Qué hacer con niños en Sevilla, un destino especial

Hemos recopilado los mejores planes para conocer y disfrutar de la ciudad de Sevilla en familia, ¡entra y conócelos!

A orillas del  Guadalquivir, Sevilla tiene un color y sabor especial, no sólo en Semana Santa, pero también mucho encanto y numerosas posibilidades de ocio para los que tenéis pensado viajar con niños. Y es que dentro de Sevilla hay muchas “sevillas” y nada mejor que conocerla a través de la mirada de un niño. Si tenéis planeado una escapada a la capital hispalense, os descubrimos los mejores planes en familia para que podáis sacarle el máximo partido.

Museos y monumentos en familia

Sevilla es uno de los destinos familiares más completos de España y buena cuenta de ello lo da su oferta cultural. La Casa de la Ciencia incluye una exposición especial para los más pequeños. A través de la experimentación y el juego pueden conocer un poco más sobre geología y biología. Cada fin de semana, el Planetario de la Casa de la Ciencia proyecta una adaptación astronómica de Caperucita Roja y de Don Quijote. ¡Una original manera de adentrarse en el universo del cosmos!

El museo de Arte de Sevilla también tiene visitas infantiles. Superangelote y Fray Pedrito les enseñarán un poco más sobre la pintura barroca andaluza y los genios sevillanos, como Zurbarán.

El Real Alcázar es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. La asociación de guías turísticos ofrece rutas guiadas y adaptadas al público infantil por el recinto y sus enormes jardines. La catedral de Sevilla y la Giralda también tienen rutas específicas para niños. Se lo pasarán en grande subiendo la rampa que lleva al campanario de la Giralda o descubriendo los secretos que guardan las vidrieras de la catedral.

Planes en Sevilla

Parques, acuarios ¡y diversión! 

El Acuario de Sevilla es una visita más que obligada para los que viajáis en familia. Tiene más de 35 tanques, en los que viven cientos de especies marinas con ejemplares de todo el mundo, y las piscinas de tiburones más grandes de Europa. Es una visita sensorial para los pequeños porque pueden tocar los erizos de mar o las estrellas. La actividad estrella es pasar la noche con tiburones, que os permitirá acampar en el acuario y dormir en compañía de estos particulares inquilinos.

¿Qué me decís de conocer la ciudad desde una seta gigante? El Metropol Parasol, más conocida como las setas de Sevilla, es la estructura de madera con mayor tamaño del mundo. Desde su mirador podéis ver cómo Sevilla se queda pequeña. Tiene cinco plantas en las que hay pequeños mercados, un parque infantil y bares con un ambiente familiar muy agradable.

Isla Mágica, muy cerca del centro histórico, es el parque temático más popular de la capital hispalense. Se organiza en áreas temáticas y, por supuesto, tiene una zona dedicada a los más pequeños: Agua Mágica. Está repleta de toboganes, piscinas con divertidas y emocionantes olas y hasta un río. ¡Un plan perfecto para refrescarse en los días calurosos!

Seguimos refrescándonos con un agradable paseo en barca por la plaza de España, una de las más importantes de Sevilla. Al finalizar el paseo podéis acercaros al parque de María Luisa, donde los pequeños podrán corretear a sus anchas, dar de comer a las palomas o jugar en los columpios.

Planes en Sevilla

Excursiones divertidas ¡para disfrutar en familia! 

En los alrededores de la capital hispalense se encuentra Mundo Park, un enorme zoo en el que viven más de 100 especies diferentes de todo el mundo. Además, está dentro de un jardín botánico, repleto de palmeras, cactus, nenúfares y otras especies botánicas.

El conjunto arqueológico de Itálica conserva los restos de una antigua ciudad romana. Ofrece visitas guiadas adaptadas a los niños con las se divertirán y podrán conocer los secretos que guardaba la antigua Itálica.

No sólo Sevilla tiene mucho que ofrecer para tu próximo viaje en familia, Andalucía es una comunidad llena de encanto para los más pequeños.