Pinzas para el coche y arrancador de batería, imprescindibles en tu kit de emergencias

13 mayo | 2019 | Goodyear

Introduces la llave en el contacto y el coche no arranca. Lo vuelves a intentar, parece que sí, pero no termina de encender. ¿Qué ha fallado? Puede haber muchas razones para que el coche no encienda: fallo en el motor, transmisión, poco combustible… pero normalmente suele ser una de las partes fundamentales del coche, que, realmente, no se le presta atención hasta que falla: la batería. Las pinzas del coche se convierten entonces en tu aliado. En Goodyear te explicamos cómo usar las pinzas del coche y por qué llevarlas siempre.

Sin batería el coche no es nada. Algo tan sencillo de revisar y cambiar parece pasar siempre desapercibido. Bien es cierto que los coches actuales avisan del fallo de la batería al primer síntoma de que esta no funciona a la perfección. Pero es algo a lo que no se le suele dar importancia. Si el coche arranca, todo va bien. Pero, ¿y cuándo no arranca?

Lo primero que te vendrá a la mente cuando tu coche no arranca es: ¿cuándo he cambiado la batería por última vez? Los expertos recomiendan cambiar la batería del coche cada cuatro años, pero este tiempo puede cambiar dependiendo del uso que le des al coche. Además, tu mecánico de confianza te dirá que hay que revisar la batería cada seis meses cuando esta tiene más de dos años.

No es momento de lamentaciones ni de pensar en que deberías haber revisado el coche. Hay una realidad y es esta: la batería está descargada. Lo primero que debes hacer es no intentar encender el coche más veces. No solo no va a servir de nada, si no que hay una posibilidad de que desconfigures la llave y eso acrecentaría el problema. Si tienes a mano un arrancador o unas pinzas de arranque, entonces estás salvado. Si no es el caso, hay una última opción, que es probar a encender el coche sin batería ni pinzas. El último recurso sería llamar a la grúa.

Pinzas de arranque para coche

Si tu kit de emergencia está provisto de pinzas para coche, necesitarás ayuda, más que nada porque necesitas otro coche, que es el que proveerá la energía para encender el tuyo. La mayoría de las personas llevan este kit de pinzas en el coche porque lo que, si tú no lo tienes, hay muchas posibilidades de que quien te ayude sí lo tenga. Los arrancadores de batería de coche suelen ser más seguros que las pinzas, pero realizando los pasos correctos, no debería haber ningún problema.

¿Cómo se ponen las pinzas del coche?

Las pinzas están compuestas por la conexión positiva (roja) y la negativa (negra). El procedimiento es el siguiente:

  • Sitúa los dos coches uno frente al otro con los capós abiertos.
  • Debes tener cuidado de que los coches no se toquen entre sí en ningún momento, ya que podría resultar peligroso.
  • Después de revisar que los cables están en buen estado, conecta primero la pinza positiva (roja) al borne positivo de la batería descargada y haz lo mismo en en la batería del coche cargado.
  • Realiza la misma operación con la pinza negativa (negra), primero al coche descargado y luego al coche cargado. En este caso también es recomendable conectarlas a un punto del chasis en vez de al borne negativo de la batería.
  • Después enciende el coche en buen estado para que pase la corriente.
  • A continuación trata de encender el coche descargado.

Lo más probable es que en un par de intentos arranque. No fuerces el arranque, espera unos minutos entre un intento y otro. Una vez que has encendido el coche quita primero la conexión negativa (pinza negra) y luego la positiva (pinza roja).

Arrancador de batería portátil o booster

Es la mejor opción para no quedarte con el coche parado. Los arrancadores de baterías portátiles cuentan con una batería propia que deberás tener cargada previamente. Si  no es así, tienen un enfuche y podrás cargarlo en un corto espacio de tiempo. Es la mejor opción para llevar en tu kit de emergencia, ya que no necesitarás la ayuda de otro vehículo para encender tu coche.

¿Cómo se pone un arrancador de batería de coche?

El procedimiento es sencillo pero requiere una serie de pasos:

  • En primer lugar tanto coche como el booster deben estar apagados.
  • Todos los cargadores cuentan con dos pinzas, una de color rojo y otra de color negro que corresponden a carga positiva y negativa. Normalmente vienen ya conectadas al arrancador de batería. Si no es así, conéctalas y a continuación conecta la pinza roja (positiva) al borne positivo de la batería del vehículo.
  • Conecta la pinza negra (negativa) a un punto del chasis. Aunque también puedes conectarla al borne negativo de la batería, ya que este siempre va conectado al chasis, es mejor hacerlo directamente en el chasis, para que no haya error.
  • A continuación enciende el arrancador de baterías y prueba a encender el coche.

Si pasados unos segundos no enciende, no sigas insistiendo ya que podrá recalentarse el arrancador. Espera unos minutos y vuelve a intentarlo de nuevo. Si todo va según lo previsto, el coche encenderá. Por último, apaga el arrancador y retira primero la pinza negra y luego la roja. Espera un tiempo prudencial para guardar el arrancador: no deberías guardarlo caliente.

Ya sea con las pinzas o el arrancador, una vez que tengas encendido el coche no lo apagues al momento. Recorre una distancia prudencial con él si tienes que volver a apagarlo para que la batería se cargue. Además, deberías llevarlo lo más pronto posible a un taller, ya que es muy probable que, si el coche no ha encendido después de un tiempo sin funcionar, la batería vuelva a descargarse.

Pinzas o arrancador, cuál elegir

Como hemos visto, las pinzas del coche requieren contar con otro vehículo que nos proporcione la energía a nuestra batería, mientras que un arrancador de baterías nos permite arrancar nuestra batería sin necesidad de recurrir a otro vehículo.

Por otro lado, cabe destacar la seguridad de cada método, pues tanto para la batería como para nosotros, es más seguro el uso de un arrancador de batería portátil.

En ambos casos, estos sistemas son prácticos y ocupan poco espacio, por lo que siempre podemos llevarlos con nosotros a bordo y evitar la desagradable sorpresa de quedarnos tirados.

Ahora ya sabes por qué las pinzas para coche o un arrancador de batería son fundamentales en tu kit de emergencias. Son elementos que te permitirán volver a la carretera para seguir circulando y disfrutando de los kilómetros que cuentan.

Good Year Kilometros que cuentan