5 platos típicos de Málaga que debes saborear en tu visita

29 mayo | 2019 | Goodyear

¿Preparando escapada de viaje? Uno de los destinos preferidos por los españoles es la provincia de Málaga. Buen tiempo, gente amable, playas espectaculares, una feria espléndida en el mes de agosto, pueblos con encanto  y, como no, una deliciosa gastronomía. Descubre con Goodyear los 5 platos más típicos para saborear lo mejor de Málaga. ¿Te apuntas?

Espeto de sardinas

No hay duda. El espeto de sardinas es el plato estrella de la gastronomía de Málaga. La imagen del espeto clavado en la arena de la playa con el fuego dorando las sardinas ya forma parte del imaginario de la ciudad y de la provincia. Todo visitante tiene su foto pero los locales también se chupan los dedos.

Las claves que definen la popularidad del espeto de sardinas están en la frescura del producto y en el precio asequible para todos los bolsillos. Los maestros espeteros son los encargados de la elaboración de este manjar, para el que conocen todos los detalles: desde la forma más adecuada de clavar las sardinas a cuál es la mejor inclinación hacia el fuego. Aunque este espeto es el más conocido, en los chiringuitos podrás probarlos también con otros pescados y mariscos.

Espeto

Porra antequerana

Una deliciosa sopa fría para tomar en los meses más cálidos. La porra antequerana es un plato especialmente pensado para cuando aprieta el calor y que muchos comparan con el salmorejo. La tradición relaciona la porra antequerana con comida de pobres ya que se empleaban restos de otras comidas para elaborarla.

La porra antequerana tiene como ingrediente principal tomates maduros y de calidad. En un buen tomate puede estar toda la clave del sabor de este plato. Se debe buscar también pan de calidad, del que se usará la miga, así como pimiento verde y rojo, un diente de ajo y vino blanco. El resultado de esta mezcla es ideal para tomar en verano acompañado de huevos duros o de jamón serrano cortado en taquitos. También se puede tomar con atún o aceitunas.

Ensalada malagueña

Solamente una tierra especial puede tener una ensalada con su propio nombre. La ensalada malagueña ofrece una mezcla de sabores y texturas al paladar que hace que se cuele entre los platos más pedidos entre los turistas que se acercan a conocer la zona de Málaga. Muestra de la dieta mediterránea, es ideal para tomar como entrante tanto a la hora de la comida como de la cena.

La lista de ingredientes básicos que debe llevar una buena ensalada malagueña son patatas cocidas, naranja, huevos cocidos, cebolleta y aceitunas en su variedad aloreña. Este tipo de aceitunas es muy típica de la zona y podrás encontrarla también servida como tapa. Podrás encontrar dos versiones básicas: una con atún y otra con bacalao desmigado. Ambas variantes se sirven acompañadas de un aderezo clásico que lleva sal, aceite de oliva y vinagre de jerez. Tendrás que probar para elegir la que prefieres.

Pescaíto frito

Ajoblanco

Es la sopa más conocida de toda la Costa del Sol. El ajoblanco lleva años haciéndose hueco en los estómagos de todo aquel que degusta la gastronomía malagueña en época veraniega. Las almendras son el ingrediente principal de este tradicional plato de cuchara. Una de sus curiosidades es que se sirve en frío y acompañada de uvas moscatel. O más bien, se servía. En esta época de modernización de comidas, hay cada vez más restaurantes que apuestan por servirlo con ingredientes tan variados como mango, coco o pistacho.

En la localidad malagueña de Almáchar se celebra el primer sábado de septiembre la Fiesta del Ajoblanco, declarada de Interés Turístico de Andalucía. Esta celebración gastronómica congrega a cientos de personas que se juntan para degustar el ajoblanco en este pueblo que quiere tener el reconocimiento de haber sido el origen de esta receta.

Fritura malagueña

Ay, ¡las frituras que hacen en Andalucía! La mezcla de pescaítos crujientes por fuera y jugosos por dentro atrae a cualquiera. Y la fritura malagueña tiene fama de ser de las más sabrosas con razón. Podrás probar diferentes variedades de pescados como boquerones, calamares, jurelitos, salmonetes, chanquetes, adobo o chopitos, dependiendo de la pesca del día..

En casi todos los bares de Málaga podrás probar la fritura malagueña. Uno de los secretos para degustar este plato es hacerlo siempre recién preparado, calentito y sin excesos de aceite. También es clave para obtener ese sabor único el rebozado. Lo habitual es que empleen una capa fina de harina pero en algunos establecimientos también pasan los pescados por huevo. Sea como sea, tienes que probarla porque no te defraudará.

Aunque somos plenamente conscientes de que nos hemos dejado mucha tradición culinaria fuera, estos son los cinco platos para saborear lo mejor de Málaga. ¿Te apuntas a esta ruta gastronómica?

Good Year Kilometros que cuentan