Las mejores playas y calas de la Costa Brava

Estas son las mejores playas y calas de toda la Costa Brava. Descubre con Goodyear y Pau García Solbes, “elPachinko”, los pequeños tesoros naturales de la región. ¡Entra a conocerlos!

Si has viajado a Girona sabes que pocos lugares en el mundo esconden tantos tesoros como esta provincia catalana. Los halagos para referirse a ella muchas veces se quedan cortos, pues la variedad paisajística, cultural y gastronómica de de este destino es sobresaliente. De hecho, la prestigiosa publicación de viajes National Geographic Traveler Magazine escogió a la Costa Brava como uno de los mejores destinos del mundo en 2012.

Está excelentemente comunicada ya que a una hora en coche desde Barcelona, podrás encontrarte en calas tranquilas bañadas con aguas cristalinas que incitan al chapuzón y al relax. Además, su legado histórico es envidiable, gracias a que fue frontera entre el mundo árabe y cristiano, al que se suma un patrimonio judío único en la península. Tampoco vamos a descubrir su gastronomía que durante tantos años ha sido número uno mundial debido a unos productos magníficos y al trabajo de genios como Ferrán Adrià o los hermanos Roca. Y para genios Dalí, claro.

Acompáñanos en este fascinante viaje por algunos de los paisajes más hermosos de Europa en los que descubriremos las mejores playas de la Costa Brava. Mar, caminos de ronda, acantilados y pinos cincelados por la Tramuntana nos aguardan junto al Mediterráneo.

    Cala Sa Forcanera en Blanes

    La Costa Brava empieza en la localidad de Blanes a una hora y quince minutos de Barcelona y a unos 45 de Girona. Este antiguo pueblo de pescadores que ha crecido con el turismo esconde algunos secretos que merecen una parada. Uno de mis favoritos es el espectacular Jardí Botànic Marimurtra. En origen, fue el jardín privado de Karl Faust, un mecenas que siempre se rodeó de las mentes más brillantes de su época. Actualmente es uno de los botánicos privados más espectaculares de Europa y goza de 3.000 especies de los 5 continentes. Está emplazado en un acantilado desde el que se ve la preciosa Cala Sa Forcanera. Las aguas que la bañan son completamente transparentes y sólo se puede acceder desde el mar, así que la tranquilidad está garantizada.

    Cala Sa Boadella en Lloret de Mar

    ¿Es justo opinar de un lugar sin tener la imagen completa? La foto que nos llega de Lloret de Mar a través de los medios de comunicación siempre suele estar relacionada con el ocio nocturno, pero es un destino con variadas posibilidades para los que viajamos en familia y también tiene rinconcitos muy especiales. Por ejemplo, sus caminos de ronda, els Jardins de Santa Clotilde o la modernista Iglesia de Sant Romà. La localidad tiene muchísimos kilómetros de playas entre las que destaca la deliciosa Cala Sa Boadella. Sólo tiene 250 metros y es prácticamente virgen. Para acceder debes dejar el coche en la carretera que sube a la ermita de Santa Cristina y recorrer un sendero de tierra de unos 200 metros.

    Cala Futadera y Cala Pola en Tossa de Mar

    Uno de los imprescindibles del sur de la Costa Brava es la pintoresca localidad de Tossa de Mar. Se trata del único pueblo medieval fortificado que queda en Cataluña junto al mar. Declarado monumento histórico artístico nacional en 1931, este municipio se hizo célebre en la década de los 50 del siglo pasado porque acogió escenas de la película Pandora y el holandés errante. La cinta contaba con Ava Gardner como protagonista y todavía se puede ver una estatua dedicada al “animal más bello del mundo” si das un paseo por la Vila Vella. Pero además de patrimonio, Tossa de Mar esconde dos calitas realmente espectaculares. Una es Cala Futadera que es totalmente virgen y a la que se accede por unas escaleras sinuosas ubicadas sobre la roca. Aunque no son peligrosas es mejor estar en buen estado de forma. La otra perla de Tossa de Mar es Cala Pola con aguas que nada tienen que envidiar al Caribe.

