Qué ver en Las Hurdes, un paisaje detenido en el tiempo

¿Pensando qué ver en Las Hurdes? Disfruta de este paraíso que parece detenido en el tiempo. ¡Arranca, que nos vamos!

Si buscas un rincón de España en el que refugiarte de las multitudes y disfrutar la Naturaleza, lo vas a encontrar a pocas horas en coche de Madrid, en la Comarca de las Hurdes (en Cáceres ya conocemos el espectacular Valle del Jerte y hemos descubierto el otoño en la comarca de Villuercas). Casas tradicionales de pizarra, miradores que quitan la respiración y una gastronomía no apta para dietas, te están esperando.

    En una maravillosa ironía, fue el aislamiento tradicional que marcó la geografía física (casi inalterada) y la social (economía de subsistencia), lo que ha permitido que hoy, con mejores carreteras y comunicaciones, se pueda recomendar a Las Hurdes como un destino ideal para desconectar en plena naturaleza.

    Meandro Melero

    Naturaleza: paisajes salvajes para disfrutar en Las Hurdes

    Soy de Asturias pero no soy inmune a los paisajes verdes y montañosos, las rutas de senderismo y humildemente confieso mi sorpresa cuando descubrí los de las Hurdes y la realidad de lo que significa un apodo de la comarca, el ser “un mar de sierras”. En primer lugar, el verde brota por doquier, pero también lo hacen las coloridas flores. Si a lo lejos podemos divisar bosques de encinas, junto al camino la mirada se posa en brezos y jaras, entre otras especies, algunas de ellas medicinales o alimenticias.

    También se posa en esas flores la abeja, uno de los animales más laboriosos, más humildes y productora de miel, uno de los tesoros que ayudó a sobrevivir a la gente de Las Hurdes y del que hoy exportan orgullosamente cientos de toneladas de alta calidad.

    Me llama la atención, como os pasará a vosotros, que la tierra aquí es tan retorcida que hasta los ríos han de recorrerla serpenteando, construyendo de manera natural preciosos meandros como los que se pueden contemplar desde el Mirador del Gasco. No es de extrañar entonces que las piscinas fluviales sean el alivio local frente a las altas temperaturas en los meses de verano.

    Otros dos miradores que debéis visitar son el de Las Carrascas y la Sierra de la Corredera, sobre valles fluviales y frente a montañas. Si además quieres disfrutar de la vista de buitres leonados, el Mirador del Chorro de Los Ángeles, cerca de las ruinas de un monasterio, es el punto al que has de subir. Nunca anticipes que en Las Hurdes le dedicarás suficiente tiempo a perderte en el horizonte.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

    Arquitectura tradicional en la comarca de Las Hurdes: las casas de pizarra

    Pocos sitios hay, y suelen ser extremos como la aridez del desierto o las bajas temperaturas de zonas nevadas, donde el hombre más ha luchado por adaptarse y vencer al entorno. En la comarca de las Hurdes, las casas se adaptan al terreno de principio a fin. Por un lado, los materiales son piedra y pizarras arrancados del sitio donde se edifican o sus inmediaciones. Por otro lado, las construcciones en llano son infrecuentes, hay que edificar en los laterales de las colinas, muchas veces usándolas como pared natural.

    Eran casas pequeñas donde convivían animales y humanos, se compartían estancias y se pasaba el escaso tiempo que no se dedicaba a las labores del campo. Con pequeñas puertas, casi inexistentes ventanas, el paso del tiempo, el azote del clima y las nuevas construcciones de ladrillo para sustituirlas, ya no son tan comunes como antaño pero aún se pueden encontrar casas típicas de las Hurdes en pie. Abandonadas unas, usadas como almacén otras y recuperada alguna de ellas, si queréis pasear por calles de casas tradicionales de Las Hurdes, las mejor conservadas se encuentran en Ovejuela, Avellanar, Fragosa, El Gasco, Martilandrán, Asegur, Aceitunilla, Riomalo de Arriba y Ladrillar.

    Si queréis ver una relativamente opulenta casa tradicional de las Hurdes por dentro, existe un Centro de Interpretación de la Casa Hurdana en El Gasco (concertar cita previa en el Ayuntamiento de Nuñomoral) donde se puede acceder a la reconstrucción de una de ellas.

    Gastronomía de Las Hurdes

    Gastronomía: de la necesidad a la innovación

    El apetito se abre rápido cuando uno pasea entre las casas tradicionales de pizarra y por los senderos de las Hurdes. Tranquilos, hay varios restaurantes que se encuentran cerca de esos puntos de interés donde podréis descansar vuestras piernas y alegraros el estómago con platos tradicionales.

    Además de redescubrir el sabor del buen cabrito, aprenderéis pronto lo que es una típica ensalada de limón (una base de naranja sobre la que hay huevo y chorizo), unas patatas meneás (un puré de patatas con trozos de cerdo), unos rebujones (tripa con callos), el matajambre (un postre de tipo buñuelo) o los socochones (castañas con leche).

    En el Hotel Puente y en el Restaurante El Castúo (Pinofranqueado), el Hotel Rural Los Ángeles (Vegas de Coria) y el Restaurante El Abuelo (Caminomorisco) podréis disfrutar como yo de esos platos tradicionales.
    Y si, como yo, os queréis sorprender en Las Hurdes con algo que se aparta de lo tradicional, acercaos a La Posada del Casar (Casar de Palomero) y, especialmente, al Restaurante La Meancera (El Gasco).

    Esas sorpresas gastronómicas serán un bienvenido broche de oro a la sorpresa que es, casi 100 años después de la película de Buñuel, una comarca de Las Hurdes que, pese a haberse modernizado, es un tesoro para el visitante.

    The following two tabs change content below.
    José R. Pérez
    Desde el año 2008, tras un viaje de 12 meses recorriendo Asia y Oceanía, soy uno de los cuatro editores (y además amigos) de Viajablog, uno de los blogs independientes de viaje más populares en habla hispana. Con varios viajes de más de 6 meses a nuestras espaldas y una media de un viaje cada 15 días, escribimos información práctica y experiencias sobre destinos tan dispares como los Carnavales de Frankfurt, las mejores vistas de Barcelona, cómo preparar la mochila para viajar con Ryanair o consejos para visitar Myanmar. Viajablog es miembro fundador (2012) de Travel Inspirers.