Películas sobre Semana Santa: una ruta por sus escenarios

Te traemos una ruta por las películas de Semana Santa donde recorreremos los escenarios más espectaculares

Semana Santa es época de viajar, de disfrutar de procesiones y también de ver películas. Al fin y al cabo, estos días las parrillas de las televisiones recuperan clásicos del cine para entretener a quienes deciden tomarse unos días de descanso en casa. Pero, ¿por qué no hacer las tres cosas a la vez? Es decir, ¿por qué no viajar, empaparse del espíritu de la Semana Santa y al mismo tiempo disfrutar del cine? Por eso hoy te proponemos esta particular ruta por los escenarios de algunas de esas películas típicas de estos días y que, por supuesto, se rodaron en España. Porque una afición no supone renunciar a otra, ¿no?

Prepara tu cuaderno de viaje y apunta: esto son los escenarios de cine de películas de Semana Santa.

‘Rey de Reyes’, de norte a sur

Empezamos por el principio, la historia/leyenda/creencia que recrea la Semana Santa: la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Muchas son las películas que han abordado a esta figura, ¿pero sabías que una de ellas, ‘Rey de Reyes’, se rodó íntegramente en nuestro país? Nicholas Ray dirigió en 1961 esta producción de reparto internacional y con presencia española: la andaluza Carmen Sevilla en la piel de María Magdalena.

La película, como tantos spaguetti western  de la época o ‘Indiana Jones y la última cruzada llevó a la gran pantalla los paisajes del desierto de Tabernas en Almería (la tentación de Jesús en el desierto). También los de Navacerrada en Madrid (el Gólgota o Calvario) o El Fresno en Ávila (el río Jordán).

Pero la localización más destacada fue, sin duda, la localidad madrileña Manzanares el Real, donde se recrearon las calles de Nazareth. El interés ecológico del municipio es innegable, en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Y el pueblo conserva la fortaleza medieval mejor conservada de la provincia, el Castillo de los Mendoza, edificado en el siglo XV sobre una antigua iglesia, y con una colección en su interior de tapices, pinturas y muertes que merece la pena visitar.

‘Rey de Reyes’ no es sólo una de esas películas que todos los años las televisiones reponen en estas fechas, sino también la primera cinta de gran presupuesto que se atrevió a mostrar la cara de Jesús.

Castillo

‘Nadie conoce a nadie’, en Sevilla y Carmona

De los inicios del primer milenio al final del segundo. En 1999 se estrenó ‘Nadie conoce a nadie’, thriller del español Mateo Gil ambientado en la Semana Santa sevillana y con Eduardo Noriega, Jordi Mollá y Natalia Verbeke en los papeles principales. Esta película, que cosechó bastante éxito en su día, es uno de los pocos ejemplos que recrean la Pasión tan típica de muchos lugares de nuestro país (no sólo de Andalucía, también, por ejemplo, de Zamora.

Sin embargo, la mayoría de las escenas, sobre todo las que se transcurrían en el interior de las iglesias, se rodaron en Carmona, a 40 kilómetros de la capital hispalense, donde fue mucho más fácil conseguir los permisos pertinentes. Con sus casas blancas, sus restos romanos, sus ermitas y su recinto amurallado, la visita a Carmona no te dejará indiferente.

‘Nadie conoce a nadie’ sí mostró en la pantalla algunos lugares emblemáticos de Sevilla como la Plaza de Toros de la Maestranza, donde tiene lugar el crimen con el que arranca la historia. Se trata de una de las plazas más antiguas de España, construida en 1733 en estilo tardo-barroco, y apodada popularmente ‘la catedral del toreo’.

También el barrio de Santa Cruz, la antigua judería de calles estrechas y plazas acogedoras donde hay que dejarse perder. O el antiguo Pabellón de la Santa Sede (del Vaticano) construido para la Expo 92, y que fue demolido en el año 2008. Sus paredes acristaladas de 20 metros de altura quedarán para siempre en el recuerdo gracias al filme de Mateo Gil, aunque tampoco ahí salen bien paradas….

La Alberca Salamanca

‘Marcelino Pan y Vino’, en Salamanca y Segovia

Su argumento no tiene nada que ver con la Semana Santa, pero ‘Marcelino Pan y Vino’ no falta ningún año en la programación. La historia de este niño que todos los días da de comer a una figura de Jesús en la Cruz fue un tremendo éxito en su día y se llevó el Oso de Plata al mejor director (el húngaro Ladislao Vajda) en el Festival de Cine de Berlín.

La Alberca, uno de los pueblos más bonitos de la provincia de Salamanca, es la localidad que sirvió para recrear plazas, ermitas y hasta el mercado que se ve en la película. Pero la gran protagonista del filme fue la ermita del Cristo del Caloco, en El Espinar (Segovia), que en la ficción era el convento donde Marcelino ‘atendía’ a la figura, y que en la realidad acoge cada mes de septiembre una romería de Interés Turístico Nacional.

Por cierto, que la propia figura de Jesús que vemos en la película puede visitarse en el Convento de las Carmelitas de Don Benito, un pueblo de Badajoz, gracias a un ingeniero de sonido de la película que logró hacerse con ella.

Cine, tradiciones y un recorrido inolvidable por la geografía española. ¿Se te ocurre mejor plan para esta Semana Santa?