5 platos típicos de Sevilla para probar

Prepárate para recorrer los platos típicos de Sevilla en una ruta por su tradición gastronómica: fritos, adobos, salazones…

¡Sevilla está para comérsela! Literalmente. La gastronomía sevilla, de hondas raíces andalusíes, bebe de la tradición y de una materia prima de calidad para ofrecer al visitante un menú tan apetitoso como variado. En la provincia, se alzan orgullosos olivares, viñedos, naranjales y almendrales que dan a la cocina andaluza su olor y sabor característico. ¿Preparados para recorrer con cuchara y tenedor esta ruta por la mejor tradición gastronómica, por la cocina popular y de raíces, por los sabores auténticos: fritos, adobos, salazones, cocidos…?

Sevilla y sus platos de cuchara: cocido y pringá

Sevilla es una tierra de contrastes. La provincia, un abanico de sabores y de tradiciones. Sus gentes conquistan, sus tierras y dehesas enamoran hasta a los seguidores de Juego de Tronos. El sur está en Sevilla y su cocina derrama sabores por toda Andalucía y recoge de sus tierras hermanas tradiciones culinarias que forman parte de una manera de entender la vida. Históricamente el plato por excelencia fue la olla podrida o “cocido muy ilustrado”, con mención incluida en El Quijote y en otras novelas del Siglo de Oro con pasajes ambientados en Sevilla. La receta de cinco horas de cocción y un largo listado de ingredientes,  ya no se sirve en ninguna parte, pero un buen cocido es siempre marca de la casa. ¿También a la sevillana? Entre los platos de cuchara que cualquier buen aficionado al comer adora, está el cocido. En Sevilla, cuentan con su propia versión. ¡Indispensable! En el cocido a la sevillana, la carne se sirve frita con huevo revuelto. El cocido andaluz no tiene sopa. Se sirven los garbanzos y la verdura y, en el centro de la mesa, se ponen las carnes partidas. En algunas casas las carnes se aplastan y se mezclan, “la pringá”. ¿Dónde saborear esta exquisitez? Especialmente, en posadas, tiendas de montañés y ventas de Sierra Morena.

Torre del Oro en Sevilla

¿Sabías que las preparaciones culinarias conocidas como “a la flamenca”, “a la gitanilla”, “a la trianera”, “a la Macarena” (huevos a la macarena) o “a la sevillana” (ensalada sevillana, la ternera a la sevillana (ternera mechada con aceitunas y vino blanco) poseen su origen en la provincia sevillana? Otro de los emblemas de la cocina sevillana y andaluza es el denominado gazpacho andaluz. Encontrar el mejor gazpacho es una dificil elección entre la multitud de rutas y lugares. ¿Cómo una sopa fría de tomate, pimiento, pepino y ajo aderezada con aceite, vinagre y sal puede tener tantos secretos detrás? ¿Dónde probarlo? El Rinconcillo es toda una institución en el mundo de la restauración. Esta casa de comidas se fundó en el año 1670 y presume de ser el restaurante más antiguo de España.

Pescaíto frito, puntillitas y sopa de galeras

¿Más secretos gastronómicos en Sevilla? Una tapa de olivas y un pescaíto frito es tan tradicional en la capital hispalense como pasear por las orillas del Guadalquivir. El secreto del pescaíto frito está básicamente en dos factores: que el pescado sea fresco y que el aceite sea de calidad (teniendo en cuenta la producción de olivares en el entorno, encontrar un aceite de oliva virgen extra no debería ser problema) y que esté a la temperatura ideal (no más de 190º). ¿Dónde probarlo? La Moneda, junto al Arco del Postigo, ofrecen pescaíto pero también puntillitas y sopa de galeras (un crustáceo muy sabroso). Muy cerca de la entrada del Barrio de la Judería, otro clásico es Puerta de la Carne, un establecimiento fundado en 1928.

Platos sevillanos rabo de toro

Rabo de toro y caracoles completan los 5 platos que deberías probar para conocer lo mejor de la gastronomía sevillana. Sabores fuertes y arraigados que forman parte de cualquier menú de tapas típicas o platos que no deben faltar en tu visita a la ciudad. Como apunte: en Sevilla se le llama cola, no rabo de toro y uno de los restaurantes emblemáticos donde podrás saborearla es en La Barbiana que conservan la receta tradicional. Los caracoles son otros de los platos típicos que encontramos en numerosos bares de la ciudad. ¿Dónde comer caracoles? En el casco histórico, busca la Bodega Camacho y en Ciudad Jardín, Casa Protasio.

Postres en Sevilla: alfajores y un aguardiente de Cazalla

El postre es un extra. Y así lo contabilizamos en esta ruta gastronómica. Una buena sobremesa incluye fruta, dulce y un digestivo que nos ayude a pasar la comida de 5 platos sin pestañear. En el terreno de las frutas son afamados los melones de Marchena, además de una excusa perfecta para hacer kilómetros en torno a la capital sevillana. Aprovecharemos el viajes para conocer los pueblos de Cazalla de la Sierra y Constantina que son famosos por la producción de aguardientes con denominación propia.

En la propia ciudad de Sevilla (cerca de la Puerta de Triana) existe uno de los Hornos más antiguos de España: Horno San Buenaventura que data del 1385. En estos hornos se preparaban antaño las tortas de aceite, los polvorones (sobre todo los de Estepa), los cortadillos rellenos de cidra (cabello de ángel), los piñonates, los roscos de vino, los alfajores… ¿Qué dulces sevillanos deberías probar? Las yemas de San Leandro, los mostachones de Utrera y las poleás (gachas dulces) son postres 100% sevillanos, ideales para poner fin a esta ruta por los platos más reconocidos de la gastronomía de Sevilla.

5 platos típicos de la gastronomía sevillana

  • Cocido a la sevillana y pringá
  • Gazpacho
  • Pescaíto frito y puntillitas
  • Rabo de toro y caracoles
  • Y de postre… alfajores y aguardiente de Cazalla