Qué ver en Bilbao: ideas para aprovechar al máximo una escapada de fin de semana

1 abril | 2016 | Goodyear

Bilbao ha cambiado mucho con los años, y ha cogido lo mejor de una ciudad cosmopolita combinado con exitosamente la cultura vasca tradicional. Bilbao tiene mucho que ofrecer, y si te decides a hacer una escapada al corazón del País Vasco, te sorprenderás con todo lo que puedes hacer.

Aquí tienes un plan perfecto para escaparte a Bilbao un fin de semana, sacarle todo el jugo y disfrutar al máximo de la experiencia. Desde las estrechas calles del Casco Viejo hasta la Gran Vía y el Nuevo Bilbao, no te pierdas todo lo que no puedes perderte si viajas a Bilbao.

Comienza tu visita callejenado por el Casco Viejo y disfruta de los pequeños detalles que te irás encontrando. Llega hasta el Teatro Arriaga, cuya fachada recuerda a la Ópera de París. La siguiente parada será pasar por la Biblioteca Municipal de camino a la catedral y la Plaza de Santiago. Si entras en la catedral de Bilbao, te transportarás a otros tiempos. Sal por la puerta del pórtico y dirígete hacia las famosas “Siete Calles”. Piérdete entre sus fachadas, tiendas y bares, y respira el buen ambiente de Bilbao.

Antes de atravesar la Ría, no te olvides del Mercado de la Ribera y la iglesia de San Antón. Una vez cruzada la Ría, vamos a relajarnos con una parada en la Plaza Nueva. Seguimos hacia el Ayuntamiento, cruzando por su puente hasta llegar a los jardines de Albia. Parada obligada.

Qué ver en Bilbao: ideas para aprovechar al máximo el finde

¿Qué te parece si nos vamos de pintxos?

Entra en un bar y escoge el que más te guste, hay tantos que no sabrás cuál elegir. Pide un txacolí o un zurito con el pintxo y disfruta de cada bocado. Prueba pintxos diferentes en otros bares, y con 3 o 4 ya estarás lleno. ¡Una delicia!

Después de degustar la gastronomía vasca, nada mejor que ir de compras por la Gran Vía, la arteria comercial de Bilbao. Camina hasta la Plaza Moyua donde te encontrarás con el Palacio Chavarri, el famoso Hotel Carlton, La Aurora y la Hacienda Estatal.

Para terminar el día, hemos dejado uno de los momentos más esperados de nuestro viaje para el final. Visitar el museo Guggenheim y uno de los personajes más famosos de Bilbao: su perrito floral Puppy. Si miras a tu alrededor, te darás cuenta de que estás rodeado de obras de arte. ¡No te pierdas ninguna!

¿Te has quedado con ganas de más?

¿Qué te parece descubrir Bilbao desde lo alto? Nada mejor como conocer una ciudad que a vista de pájaro. En la Plaza del Funicular, coge el Funicular de Artxanda que te dejará en el mirador que lleva el mismo nombre. Es toda una experiencia sentir Bilbao desde las alturas. Abre bien los ojos, y disfruta de cada detalle.

Si te gusta el fútbol, no puedes dejar de acercarte al nuevo San Mamés y compartir tu ilusión por este deporte con los bilbaínos, que llevan un león en su corazón.

Tampoco te puedes perder algunos de mis lugares favoritos de Bilbao: Portugalete, el Puente Colgante y Las Arenas. Perfectos para pasar una mañana de domingo soleado y con la brisa marina rozando tu piel. Pasea por el puerto y la playa, que tiene una magia especial.

Con todas estas experiencias, tienes de sobra para sacar lo máximo de tu escapada a Bilbao. Adéntrate entre sus calles y disfruta de cada minuto en la ciudad. Y si no te da tiempo a verlo todo, no te preocupes, seguro que repites.

Good Year Kilometros que cuentan