Qué ver en Barcelona: guía para disfrutar de El Raval

Mochileando por el mundo nos enseña una pequeña guía para disfrutar del Raval, donde podrás conocer los mejores lugares de este céntrico barrio.

Más céntrico imposible, el Raval, aquel barrio que nace y crece a la izquierda de la Rambla, ha sido considerado durante años como una de las peores zonas de la ciudad condal. Todavía en nuestros días hay algún escéptico que evita, cuando es posible, cruzar este laberinto de callejuelas. Sin embargo es innegable que con el pasar de los años su fama ha ido recuperándose y muy merecidamente.

El Raval es el alma rebelde de Barcelona, el barrio con más densidad de colores, culturas y sorpresas por metro cuadrado. ¿Listo para descubrir su identikit?

Ravaleando: un recorrido. Comenzamos la ruta en el Palau Güell, uno de los iconos modernistas de Gaudí y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, antes de seguir hacia el monasterio benedictino de San Pablo al Campo, un precioso edificio románico, de los más bonitos de Barcelona de este estilo. Es el turno de pasear por la Rambla del Raval, la artería principal del barrio. Aquí es imprescindible sacarse un selfie con el Gato de Botero, una escultura del artista colombiano que vuelve locos a grandes y pequeños: el gato de bronce es gordito, con unos bigotillos bien definidos y larga cola. ¡Un amor!

Ravaleando

La próxima parada será la callejuela Carrer de la Riera Baixa, llena de tiendas vintage donde es fácil encontrar algún chollo. Tras llegar al Carrer del Carme giraremos a la derecha y seguiremos hasta el mercado más famoso de Barcelona: la Boqueria. La mejor idea es perderse entre sus coloridos puestos de frutas, verduras, carnes y pescados. No olvides comprar un batido de fruta, pero guárdalo para disfrutarlo en los cercanos jardines de Rubió i Lluch, un oasis de paz dentro de la locura del barrio.

Antes de seguir ravaleando lo ideal es comer algo (¡nada de spoilers, ya descubriréis donde ir en el siguiente apartado!) para recuperar energías. Y nada mejor que hacerlo en el mítico Carrer de Joaquin Costa, con sus restaurantes y arte urbano. A continuación tenemos una cita con el Macba, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, curioso tanto por dentro como por fuera: si en sus pasillos nos maravillaremos con obras de arte modernas, en su plaza disfrutaremos del espectáculo de los  skateboarders, que llenan de vida este rinconcito de la ciudad..

El cercano Pati Manning, un antiguo claustro que ahora es sede del Centre d’Estudis i Recursos Culturals, merece un vistazo antes de seguir hacia el Carrer dels Tallers, una de mis calles favoritas, repletita de tiendas de ropa de segunda mano, discos y merchandising gótico. Desde aquí nos dirigiremos a la bonita Plaça Vincenç Martorell y seguiremos por el Carrer del Bonsuccés hasta la esquina con la Farmacia Nadal, que cuenta con una de las fachadas más bonitas de las Ramblas. Una autentica joya.

Recorrido por El Raval

Dónde comer. Las ofertas abundan entre las terrazas del Raval, aunque no puedo dejar de recomendarte 2 lugares:

Bismillah Raval, donde podrás probar uno de los kebabs más ricos de Barcelona (y con pan de pita hecho en horno tandoori). Además preparan platos de arroz con curry para chuparse los dedos. (5€). Dónde: Carrer de Joaquín Costa, 22.

Bun Bo Vietnam, si la comida asiática es tu pasión teletranspórtate a una calle de Hanoi mientras disfrutas de un pho bo (7.95€) o del plato degustación con wontons, nems, bombas de cerdo y rollitos (8.55€). Para beber nada mejor que un mojito de fresa (3.50€)… no es muy vietnamita que se diga, pero delicioso es un rato!. Dónde: Carrer dels Àngels, 6.

Dónde dormir. Una muy buena opción es el Barceló Raval (a partir de 119€) que cuenta con buena localización, habitaciones cómodas, modernas y espaciosas y sobre todo con una de las terrazas panorámicas de 360° más chulas de la ciudad: darte un chapuzón en su piscina mientras disfrutas de las vistas de Barcelona es algo que no olvidarás.

Consejo: no te pierdas el brunch (25€) que organizan los domingos, uno de los más completos y sabrosos de la ciudad. Hay opciones dulces (tartas, crepes, pastelitos, bollería…) y saladas (huevos, bacon, ensaladas, sopas…). Dónde: Rambla del Raval 17-21.

Queda mucho por descubrir pero si te lo contamos todo… no hay sorpresas! Así que ya sabes: ¡a ravalear se ha dicho!

The following two tabs change content below.
Letizia Cassetta
Viajes, gastronomía y arte son las grandes pasiones de esta italiana que se ha sentido minúscula contemplando el amanecer en Birmania, ha viajado en un bus con una cabra en el techo en Filipinas, se ha bañado bajo la vía láctea en Nueva Zelanda y… mejor descubre más aventuras en su blog: www.mochileandoporelmundo.com. Su lema: si muchos sueñan lo mismo que tú, ¡sueña más fuerte!