animación, y ganó el Globo de Oro a la Mejor Película de Animación.

Senna (2010)

Ayrton Senna fue uno de los pilotos más grandes de la historia del automovilismo y, como las grandes leyendas, se fue antes de tiempo. En 2010, el director Asif Kapadia culminaba un trabajo de tres años que dio como resultado este documental: Senna. En él se analiza la vida del piloto brasileño a lo largo de su carrera en la Fórmula 1 y hasta su trágica muerte, en el Gran Premio de San Marino de 1994. Imágenes impactantes e inéditas se mezclan con otras más íntimas para conocer quién fue en realidad Ayrton Senna, ‘el piloto de Dios’.

60 segundos (2000)

Nicolas Cage es un ladrón de coches que se ve envuelto en una historia casi increíble por culpa de su hermano: hace tiempo que decidió abandonar la mala vida y dejar los asuntos turbios, pero ahora deberá robar 50 coches de lujo en una sola noche si quiere salvar la vida de su ser querido. La película, un remake de otra cinta de 1974, es trepidante y los amantes de los coches no podrán dejar de disfrutar con el Mustang Eleanor con el que Cage hace todo tipo de virguerías al volante.

Need for speed (2014)

Aaron Paul, uno de los protagonistas principales de Breaking Bad, tiene un taller en el que transforma vehículos de serie en coches deportivos para participar en carreras ilegales. Después de salir de la cárcel por un delito que no cometió busca vengar la muerte de su mejor amigo, que murió en una de esas carreras. Una película llena de adrenalina en la que el rugido de los motores y el olor a gasolina traspasan la pantalla.

Grand Prix (1966)

Una película sobre la vida de un piloto de Fórmula 1, desde su descenso a los infiernos tras provocar un accidente hasta su consagración en lo más alto cuando ya nadie contaba con él. Una cinta de culto para los amantes de la gasolina con imágenes impresionantes, que le hicieron acreedor de varios premios Oscar, y que tuvo un enorme éxito debido en parte a la aparición de grandes pilotos de la época como el mismísimo Juan Manuel Fangio, Jack Brabham o Jim Clark.

La carrera del siglo (1966)

El mismo año que se triunfaba Grand Prix entre los amantes de la Fórmula 1, en los cines se estrellaba otra película de carreras, pero que nada tenía que ver con el Gran Circo. Tony Curtis, Natalie Wood y Jack Lemmon se embarcaban en una loca carrera entre Nueva York y París en la que la comedia sustituía a la emoción de la gasolina. Sin embargo, para los amantes de los coches es otra cinta imprescindible ya que todos los deportivos que aparecen en pantalla se fabricaron expresamente para la película.

Pasado de vueltas (2006)

Otra comedia sobre coches y velocidad en la que Will Ferrell interpreta a Ricky Bobby, alguien que desde muy pequeño ha perseguido un único sueño en la vida: ganar carreras. El director Adam Mckay cuenta la historia de un piloto de éxito de la NASCAR hasta que sufre un accidente que le hace replantearse toda su vida. Una película divertida y emocionante para quienes quieran pasar un buen rato oliendo a gasolina pero sin grandes pretensiones.

Driven (2001)

Sylvester Stallone se mete en la piel de Joe Tanto, un piloto de carreras retirado que vive obsesionado con los errores de su pasado. Un accidente estuvo a punto de costarle la vida y provocó su adiós a la competición antes de lo que le hubiera gustado, pero ahora tendrá una segunda oportunidad para ayudar a uno de los mejores pilotos del momento. Una película llena de acción para el disfrute de los amantes de las cuatro ruedas, ya que las secuencias rodadas en los circuitos son realmente espectaculares.

Le Mans ’66 (2019)

Y como bonus, para completar un maratón de fin de semana, no podemos pasar por alto una de las últimas películas de motor: Le mans 66. La película protagonizada por Christian Bale y Matt Damon narra una de las victorias más especiales para Goodyear en las 24 Horas de Le Mans, la de 1966. Un duelo entre dos titanes como Ferrari y Ford y una historia de motor y competitividad.  En la historia del automovilismo, Le Mans es un circuito icónico. Muchos son los hitos del motor, entre los que destacan las 14 victorias de Goodyear en las 24 Horas de Le Mans y sus 368 victorias en Fórmula 1.

Películas de acción, de carreras, de competición, sólo aptas para amantes de la velocidad y el mundo del motor. Sus verdaderos protagonistas son sus coches y sus fans se cuentan por millones. ¿Son estas las mejores películas del mundo del motor? ¿Son estos los coches más icónicos del cine de todos los tiempos?

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan