Permiso de circulación: todo lo que debes saber

17 julio | 2019 | Goodyear

Seguro que has oído hablar del permiso de circulación, pero ¿sabes para qué sirve y qué información contiene? En Goodyear te contamos todos los detalles.

¿Qué sabes del permiso de circulación? Se trata de la documentación que acompaña a cualquier vehículo a motor durante su vida útil y que recoge todos sus datos técnicos y características esenciales. ¿Qué información contiene? ¿Cuál es su función y por qué es una documentación obligatoria?

¿Qué es el permiso de circulación?

Hace algunas semanas analizábamos todos los impuestos a los que los que tienen que hacer frente los propietarios de un vehículo: el IVA o el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), dependiendo de si compras el coche a un particular o no, el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación. Pagar impuestos es la primera parte de la burocracia a la que se enfrenta el dueño de un coche, una moto o cualquier otro vehículo de motor.

La segunda es la documentación. Dependiendo del tipo de vehículo que conduzcamos tendremos que llevar más o menos documentos, pero hay uno que siempre está presente: el permiso de circulación. Se trata del documento por el que se certifica que el vehículo está matriculado y que recoge todos sus datos y características básicas.

Es obligatorio llevarlo encima siempre que conduzcamos un vehículo, aunque muchas personas tienen miedo de perderlo y prefieren llevar un duplicado. La Dirección General de Tráfico, encargada de suministrar este documento, obliga a llevar el original encima, aunque se puede pedir una fotocopia compulsada en las propias oficinas de la DGT para evitar problemas de robos, extravíos o roturas. Pedir una copia del documento original, da igual que sea la causa, obliga a pagar una tasa de 20 euros en la DGT.

Renovar licencia de conducción

¿Qué contiene el permiso de circulación?

Como decíamos, se trata de un pequeño libro de color verde, común a todos los países de la Unión Europea, en el que están indicados todos los datos de matriculación del vehículo, así como sus características básicas. Estos son todos los campos que debe mostrar el permiso de circulación de cualquier vehículo a motor:

  • Matrícula.
  • Fecha de matriculación.
  • Apellido o razón social.
  • Nombre.
  • Domicilio.
  • Marca.
  • Tipo/variante/versión (si procede).
  • Denominación comercial.
  • Servicio a que se destina.
  • Número de identificación.
  • Masa máxima.
  • Número de homologación (si procede).
  • Cilindrada.
  • Potencia neta máxima.
  • Tipo de combustible o de fuente de energía.
  • Número de plazas de asiento (y de pie si procede).
  • Relación entre potencia y peso (solo en motocicletas).

Además, en el año 2015 se produjo una actualización de este documento y, desde entonces, también hay que añadir tanto el kilometraje (no es necesario en los vehículos nuevos) como la vigencia de la ITV. Hay que tener en cuenta que si se trata de un coche usado y procedente del extranjero, solo se incorporará esta información si aparece en la documentación original. La información del permiso de circulación se actualiza con un cambio de titular o con una nueva matriculación y lleva aparejada una tasa de 20 euros, la misma cantidad que en caso de robo o extravío.

Renovar el carnet de conducir

¿Para qué se necesita el permiso de circulación?

Como decíamos, el permiso de circulación es uno de los documentos obligatorios que debe tener todo vehículo a motor. Y, además de tener que llevarlo siempre encima de manera obligatoria (o con una fotocopia compulsada, como ya explicamos), es imprescindible para poder hacer diversos trámites.

Por ejemplo, hay que presentar el permiso de circulación cuando se quiere transferir el coche, es decir, cuando lo vendemos, da igual que sea a un particular que a una empresa o que lo entreguemos en un concesionario a cambio de llevarnos un coche nuevo. La persona que compra el coche es quien se encarga de hacer el cambio de titularidad.

Desde las oficinas de la DGT hacen una recomendación para evitar fraudes: “Nunca entregues el vehículo sin tener en tus manos el contrato original de compraventa (si es entre particulares) o factura (si lo entregas a un compraventa) y una fotocopia del documento de identidad en España del comprador (DNI/Tarjeta de Residencia, si son personas físicas, o CIF, si son empresas). Si es un compraventa, deberá constar el CIF en la factura”.

Además, aportan un dato muy importante para evitar posibles disgustos en el futuro: “Es importante indicar en el contrato la hora y minutos en que entregas el vehículo: recuerda que las multas de los radares fijos y por no haber pasado la ITV te seguirán llegando en tanto no se produzca en el Registro de Vehículos el cambio de titularidad”.

Por último, debes indica al comprador que “antes de 15 días te remita copia del permiso de circulación donde conste que el vehículo ya está a su nombre. Si no has recibido este documento en el plazo de 15 días, dirígete a la Jefatura de Tráfico para comunicar que has vendido el vehículo (trámite de notificación de venta)”.

Pero, además de para la compra o venta, el permiso de circulación también es imprescindible para contratar el seguro obligatorio del que debe disponer todo vehículo a motor. Es la prueba que necesita cualquier aseguradora de que el vehículo que vas a asegurar puede circular por las carreteras y los datos que contiene, como la potencia o el uso que se le va a dar, serán esenciales para que el precio de ese seguro sea más o menos alto.

¿Qué es el permiso de circulación internacional?

Cuando adquirimos el permiso de circulación español, este nos da derecho a conducir dentro de la Unión Europea y de los países comprendidos dentro del Espacio Económico Europeo (Islandia, Noruega y Liechtenstein) así como de países con los que existe un tratado bilateral de circulación. Pero, ¿cómo se puede circular por el resto de países?

Para eso es necesario un permiso de circulación internacional, que te permitirá circular con un vehículo en, prácticamente, todos los países del mundo. Eso sí, tienes que tener en vigor el permiso de circulación español.

El permiso de circulación internacional tiene validez de un año y, para obtenerlo, necesitas los siguientes requisitos:

  • Justificante del pago de tasas
  • Fotografía original.

Si solicitas el permiso de circulación internacional vía Internet, además, necesitarás:

  • Certificado digital, DNI electrónico o claves de acceso a la plataforma de la DGT.
  • Rellenar todos aquellos datos que el formulario requiera, incluído el de las tasas.

Si lo solicitas presencialmente:

  • DNI, pasaporte o tarjeta de residencia.
  • Rellenar la solicitud del certificado de puntos

El permiso de circulación es uno de los documentos importantes de cualquier vehículo a motor y tenerlo al día es imprescindible para ahorrarnos sanciones por incumplir algún tipo de normativa.

·

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan