Qué ver en Menorca: descubre lo mejor de la isla con esta ruta

Descubre con Avistu y Goodyear una de las rutas más espectaculares de las islas Baleares: Menorca. ¡Buen viaje!

Menorca tiene calas que parecen transportadas directamente desde el Caribe y varios faros que ya no sólo guían a los marineros a buen puerto, sino que son el fondo perfecto para una postal y, por lo tanto, son un destino para los turistas. Sin embargo, Menorca no cierra con esas dos categorías todo lo que puede ofrecer al viajero.

En Menorca, y sin ir muy lejos, podemos encontrar pueblos con encanto y rincones, incluso en sus dos principales ciudades, que nos harán relajar el paso y perder toda la prisa que pudiéramos tener. Desde Mahón, donde se encuentra el aeropuerto de la isla, esta es una pequeña ruta circular por Menorca, visitando pueblos con encanto que nos puede tener entretenidos desde dos días hasta una semana, dependiendo de cuanto tiempo de vacaciones tengamos.

    Mahón. Probablemente hemos llegado a Menorca en avión, así que de camino a Mahón, después de sortear un buen número de glorietas, se nos antojará como una pequeña gran ciudad. Nada más lejos de la realidad porque apenas hay 30.000 personas aquí censadas, aunque en temporada alta ese número se multiplica, además de las visitas que no pernoctan, pues en su puerto atracan cruceros. Pero el puerto (uno de los mejores y más largos del mundo, con 5 km), y Mahón, no se masifican. El Mercat de Peix (Mercado de Pescado) no es la Boquería en Barcelona pero bien merece una visita. Muy cerca de él se encuentran varios miradores, a veces casi pequeñas terrazas, desde donde contemplar el trasiego de veleros hacia mar abierto. Y también tenemos callejones, frescos y tranquilos, que por la parte vieja nos liberan del bullicio de las calles más comerciales.

    Es Castell. Con una historia reciente que arranca con su fundación por los británicos (no olvidemos que Menorca fue intermitentemente conquistada por esta potencia), Es Castell (o Villacarlos) tiene el privilegio de ser el pueblo de España donde primero amanece. Y si queremos ser los primeros en verlo, Cales Fonts es el lugar adecuado. Pero si se os han pegado las sabanas, esta pequeña cala es un refugio donde atracan sus propietarios el llaüt, la embarcación tradicional de pesca de las baleares. Pasead por el pequeño puerto, admirad la sencillez de estos barcos y tomaos un aperitivo en alguna de sus terrazas.

    San Luis. San Luís es una doble excepción a los pueblos que podemos encontrar en Menorca. Por un lado, es uno de los más jóvenes de la isla, pues sólo data de finales del siglo XVIII. Por otro lado, fue fundado por los franceses, la otra potencia militar de la época que, aunque tuvo poco tiempo la posesión de las tierras menorquinas, dejó como legado un trazado de líneas rectas con calles perpendiculares a las principales.

    Binibeca Vell. Parece un decorado, casi una recreación para turistas pero Binibeca Vell está habitado aunque su antigüedad sólo se remonte a 1972. Casas blancas de pescadores en torno a una pequeña cala, callejuelas estrechas como sus edificios y su pequeña iglesia, a tono con lo que la rodea. Recomendable ir en temporada media o al principio o final de la alta para que la sensación de pasear en soledad entre tanto muro encalado sea más profunda.

    Alaior. Aunque lo parezca, no es un castillo lo que domina, desde lo alto de una colina, a la población de Alaior. Es la robusta y monumental Iglesia de Santa Eulalia que, construida en épocas de invasiones y saqueos, serviría como refugio en caso de ataque. A sus pies, un callejones para perderse, pequeñas plazas y un encantador casco antiguo que no hace pensar en Alaior como la tercera ciudad más grande de Menorca.

    Ruta por Menorca

    Mercadal. Si hay un punto interior en la isla, ese es Mercadal, situado en el centro geográfico de Menorca. Este pequeño pueblo destaca también por estar a los pies de la montaña más alta de la isla, Monte Toro, desde donde que hay unas vistas excepcionales en días de buena visibilidad. Además, en su cumbre se encuentra el pequeño Santuario de la Vírgen del Toro, de especial devoción por ser la patrona de la isla de Menorca.

    Ciudadela. ¿Quién iba a decir que la segunda ciudad más grande de Menorca iba a estar en esta lista? Pues no os equivoquéis, porque Ciudadela tiene un precioso casco antiguo, con Catedral, por supuesto. El bonus está en uno de los laterales de la Plaza del Born, y es la cuesta de bajada a su Paseo del Muelle, con cala incluida, y una marina llena de barquitos.

    Fornells. Una bahía que resguarda a un puerto de pescadores al norte de Menorca, esa sería la descripción corta de Fornells. Aguas azules, llaüts blancos y casas níveas, esas serían las expectativas cumplidas de quien visite Fornells.

    Si tienes unos días para disfrutar Menorca, encuentra tiempo para acercarte a pasear por alguno de estos pueblos con encanto. No sólo estarás aprovechando bien el tiempo sino que además es muy probable que cerca de alguno de ellos encuentres la cala perfecta para disfrutar del sol y del Mediterráneo..

     

     

     

    The following two tabs change content below.
    José R. Pérez
    Desde el año 2008, tras un viaje de 12 meses recorriendo Asia y Oceanía, soy uno de los cuatro editores (y además amigos) de Viajablog, uno de los blogs independientes de viaje más populares en habla hispana. Con varios viajes de más de 6 meses a nuestras espaldas y una media de un viaje cada 15 días, escribimos información práctica y experiencias sobre destinos tan dispares como los Carnavales de Frankfurt, las mejores vistas de Barcelona, cómo preparar la mochila para viajar con Ryanair o consejos para visitar Myanmar. Viajablog es miembro fundador (2012) de Travel Inspirers.