El primer coche de la historia o cómo cambió la tecnología en un siglo y medio

16 enero | 2019 | Goodyear

La historia del automóvil cambió radicalmente en 1908. Hasta entonces los coches se fabricaban con cuentagotas, pese a que Karl Benz había patentado su invento en 1886 y antes de 1890 ya le habían seguido Daimler y Maybach. Pero ese año de 1908 Henry Ford comenzó a producir en cadena, un sistema que rompía radicalmente con el sistema de fabricación existente hasta entonces y el Ford ‘Modelo T’ alcanzó unas ventas que eran impensables.

El primer coche de la historia

Ya sabemos, por tanto, que el Ford ‘Modelo T’ fue el primer coche producido en serie en grandes cantidades pero, ¿cuál fue el primer coche de la historia del automóvil? En 1805 se concedía la primera patente de un vehículo a vapor, aunque hubo que esperar a que Benz registrara su coche, el primero propulsado por un motor a gasolina.

Son muchos los que le consideran el primer coche de la historia, aunque Karl Benz diseñó un modelo que sólo contaba con tres ruedas y un motor de un solo cilindro. Además tenía un timón que hacía de volante y más que asientos llevaba incorporado un sofá para que el conductor y su acompañante se encontraran cómodos.

Buena parte de la culpa del éxito de este coche la tuvo la mujer de Karl Benz, Bertha, que en 1888 hizo un viaje de 80 kilómetros en ese vehículo que no estuvieron exentos de problemas, pero que consiguió solventar para llegar a su destino y demostrar que la automoción había llegado para quedarse.

Fabricación de neumáticos Goodyear

 

El primer coche de la historia fabricado en serie

Sin embargo, hasta que llegó el Ford ‘Modelo T’ al que Goodyear le montó sus neumáticos, pasaron más de 20 años, demasiado tiempo. Por eso tiene tanta importancia la decisión de Henry Ford de fabricar en cadena y conseguir el primer coche con un precio competitivo, ahorrando mucho dinero sobre sus predecesores.

Para fabricar el ‘Modelo T’, Henry Ford ideó un sistema en el que se han basado los fabricantes desde entonces: cada trabajador se especializaba en una pieza o en un punto del ensamblaje, de tal manera que no había que reunir a los trabajadores para ir montando los vehículos uno a uno.

Ford diseñó las primeras líneas de montaje para que los coches fueran atravesando la fábrica y cada trabajador hacía la parte que le correspondía, reduciendo drásticamente los plazos para construir el coche completamente. Como curiosidad, los primeros coches que salieron de la factoría Ford fueron para los propios empleados. Con los beneficios logrados, Henry Ford montó otras fábricas de coches por todo el país.

 

Acostumbrados a hacer historia

Y es que hacer historia es algo a lo que Goodyear se ha acostumbrado a lo largo de su más de un centenar de años de existencia. Al igual que fue el proveedor de neumáticos del primer coche fabricado en serie, también fue el primer fabricante en enviar sus neumáticos a pisar la luna, un hito en la historia de la humanidad. Algo que se ha conseguido gracias a la evolución de la tecnología y la constante evolución de un fabricante que siempre mira un poco más allá.

La tecnología utilizada en Goodyear ha permitido ir acumulando hitos a lo largo de su historia y conseguir avances que años atrás parecían increíbles, como reducir los niveles de ruido en los coches gracias a la tecnología específica para neumáticos SoundComfort, o poder seguir en la carretera pese a sufrir un pinchazo. Los neumáticos RunOnFlat permiten continuar viaje a una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora sin tener que cambiar la rueda.

Buena parte de esos adelantos han llegado gracias a la investigación y la experimentación y uno de los mejores bancos de pruebas ha sido la Fórmula 1. Goodyear fue el primer fabricante de neumáticos que alcanzó las 350 victorias en el Gran Circo y todo lo aprendido en el deporte de máximo nivel lo ha podido trasladar después a la fabricación en serie, dotando a los vehículos de calle de la máxima calidad.

Ya sabes cuál fue el primer coche de la historia y cómo ha evolucionado la tecnología, tanto en los vehículos como en los neumáticos que montan. Lo mejor de todo es lo que aún está por llegar: neumáticos esfera, coches autónomos, los coches del futuro

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan