Qué ver en Palencia: ideas para disfrutar tu visita

23 septiembre | 2019 | Goodyear

¿Palencia? Sí, Palencia. Muchos estaréis pensando “pero si no hay tanto qué ver en Palencia”. ¿Qué no? ¡Anda que no! Si le han puesto el apodo de la bella desconocida a ella y a su catedral será por algo. En Goodyear repaamos todos los rincones que no os podéis perder en la ciudad palentina. Haz la maleta, revisa tu coche, sube el volumen y vete apuntando los lugares más destacados porque nos vamos de ruta por Palencia.

Una de las grandes ventajas que descubriremos en la visita a Palencia es que todo está cerca. No tienes que preocuparte por buscar sitios para aparcar o por llegar hasta el centro desde las afueras. La urbe sobrepasa ligeramente los 80.000 habitantes así que es muy cómoda para recorrer a pie. Puedes dejar tu coche en alguno de los barrios más periféricos y moverte desde allí para empezar a conocer la ciudad, que se encuentra a la orilla del río Carrión.

De ruta por Palencia

Nuestra recomendación es que empieces tu recorrido por la arteria principal: la calle Mayor. Se trata de una calle de unos 900 metros en los que puedes encontrar todo tipo de comercios, restaurantes, establecimientos de diversa índole y cafeterías y por la que pasean todos los palentinos y palentinas. Es una de las vías más transitadas, con sus soportales y sus edificios civiles como testigos del paso del tiempo. Desde aquí debes dirigirte a otro de los sitios imprescindibles en tu visita a Palencia, la Plaza Mayor.

Esta plaza sirve como epicentro de la ciudad y merece que le dediques unos minutos para pasear por su zona porticada, te tomes un café/cerveza en alguna de sus terrazas y observes el edificio del Ayuntamiento de Palencia y la estatua central, en honor del escultor palentino Alonso Berruguete. Y es que en esta ciudad, como irás observando, les encantan las estatuas. Está el monumento al maestro, pegado a la catedral, la escultura de la aguadora, la de los cofrades, la conocida popularmente como “la gorda”, en la calle Mayor, y un largo etcétera que irás descubriendo por sus calles.

El siguiente paso en nuestro recorrido es la Catedral de San Antolín. Ella fue la primera en obtener el sobrenombre de la bella desconocida que se ha extendido a la ciudad. Se trata de un gran edificio en el que predomina el gótico y que alberga obras de grandes artistas españoles como El Greco o Berruguete. Bajo ella se puede visitar la cripta de San Antolín, señal del templo visigótico que hubo anteriormente, y que además es el patrono de Palencia. En su honor se celebran las fiestas grandes, a principios del mes de septiembre.

Catedral de Palencia

Paseando entre iglesias y parques

Otro de los grandes atractivos que descubrir en Palencia es la gran cantidad de edificios religiosos que hay. No te puedes perder la iglesia de San Miguel, con su peculiar torre defensiva que le ha valido el reconocimiento como Monumento Nacional, y en la que dicen que se celebró la boda entre El Cid Campeador y su amada Doña Jimena. Otros emblemas de la arquitectura religiosa son el Convento de las Claras, la iglesia de San Lázaro, la de San Pablo o la iglesia de San Francisco, que fue sede de las Cortes Generales en el siglo XIV y residencia real. A 200 metros se encuentra otro de los emblemas arquitectónicos (en este caso, civil) de la ciudad: el modernista Palacio de la Diputación.

¿Con ganas de más? Pues aún queda más por ver en Palencia. Si te gustan los espacios verdes, acércate al parque Sotillo cruzando el Puentecillas, considerado el puente más antiguo sobre el río Carrión, y camina hacia el parque Dos Aguas, también en la otra orilla. Entre ambos podrás ver la Dársena del Canal de Castilla. Para volver a la ciudad, utiliza el Puente Mayor o el Puente de Hierro.

Si te has quedado con ganas de más y te sobra algo de tiempo, hay una parada muy cerca de la urbe que merece la pena. Hablamos el famoso Cristo del Otero, una enorme escultura obra de Victorio Macho de 1930 con vistas impresionantes. Se considera una de las estatuas religiosas más altas del mundo y muchos la comparan con el Cristo do Corcovado de Río de Janeiro. A sus pies se erigen una ermita y un centro de visitantes que cuenta toda la historia del lugar y del escultor palentino.

Plaza Mayor de Palencia

A la rica gastronomía palentina

Después de tanto pasear y callejear es necesario reponer fuerzas en alguno de los numerosos restaurantes que encontrarás por el centro. La gastronomía de Palencia ofrece una gran variedad de platos típicos que no puedes dejar de probar y que hacen todavía más apetecible esta escapada. Para empezar por un buen entrante puedes probar la cecina de Villarramiel, elaborado con carne de caballo y considerada una de las más sabrosas del país. Es la primera carne de equino de España que recibe el aval de Marca de Garantía.

También puedes optar por la menestra palentina, un delicioso variado de verduras de temporada (algunas de ellas rebozadas) acompañado de ajo, cebolla, magro de ternera y taquitos de jamón. Para un buen plato de cuchara opta por legumbres de la zona como las alubias de Saldaña o las lentejas pardinas de la Tierra de Campos. Si eres carnívoro, el lechazo churro puede ser muy buena opción pero también hay buena variedad de caza como la liebre o los tradicionales palominos bravíos.

Los golosos también están de suerte porque hay una gran variedad de dulces que han llegado de toda la provincia. De postre no pueden faltar los típicos socorritos, el brazo de San Lorenzo, las ciegas de Saldaña o la torta de Palencia. ¡Te chuparás los dedos!

Seguro que después de leer todo esto te han entrado las ganas de hacer una escapada de otoño. Si te gusta la bici, puedes disfrutar de rutas de cicloturismo o de rutas de bicicleta de montaña en las inmediaciones. Y si eres más de planes culturales, apúntate a hacer la impresionante ruta del románico de Castilla y León. Elijas lo que elijas, será el plan perfecto para acabar tu escapada a Palencia.

Good Year

Si quieres saber más de motor, rutas en coche, viajes y planes, déjanos tu e-mail y te mantendremos informado de toda la actualidad

¡Prepárate para tu siguiente aventura con GoodYear!

Good Year Kilometros que cuentan