¡Próxima parada: Praia de Augas Santas, Ribadeo!

Esta maravillosa playa, parada obligada para quienes planean pasar por la costa gallega este verano, se encuentra a unos 10 km del centro de Ribadeo, en la provincia de Lugo. Su nombre original es Praia de Augas Santas, si bien es conocida mundialmente como la Playa de las Catedrales debido a sus acantilados, de más de 32 metros de altura, que con la erosión del viento y el mar sobre la roca, han formado unos impresionantes arcos y bóvedas que se asemejan considerablemente a las catedrales góticas.

Aunque lo más curioso de esta playa es ver cómo cambia su paisaje cuando sube y baja la marea, y es que sus 1.400 metros de playa solo pueden recorrerse con la marea baja, algo que sólo ocurre dos veces al día. Y es en aquel momento cuando los turistas y excursionistas aprovechan para explorar la zona y conocer las galerías rocosas, las gritas y socavones que caracterizan este sorprendente paisaje. Por eso, si tienes planeado ir a verla, ¡es muy importante que mires previamente el estado de las mareas! Más que nada para que puedas disfrutar por completo del panorama.

Además, para divisar los puntos más interesantes de la costa, se ha instalado una pasarela de madera que permite disfrutar de un paraje inigualable con numerosas formas, colores y una abundante y variada vegetación y fauna.

playa catedrales

En lo que respecta a sus características, es una playa de blanca arena fina al igual que muchas de las playas de la costa gallega, y a pesar de que en los últimos años ha aumentado bastante la afluencia de gente, sigue conservando año tras año el galardón de Bandera Azul y la Q de calidad turística que avalan a este monumento natural. Incluida en distintas ediciones y ránquines como una de las mejores playas del mundo, ha obtenido 2014 el Travellers’ Choice TM de Tripadvisor, a nivel nacional (2º puesto), a nivel europeo (4º puesto) y a nivel mundial (15º puesto).

Así que ya sabes… ¡No dejes pasar otro verano más sin hacer una pequeña excursión! Descubre este impresionante paraje natural, en las proximidades de Ribadeo, donde las verdes laderas gallegas se transforman en infranqueables acantilados… y quédate sin respiración.