    Tossa del Mar

    Cala del Senyor Ramon en Santa Cristina d’Aro

    Al sur de la comarca del Baix Empordà se encuentra la pequeña localidad de Santa Cristina d’Aro cuyo casco urbano curiosamente está alejado del Mediterráneo, pero que tiene un entorno envidiable donde mar y montaña se combinan a la perfección. Además de sus menhires o el monasterio cisterciense de Santa María de Solius, este municipio es famoso en toda la Costa Brava por acoger la Cala del Senyor Ramon. Tienes que acceder a ella desde la carretera que une Sant Feliu de Guixols y Tossa de Mar y desviarte cuando ves la señal con el nombre de la cala. Como la mayoría de playas de esta ruta tiene un acceso complicado, pero eso la hace más atractiva si cabe. Rodeada de acantilados tiene una extensión de arena de unos 350 metros y sus aguas color turquesa son completamente transparentes.

    Playa de Castell y Cala Estreta en Palamós

    Un poco más al norte llegamos hasta Palamós, localidad muy célebre por su gastronomía, especialmente por productos como la deliciosa gamba de Palamós. Este municipio del Baix Empordà tiene senderos espectaculares que corren junto a sus caminos de ronda y una historia marinera realmente apasionante. Además, cuenta con dos de las playas más bellas de la Costa Brava. La primera es la Playa de Castell integrada en un espacio de interés natural en el que puedes descansar en su fina arena dorada y a la sombra de algunos de sus preciosos pinares. Desde el camino de esta playa puedes llegar a la maravillosa Cala Estreta. Sus aguas cristalinas con fondo de arena y piedras le dan un aspecto de piscina natural que invita al baño. Además está rodeada de preciosos acantilados cubiertos de pinos.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    Aiguablava, Sa Tuna y Aiguafreda en Begur

    Seguimos en el Baix Empordà para visitar una de las localidades más fascinantes de la Costa Brava, gracias a sus mágicas playas. Desde su castillo tienes unas vistas magníficas del litoral, incluyendo las Islas Medas o su coqueto centro histórico. Sin embargo, lo que atrae a viajeros de toda índole son sus costas. Aiguablava es un claro ejemplo de rincón perfecto para el relax gracias a sus aguas poco profundas, sus numerosos servicios y su fácil acceso pese a estar rodeada de acantilados. Sa Tuna y Aiguafreda están muy próximas entre sí. La primera es una cala maravillosa con barquitas de pescadores que forman una estampa marinera idílica. Por el camino de ronda puedes llegar a Aiguafreda y sus fantásticas formaciones rocosas.

    Playa de Sant Pere Pescador

    Nada tiene que ver la Playa de Sant Pere Pescador con el resto de las que visitaremos​​​​ en esta ruta. A diferencia de la mayoría de calas de la Costa Brava, esta playa virgen destaca por su enorme extensión y sus dunas de fina arena de poca profundidad. Es un entorno realmente especial para los amantes de los deportes náuticos, principalmente windsurf, vela, catamarán, kayak, voley playa o kitesurf. La parte más oriental de la playa forma parte del Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà.

    Playa Portdoguer y Cala Portaló en Cadaqués

    Gala y Dalí. Portlligat y el Cap de Creus. Cadaqués es uno de los vértices del denominado Triángulo Dalí gracias a la casa de Portilligat donde vivió el célebre marqués de Dalí de Púbol. Aunque por distancia está mucho más próxima a la frontera de Francia que de Barcelona, Cadaqués es uno de los imprescindibles de la Costa Brava. Además de por su valor histórico y artístico o por su encanto marinero, esta localidad del Alt Empordà esconde algunas playas fascinantes. Portdoguer o Port Alguer es de las más célebres pues está perfectamente integrada en el municipio y aparece en algunas de las obras de Dalí. Otra maravilla digna del genio es Cala Portaló producto de la influencia del Cap de Creus. Suele estar poco concurrida y está formada básicamente por piedras.

    Te aseguro que he hecho un esfuerzo titánico para seleccionar algunas de las calas y playas más bellas de la Costa Brava. Hay tanta variedad y calidad que es muy fácil dejarse alguna en el tintero. No obstante, te recomiendo encarecidamente que recorras el litoral de Girona en busca de la tuya. No te arrepentirás.

    The following two tabs change content below.
    Pau García Solbes
    Pau García Solbes es periodista y blogger de viajes. Escribe muy activamente desde hace ocho años en su bitácora elPachinko.com, uno de los blogs más populares de temática viajera en lengua hispana. También, es miembro fundador de las agrupaciones de blogs de viajes Travel Inspirers y Travel with Kids Blogs. Además, es co-autor del libro Viajar con niños, el manual para preparar tus vacaciones en familia de La editorial viajera y ponente habitual en foros turísticos especializados.